Compartir
Publicidad
Publicidad
Nueve cambios que (casi con toda seguridad) notarás en el embarazo
Embarazo

Nueve cambios que (casi con toda seguridad) notarás en el embarazo

Publicidad
Publicidad

De ningún modo estamos enfermas y para algunas mujeres, en cambio, el embarazo es una etapa de lo más normal en su vida. Pero de lo que pocas mujeres se libran es de apreciar estos nueve cambios en el embarazo. Algunos más deseables que otros, nuestro organismo se revoluciona y la hormona del embarazo junto a todo un proceso de preparación para recibir al bebé transforman no solo nuestro cuerpo, también nuestra manera de sentir y pensar.

La mayoría de cambios casi "garantizados" a lo largo de la gestación son físicos, pero también hay emociones que probablemente sientas, nuevas y desconocidas, a veces muy ilusionantes, aunque no siempre agradables. Y tú, ¿has sentido o estás notando estos nueve cambios en el embarazo?

Cambios en el sueño

Uno de los primeros síntomas de embarazo y que durará al menos todo el primer trimestre es que la mujer se nota más cansada y con una gran somnolencia. No obstante, a partir del segundo trimestre y sobre todo cuando se acerca la recta final del embarazo es frecuente sufrir trastornos en el sentido contrario, ya que parece imposible encontrar la postura y dormir de un tirón, aparecen los indeseables ronquidos, las pesadillas... Con mucha paciencia y la ayuda de la relajación, los cojines, las siestas... intentaremos llegar al final del embarazo lo más descansadas posible.

Cambios en la piel

Durante el embarazo observaremos mayor pigmentación de la piel y, a veces, la aparición del temido cloasma (sobre todo en la cara), del acné y de las estrías (sobre todo en la barriga). Una manera de prevenir estos cambios es llevar una buena higiene cotidiana, especialmente en el rostro, aplicar protección solar adecuada y mantenerse hidratada por dentro y por fuera.

Náuseas y vómitos, ¿por qué a mí?

Náuseas en el embarazo

Las náuseas y vómitos, sobre todo por las mañanas, son muy frecuentes en las embarazadas. Suceden sobre todo en el primer trimestre, pero es probable que hagan su aparición en en segundo o tercero, incluso que nos acompañen durante todo el embarazo, hasta el mismo momento del parto. A algunas mujeres les es más fácil sobrellevar las náuseas, mientras que para otras se hace insoportable. De cualquier modo, os recordamos algunos remedios naturales para mantener las náuseas controladas.

¿El baño, por favor?

Durante el embarazo es probable que no pierdas de vista los baños, no solo por las náuseas que acabamos de comentar, también por las ganas de orinar. Y es que en esta etapa aumenta la necesidad y frecuencia de orinar, especialmente en el e¡tercer trimestre, cuando nuestra vejiga está cada vez más oprimida. También aumenta el volumen de líquidos en el cuerpo de la mujer y los riñones se dan más prisa en eliminar las sustancias que no necesitamos. Todo se conjuga para que, entre otras cosas, la mujer tenga que levantarse más frecuentemente por la noche, lo cual contribuye al mal descanso del que hemos hablado al principio. Otra cuestión que es probable que te afecte son las pérdidas involuntarias de orina. Para prevenirlas y prevenir otros problemas en el postparto, no olvide practicar los ejercicios de Kegel para el suelo pélvico.

Estreñimiento y hemorroides

Así como las náuseas, el estreñimiento y las hemorroides son de las molestias digestivas más habituales en el embarazo. Son consecuencia de los cambios en los movimientos intestinales y el los problemas de circulación. Para intentar evitarlos, conviene seguir una dieta rica en fibra, beber agua en abundancia y practicar ejercicio de forma habitual.

Cambios en los pechos de la embarazada

Dolor en los pechos en el embarazo

Las molestias y los cambios en los pechos durante el embarazo son normales, y habitualmente se empiezan a notar desde el principio de la gestación, como uno de los primeros síntomas. En las primeras semanas es habitual sentir tirantez, sensibilidad, hormigueo, hinchazón... Otros cambios pueden estar en la pigmentación del pezón y areola, la aparición de venas azules... Conforme avanza el embarazo, y como preparación para la lactancia, las mamas aumentan de tamaño y puede aparecer calostro antes del parto. Tanto este hecho como sentir cierto dolor en los pechos es absolutamente normal, no ha de preocuparnos.

¿Dónde están mis tobillos? Hinchazón de pies

La hinchazón de pies y tobillos no es preocupante, obre todo si estamos en los últimos meses de embarazo y es una época calurosa. Pocas son las mujeres embarazadas que se libran de estos síntomas en verano. Este edema es debido a problemas de circulación (el sistema cardiovascular es uno de los que más se modifica durante el embarazo) y a veces también se manifiesta en las piernas con varices. Para prevenir estas consecuencias de una cada vez más costosa circulación en las extremidades, conviene evitar las ropas y los zapatos ajustados, no estar de pie durante mucho tiempo, descansar con las piernas elevadas, beber mucha agua, practicar ejercicio habitualmente...

Dolores de espalda

Para muchas embarazadas los dolores de espalda son habituales. Hacen su aparición principalmente al final del embarazo, cuando la barriga ya es muy abultada y la embarazada adopta una postura distinta a la habitual. Algunos consejos para evitar el dolor de espalda en el embarazo son: practicar ejercicio y estiramientos, sentarse en sillas con respaldos rectos, evitar cargas pesadas, no pasar mucho tiempo de pie, mantener una buena postura, utilizar un colchón que no sea demasiado blando...

Felicidad, dudas, miedo, ansiedad... Torbellino de emociones

Si hasta ahora hemos hablado de cambios sobre todo físicos, es innegable que con el embarazo la mujer también va a experimentar una espiral de emociones. Existen cambios de tipo psicológico, que pueden variar desde la felicidad del primer trimestre a la ansiedad, irritabilidad... Lo que no van a faltar son los temores más comunes de la embarazada, como el miedo a perder el bebé y que el parto se complique, a que no le realicen bien las pruebas, temores por la situación económica y laboral, por el dolor de las contracciones, miedo a no saber identificar las necesidades del bebe y las dudas sobre cómo afrontar las necesidades del recién nacido... Conforme avanza el embarazo el bebé empieza a ser el centro de todos los pensamientos. En fin, todo un abanico de sensaciones que, tal vez, culminen con una totalmente desconocida y que nos va a atrapar para siempre: el enamoramiento súbito de nuestro bebé cuando por fin está con nosotras, o la primera mirada de amor de nuestro bebé.

Como vemos, muchos cambios suponen verdaderas molestias, pero tal vez la clave está en sobrellevarlos de la mejor manera posible, con el apoyo de la pareja, familia y amigos y con los remedios que hemos aconsejado. Sobre todo para estar saludables (en cuerpo y mente) la mejor recomendación es realizar actividad física de manera habitual.

En fin, estos son nueve cambios que casi con toda probabilidad vas a experimentar si estás embarazada, y es que cuerpo y mente se revolucionan desde que se produce la fecundación y desde que el test de embarazo nos da la buena noticia hasta que, por fin, nace el bebé: el que cambiará nuestra vida para siempre.

Fotos | iStock
En Bebés y más | Cambios en la piel durante el embarazo (vídeo), Seis molestias embarazosas durante el embarazo, ¿Embarazada en verano? Cinco consejos para sentirte mejor

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos