Cansancio y sueño en el embarazo: ¿por qué siento que me duermo de pie?

Cansancio y sueño en el embarazo: ¿por qué siento que me duermo de pie?
Sin comentarios

Uno de los primeros signos del embarazo es el cansancio generalizado y las ganas de dormir a todas horas. Incluso, este síntoma es por el que algunas mujeres sospechan que están embarazadas antes de confirmarlo con un test, pues se sienten anormalmente fatigadas y con mucho sueño.

El cansancio y el sueño durante el embarazo suelen ser una de las molestias que aparecen en el primer trimestre y de las más comunes, por lo que hoy hablamos de ellos y compartimos algunos consejos para sobrellevarlos mejor.

¿Por qué me siento tan cansada en el embarazo?

La respuesta corta sería que es porque estás gestando un ser humano. Y aunque podemos resumirlo solo en eso, el cansancio y sueño excesivo durante esta etapa se debe a todos los cambios que están sucediendo en nuestro cuerpo.

Al inicio del primer trimestre es muy común que la mujer se sienta más somnolienta de lo normal, debido a que todos los órganos involucrados en este proceso están trabajando más de lo habitual. Por ejemplo, el corazón que trabaja al doble debido a que estamos produciendo más sangre para enviarle los nutrientes al bebé.

También al comienzo del embarazo, es cuando se forma la placenta y tiene lugar la etapa inicial del desarrollo del bebé, en la que se forman sus órganos principales, lo que consume más energía del cuerpo de la mujer.

Las hormonas desde luego también tienen su parte en todo esto de sentirse más agotada de lo usual. De hecho, se cree que la somnolencia en el embarazo es producida por el incremento en el nivel de progesterona, que trabaja activamente en las primeras semanas, preparando el útero para la implantación del óvulo fecundado.

Y si a todo esto, sumamos además otros síntomas típicos del embarazo como las náuseas y mareos que suelen aparecer en el primer trimestre, ¡es normal que el cuerpo pida más descanso!

¿Cómo sobrellevar el cansancio?

Pexels Cottonbro 4045549

Ante esta molestia lo mejor es escuchar a tu cuerpo y descansar siempre que puedas, para darle ese reposo extra que tanto necesita.

Claro que habrá situaciones en las que ese descanso no siempre pueda lograrse, como cuando trabajas o si no es tu primer embarazo, pues en ese caso tenemos a un niño (o dos, tres o cuatro) a quien cuidar.

Algunas de las cosas que puedes hacer para sobrellevar el cansancio y somnolencia en el embarazo son las siguientes:

  • Encuentra huecos a lo largo del día para relajarte un poco, o si es posible, para tomar una siesta aunque sea corta. Algunos ejemplos puede ser: después de comer, por la tarde o antes de la cena.
  • Trata de dormir más horas. Por las noches, intenta ir a la cama más temprano de lo habitual y en las mañanas, si es posible, levántate un poquito más tarde. Si en la semana no puedes hacer esto, intenta aprovechar el fin de semana.
  • La alimentación es clave, tanto para recuperar energía como para descansar mejor por las noches. Es importante llevar una dieta equilibrada con alimentos ricos en nutrientes y vitaminas como ácido fólico, hierro, calcio y yodo. Una dieta que aporte vitalidad debe ser a base de verduras, frutas, cereales, lácteos y legumbres.
  • El ejercicio también es fundamental. Cuando te mantienes activa y haces ejercicio en el embarazo, se elevan tus niveles de energía. Puedes optar por actividades que no supongan un sobreesfuerzo y sean fáciles de hacer, como una caminata diaria de media hora.
  • Si bien no es necesario que dejes de hacer tus actividades cotidianas (que a muchas mujeres ayuda a sobrellevar el cansancio el mantenerse activas), no es momento para querer hacerlo todo. Si tu ritmo de trabajo es frenético y demandante, trata de reducir las horas e intensidad.
  • En caso de que no sea tu primer hijo pide ayuda. A tu pareja, familiares o amigos, para que puedan cuidar de tu hijo o hijos mientras tú tomas un muy merecido descanso.
  • Aprende a escuchar a tu cuerpo y atender sus necesidades. Recuerda que ya no eres tú sola, ahora se trata de a salud de ambos, tuya y de tu bebé.

Si el cansancio no disminuye después del primer trimestre

Por lo regular, en el segundo trimestre volvemos a recuperar esa energía que habíamos perdido, pero también es posible que el cansancio vuelva a aparecer durante el tercer y último trimestre, pues es cuando el cuerpo hace un gran esfuerzo por continuar cubriendo las necesidades del bebé, además de cargar con el peso extra de la barriga.

También habremos de tomar en cuenta que en este último tirón ya no es tan sencillo dormir cómodamente y es posible que esas noches de sueño se vean interrumpidas, especialmente si tenemos más niños pequeños en casa.

En algunos casos los médicos recetan un complejo vitamínico, para cubrir esa necesidad extra de vitaminas y minerales del cuerpo durante el embarazo. Si te sientes muy cansada y no tomas uno de estos suplementos, coméntalo con tu médico.

Por último, si notas un cansancio excesivo, sufres desmayos, muchos vómitos y mareos frecuentes o palidez, debes consultarlo con tu médico pues podría ser algo más que simple cansancio y tratarse de otra enfermedad, como anemia o algún trastorno que requiera tratamiento.

Fotos | Pexels
En Bebés y más | ¿Cuál es la mejor posición para dormir en el embarazo?

Temas
Inicio