Publicidad

No encontrar la posición para dormir durante el embarazo (y desesperarse por ello)

No encontrar la posición para dormir durante el embarazo (y desesperarse por ello)
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Es habitual que en el el tercer trimestre nos desesperemos porque no encontramos la posición para dormir durante el embarazo. Damos vueltas y más vueltas en la cama, eso sin contar las veces que nos levantamos para ir al baño.

Cuesta dormir, y más si hace calor. Probablemente tengas más calor o frío que el resto de tu familia, que no vive en otro hemisferio sino en tu misma casa. Esto puede hacer que la cama doble se divida en dos "secciones", cada una con más o menos abrigo que la otra. Sé de maridos que prefirieron irse a otra cama (y mujeres que lo agradecieron) para que la embarazada pudiera campar a sus anchas en la cama para ella sola.

Y aunque puede parecer cierto alivio el no tener que compartir o esquivar sábanas, o estirar una pierna en un momento dado, pronto te das cuenta de que aunque te pongas ocupando la cama en diagonal, boca abajo o de lado, no encuentras la postura para dormir durante el embarazo.

Cuando por fin parece que vas a dormir una hora seguida, es probable que te despierten los sueños raros, tus propios ronquidos o las ganas de ir al baño (poco espacio ya le queda a tu vejiga a estas alturas...). Yo creo que la naturaleza es sabia y nos prepara para pasar un poco de sueño cuando llegue el bebé...

Dolor de espalda embarazo

Consejos para dormir mejor durante el embarazo

Pocos consejos podemos darte para que encuentres la posición para dormir durante el embarazo, pero recuerda que si has estado activa durante el día será más fácil el descanso. Ese es uno de los múltiples beneficios de hacer ejercicio en esta etapa, no lo desaproveches y tu cuerpo lo agradecerá.

La acidez es otro de los problemas que asaltan a las madres en la recta final del embarazo y que puede provocar que tengas dificultades para encontrar la postura. Para evitarla, te recomendamos que la cena sea ligera, y que no te acuestes inmediatamente después de comer. Una postura un poco incorporada en la cama puede evitar el incómodo reflujo.

Además, recuerda que es mejor dormir sobre el lado izquierdo porque de este modo evitamos la presión del peso del cuerpo sobre la vena cava materna, se favorece la irrigación de la sangre a la placenta y facilita la llegada de oxígeno y nutrientes al bebé.

Tendida sobre el costado izquierdo es la mejor posición para la madre y el bebé, favorece la nutrición de la placenta y la función renal, por lo que se eliminan mejor los líquidos y hay menos edema. No obstante, es normal que cambies de postura a menudo y no hay que alarmarse si nos vemos en otra posición.

Por supuesto, hay posturas que no te van a beneficiar nada. Dormir boca abajo pasa a la historia por una buen temporada y por razones obvias. A medida que la tripa crece, la vamos a aplastar y no es recomendable. Tampoco creo que sea una postura cómoda para nadie, ni siquiera posible al final del embarazo...

Dormir boca arriba no es recomendable, ya que todo el peso del útero recae sobre la espalda, los intestinos y la vena cava inferior (responsable de devolver al corazón la sangre que procede de la parte inferior del cuerpo). Esto puede intensificar los dolores de espalda, así como las dificultades digestivas, el estreñimiento o las hemorroides.

Es probable que a lo largo de la noche nos sorprendamos en alguna de estas posturas menos recomendables, pero bastará con volver a colocarnos de costado. A algunas madres les viene bien descansar en un sillón grande, cómodo, tipo orejero abatible, ya que se encuentran un poco incorporadas y además pueden permitirse ponerse de costado.

Pronto podrás volver a tus posturas favoritas para dormir en la cama, pero mientras para encontrar la posición que te permita descansar, ayúdate de cojines y almohadas entre las piernas, en la espalda para no girarte boca arriba... En fin, elabora tu propio "tetris" para sentirte más cómoda.

Si ya es difícil encontrar la postura en la cama, qué decir del sofá. No recuerdo ninguno que me pareciera cómodo en el tercer trimestre, ver una película o ir en coche durante un periodo largo de tiempo puede ser un verdadero suplicio.

En definitiva, es normal desesperarse por no encontrar la posición para dormir durante el embarazo, pero intenta pensar en ello lo menos posible y seguir los consejos que te hemos dado para mejorar el descanso.

Fotos | baileyraeweaver y Bhumika.B en Flickr-CC En Bebés y más | ¿Cuál es la mejor posición para dormir en el embarazo?, Dormir bien para no tener dolor de cabeza durante el embarazo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir