Compartir
Publicidad

¿Me saldrán estrías durante el embarazo?

¿Me saldrán estrías durante el embarazo?
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tal vez no sea la primera, pero sí que suele ser una de las preocupaciones que tienen las futuras mamás, aunque no se trata de un fenómeno que suponga un riesgo para la madre o el bebé. Pero es normal tener ciertos miedos respecto a los cambios físicos en esta etapa y por ello vamos a tratar de darle respuesta. ¿Me saldrán estrías durante el embarazo?

Aunque vaya por delante que no se puede predecir de manera absoluta. Se sabe que algunas mujeres tienen más riesgo que otras de tener estrías durante el embarazo, por ejemplo si las sufriste en la adolescencia o si aumentas de paso de manera muy rápida.

Y es que la causa de las estrías es el rompimiento de las fibras elásticas de la piel. Esto se produce cuando la piel se estira y las fibras con menos elasticidad se rompen, creando estas marcas. Al principio, las estrías suelen ser de colores rosáceos o rojizos y finalmente se pueden aclarar, quedando blanquecinas o plateadas.

Las estrías son más comunes en el abdomen, por razones evidentes durante el embarazo, pero también pueden hacer su aparición en los muslos, las nalgas, las caderas, el pecho y los brazos. Hay estudios que señalan la prevalencia de estrías en la embarazada de un 60% en el abdomen, 25% en muslos, 20% en caderas y 10% en mamas.

La velocidad con la que se aumenta de peso y crece el útero puede ser un factor de riesgo. Cuanto más rápido se da ese crecimiento, más posibilidades hay de que aparezcan estas marcas. Por eso, un aumento de peso controlado es lo mejor para que no aparezcan (entre otros muchos beneficios).

También depende, como hemos apuntado más arriba, del tipo de piel de cada mujer y la herencia, ya que si salieron estrías en la adolescencia, o si en la familia se han dado casos de estrías en el embarazo, hay más probabilidades de que aparezcan las estrías.

513961187.jpg

Intentar que no salgan estrías durante el embarazo

Sin embargo, aunque es complicado predecir si nos saldrán estrías en el embarazo, sí existen ciertas recomendaciones que pueden ayudar a prevenir la aparición de estrías durante la gestación, aunque no son infalibles. Toma nota de los siguientes consejos:

  • Hidrata tu piel frecuentemente, ya que, como hemos dicho, una piel en buen estado elástica, puede superar la aparición de estrías más fácilmente. Existen muchas cremas para hidratar la piel y no se ha demostrado que las específicas atiesarías (más caras) sean más efectivas. Además, utilizar una crema hidratante de manera habitual puede también evitar la aparición de la sensación de prurito o picor en el vientre, que muchas mujeres tienen. Lo importante es que la crema se aplique en el abdomen (y en las otras zonas "de riesgo") de manera constante. Además, esta rutina te dará un momento de relax (por ejemplo, después de la ducha, antes de acostarte...).

  • La dieta ha de ser rica en vitaminas para mantener la piel en buen estado, hidratada y elástica. Introduce en el menú alimentos ricos en vitaminas A (lácteos, zanahorias, albaricoques, nísperos), E (aceites vegetales, cereales, verduras) y C (cítricos, patatas, lechuga, tomate) y en magnesio (para la síntesis de colágeno). Una alimentación sana en el embarazo ha de incluir muchas frutas y verduras, buenas fuentes de vitaminas y agua. Esta dieta saludable además ayudará al siguiente punto, que también influye a la hora de prevenir estrías.

  • Controla el aumento de peso en el embarazo. No hay un peso ideal para todas las mujeres, pero lo que sí se aconseja siempre es que no haya un aumento excesivo de peso, lo cual puede conllevar múltiples problemas de salud y no solo estéticos. Para evitar riesgos, junto a una alimentación sana se recomienda la práctica de ejercicio habitualmente (siempre que no exista contraindicación médica).

  • Aplica en la piel rosa mosqueta, ya que este aceite contiene altos niveles de ácidos grasos esenciales poliinsaturados (linoleico, oleico y linolénico) ya que proporciona elasticidad, regenera, nutre e hidrata los tejidos de la piel, estimulando el crecimiento celular. Por ello se recomienda también para minimizar las cicatrices si es que las estrías ya han hecho su aparición.

Si sucede esto último, es decir, si te salen estrías durante el embarazo, existe un consuelo: con el paso del tiempo (uso de aceite de rosa mosquea incluido o no), las pequeñas cicatrices se hacen menos visibles, adquiriendo tonos menos fuertes y más parecidos al resto de la piel. Existen tratamientos específicos para reducir las estrías si estas se convierten en un problema importante para la mujer.

Y no te confíes si en tu primer embarazo no te salieron: es posible que hagan su aparición en los siguientes. De hecho, a menudo nos relajamos con las medidas de prevención y es probable que en siguientes embarazos salgan estrías.

Como conclusión, recordamos que el riesgo de que salgan estrías en el embarazo es un problema estético que no depende de la edad de la futura madre. Por eso se forman incluso en la adolescencia, cuando la piel es "joven", durante la etapa de crecimiento.

Fotos | Thinkstock
En Bebés y más | Estrías en el postparto: un momento clave para tratarlas, ¿Pueden las embarazadas prevenir la aparición de estrías en la piel?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio