Compartir
Publicidad

Epistaxis o hemorragia nasal

Epistaxis o hemorragia nasal
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Con el frío llegan también los resfriados y las gripes, y como consecuencia, en más de una ocasión, echamos mano de los vaporizadores nasales para aliviar la congestión. El uso excesivo de este producto es uno de los factores que pueden provocar epistaxis o hemorragia nasal.

Hay niños que sufren hemorragias nasales con más facilidad que otros, generalmente desaparecen espontáneamente o se resuelven con medidas sencillas, pero hay que intentar prevenirlas procurando que el niño no se rasque a menudo la nariz, que no permanezca en ambientes excesivamente secos o fríos, etc.

En caso de hemorragia nasal, lo ideal es sentarlo en una silla y hacer que flexione la cabeza hacia delante (nunca hacia atrás, pues lo único que se consigue es que el niño se trague la sangre) y presionarle sobre la fosa nasal a modo de pinza. Debemos mantenerlo así entre 10 y 15 minutos y repetir, si no ha cesado el sangrado, una vez más. También se le puede poner una gasa a modo de tapón para que vaya absorbiendo la sangre que va saliendo. Si sigue sin remitir, el niño debe ser visitado por el otorrino para descartar un cuerpo extraño o un problema de coagulación en la sangre.

Es muy importante, si tu hijo tiene una hemorragia nasal, mantener la calma , pues el niño se tranquilizará y la hemorragia cesará con más facilidad.

Más información | Geocities

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos