Compartir
Publicidad

Los ronquidos durante el embarazo

Los ronquidos durante el embarazo
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los cambios físicos que podemos notar durante el embarazo son los ronquidos a la hora de dormir. Aunque nunca hayamos roncado, es posible que, sobre todo al final del embarazo, empecemos a roncar por la noche.

No hemos de preocuparnos, ya que entre un 25% y un 30% de todas las mujeres embarazadas roncan en algún momento durante sus embarazos, particularmente durante el segundo y el tercer trimestre.

¿Por qué roncamos durante el embarazo?

Los ronquidos surgen cuando las vías respiratorias se obstruyen, imposibilitando que respiremos apropiadamente. Durante el embarazo, la congestión nasal (a menudo acompañada de hemorragias nasales), es una dolencia común: se suele tener una sensación de taponamiento y dificultad para respirar por la nariz, sin estar resfriadas.

Probablemente esta congestión sea debida a los elevados niveles de estrógeno y el incremento del flujo sanguíneo hacia las membranas mucosas de la nariz que hace que éstas se ablanden y se hinchen: las mujeres embarazadas poseen de un 30% a un 50% más de circulación sanguínea en su organismo de la que normalmente deberían tener.

Además, parece ser que durante el embarazo las vías respiratorias de la mujer se estrechan. A medida que va aumentando de peso durante el embarazo, se almacena algo de grasa alrededor de la garganta y cuello, lo cual provoca que las vías respiratorias se estrechen.

Como consecuencia de todo ello, es probable que realicemos sonidos inusuales cada vez que respiremos mientras dormimos. Con suerte, los sonidos serán bastante leves. Si los ronquidos son ruidosos y molestos podrían interferir en el adecuado descanso de la mujer.

Esta particular dificultad para respirar o congestión se puede agravar mediante las posturas inusuales que adoptamos para dormir más cómodamente en la etapa final del embarazo.

¿Quiénes son más propensas a roncar durante el embarazo?

Como hemos señalado, un alto porcentaje de mujeres sufrirán los ronquidos leves o severos en algún momento de su embarazo. No obstante, parecen haber ciertos factores que podrían llegar a incrementar el riesgo de roncar durante el embarazo:

  • Excesivo aumento de peso durante el embarazo. Con este aumento de peso viene la presión creciente sobre el diafragma, produciendo restricciones en la respiración para muchas mujeres.
  • Padecer obesidad durante el embarazo.
  • Tener un cuello muy largo (las mujeres que roncan tienden a tener el cuello un centímetro más largo que las mujeres que no roncan).
  • Sufrir de asma materno.
  • Mujeres anteriormente roncadoras, que seguramente verán aumentada la frecuencia e intensidad de los ronquidos.

Ronquidos y apnea del sueño.

La apnea del sueño es un trastorno respiratorio estrechamente relacionado con los ronquidos, el cual causa que las vías respiratorias se cierren por completo mientras duerme. Este hecho hace imposible que los pulmones respiren oxígeno, provocando que nbos despertemos.

Si notamos estos síntomas, hay que acudir al médico especialista para que diagnostique correctamente el problema y, en su caso, inicie el tratamiento adecuado. A largo plazo, la apnea del sueño podría afectar nuestro nivel de energía y podría privar al bebé del oxígeno que tanto necesita. Además, existen evidencias que relacionan la apnea durante el embarazo con la diabetes y la hipertensión.

¿Puede resentirse el bebé?

Hay estudios que señalan que podría haber retraso en el crecimiento fetal si la madre ronca, aunque con otros síntomas asociados como diabetes, hipertensión, obesidad o apnea del sueño. Por eso es importante acudir al especialista en esos casos.

Afortunadamente, los ronquidos durante el embarazo son un hecho temporal que remitirá tras dar a luz. Sólo hemos de preocuparnos y acudir al médico si los ronquidos van asociados a otros problemas de salud, como apnea, preeclampsia, hipertensión u obesidad.

Más información | Pregnancy, Onlineearnings, Medynet En Bebés y más | Hemorragias nasales durante el embarazo, Los ronquidos relacionados con la diabetes gestacional, Epistaxis o hemorragia nasal, Molestias en el embarazo: mareos, dolor de cabeza y congestión nasal

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio