Compartir
Publicidad
Estos son los cosméticos que deberías evitar si estás embarazada
Embarazo

Estos son los cosméticos que deberías evitar si estás embarazada

Publicidad
Publicidad

Durante el embarazo se producen una serie de cambios hormonales que pueden afectar a la piel, volviéndola más sensible, irritable y con una mayor tendencia acneica. A esto se une, además, una mayor propensión al cloasma (manchas solares) y a la aparición de estrías y tirantez a medida que avanza la gestación.

Cuidar la piel en esta etapa es muy importante, pero no sirve cualquier crema o cosmético pues algunos están contraidicados porque atraviesan la barrera placentaria. Te contamos, según los expertos, qué cosméticos deberías evitar si estás embarazada.

Aceites esenciales

aceites esenciales

Los aceites esenciales son preparados concentrados obtenidos de plantas, raíces, flores, hojas... Tienen un aroma muy intenso, y gracias a su composición natural son utilizados como remedio casero en muchas situaciones.

Existen tres formas de aprovechar los beneficios de los aceites esenciales: inhalándolos, aplicándolos sobre la piel o ingiriéndolos.

Su uso durante el embarazo es muy discutido, pues hay expertos que recomiendan utilizar solo algunos de manera moderada a partir del segundo trimestre, y otros que desaconsejan su uso durante toda la gestación.

"A pesar de las clásicas recomendaciones de que los aceites deben evitarse las 12 primeras semanas de embarazo y nunca aplicarse de manera directa sobre la piel, mi consejo es evitarlos de manera total durante todo el embarazo e incluso durante la lactancia".

"Los aceites esenciales de romero, ajenjo o salvia por ejemplo, son abortivos; o los de manzanilla y apio por su parte, estimulan las contracciones del útero” - explica Pedro Catalá, Doctor en Farmacia y Cosmetología de Twelve Beauty.

Cremas/cosméticos con vitamina A o retinol

crema

Durante el embarazo es frecuente recurrir al uso de cremas para aliviar la tirantez del abdomen o de los pechos, y para prevenir la aparición de estrías. También es probable que ya las utilizáramos previamente como parte de nuestra rutina de aseo y belleza, y al quedar embarazadas no reparemos en si su composición es o no apta durante la gestación.

Los expertos aconsejan evitar la aplicación de cremas con alto contenido en vitaminas A, D, E y K:

"Hay que controlar el uso de las cremas con alto contenido en vitaminas liposolubles A, la D, la E y la K, puesto que se acumulan en la grasa y pueden pasar la barrera placentaria" - explica la doctora Paula Rosso, del Centro Médico Lajo Plaza.

Mención especial merecen las cremas a base de vitamina A o retinol, pues son uno de los cosméticos más utlizados para prevenir las arrugas y otros signos de la edad. Pero según podemos leer en la web de investigación Fundación 1000, su aplicación en altas dosis durante el embarazo podría estar relacionado con la aparición de defectos congénitos en el bebé.

Por eso, y según nos aconseja la doctora Rosso, "lo más recomendable es evitar su uso durante la gestación", prestando atención a las diferentes denominaciones con la que se puede indicar su presencia en los cosméticos:

  • vitamina A,
  • ácido retinoico,
  • retinol,
  • retina,
  • retinaldehído,
  • palmitato de retinol.

Cremas con cafeína

cremas con cafeina

Las cremas o cosméticos a base de cafeína se utilizan con frecuencia para tratar la celulitis y la piel de naranja, uno de los principales cambios que sufre la piel a medida que avanza el embarazo.

Pero los expertos alertan de que la cafeína es un ingrediente que puede atravesar la barrera placentaria y llegar al bebé, ocasionándole daños. Así lo explica Paola Gulgiotta, fundadora de Sepai y Master en Dermocosmética:

"La cafeína está muy presente en las cremas anticelulíticas y también en los contornos faciales (aunque en dosis mucho más bajas que en los cosméticos corporales). Hay evidencias científicas de que penetra vía transdérmica, atravesando la placenta y pudiendo alterar el sistema nervioso del bebé. También conviene evitarla durante la lactancia"

Cosméticos con ácidos salicílico y glicólico

acné

Existen varias cremas y productos cosméticos a base de ácido salicílico y ácido glicólico, especialmente utilizados por su poder regenerador y antibacteriano. Lo encontramos, por ejemplo, en las cremas antiarrugas, geles exfoliantes, cremas para tratar el acné y las manchas, o los geles y toallitas limpiadoras.

El ácido salicílico tópico se utiliza también para tratar la descamación provocada por la psoriasis y la caspa, y en tratamientos contra las verrugas, durezas y callos.

Pero ambos componentes forman parte de la lista de cosméticos a evitar durante el embarazo (y también en la lactancia) ya que pueden atravesar la barrera placentaria y llegar hasta el feto.

Además, algunos de estos productos, como los geles exfoliantes, son especialmente agresivos sobre las pieles normales, por lo que su aplicación durante el embarazo, periodo en el cual la piel está especialmente sensible, podría provocar daños.

Si estabas llevando a cabo alguno de estos tratamientos antes de quedarte embarazada, consulta con tu médico cómo debes proceder al respecto a partir de ahora, y qué alternativas seguras existen.

Cremas con hidroquinina

crema

La hidroquinina es un principio activo que se utiliza como blanqueante temporal de la piel a la hora de tratar manchas, como cloasma, pecas y lentigos. Pero su uso está contraindicado durante el embarazo, según aconseja la doctora Paula Rosso:

"La hidroquinina es un despigmentante muy utilizado en casi todas las formulaciones magistrales y en cremas antimanchas. Su uso no está recomendado durante el embarazo, ya que podría llegar a atravesar la barrera placentaria"

Por su parte, en Vademecum podemos leer las siguientes recomendaciones relacionadas con la gestación, a la hora de iniciar un tratamiento con hidroquinina:

"La hidroquinoma se clasifica dentro de la categoría C de riesgo en el embarazo. No se han llevado a cabo estudios de reproducción en animales con hidroquinona tópica. Tampoco se sabe si la hidroquinona puede causar daño fetal cuando se usa tópicamente en una mujer embarazada o si puede afectar su capacidad reproductiva. No se conoce el grado de absorción sistémica de la hidroquinona tópica. La hidroquinona se debe usar durante el embarazo sólo cuando sea claramente necesario"

Cremas solares con filtros químicos

cremas solares

Algunas cremas solares contienen filtros químicos que pueden ser perjudiciales durante el embarazo (y también en la infancia), además de conllevar un mayor riesgo de alergia en pieles especialmente sensibles.

Por eso, es importante consultar siempre con el dermatólogo o adquirir estos productos en las farmacias, donde los profesionales nos informarán y aconsejarán, además, sobre el factor protector más recomendable en nuestro caso según el tipo de piel.

"A la hora de elegir un protector solar, es recomendable optar por aquellos que tengan filtros físicos y evitar los químicos que penetran en la piel y pueden contener sustancias tóxicas para el embarazo" - asegura la doctora Paula Rosso.

No olvidemos que la aplicación de cremas solares es fundamental en cualquier etapa de la vida, pero especialmente durante el embarazo y la infancia. De ahí la importancia de informarse correctamente sobre la más recomendada en cada caso, y seguir los consejos de los profesionales para prevenir incidentes ocasionados por una exposición al sol sin protección.

Parabenos

Cosmeticos

Los parabenos son un grupo de agentes químicos que figuran entre los componentes de un gran número de cosméticos, cremas y maquillajes, y sirven para mantener alejadas las bacterias y aumentar la vida del producto.

Mucho se ha hablado sobre si los parabenos pueden ser perjudiciales para la salud, y es que, según podemos leer en el portal Infosalus, varias pruebas han demostrado que algunos podrían alterar el equilibrio hormonal del organismo, además de provocar un mayor riesgo de sensibilización en determinadas pieles.

La Organicación de Consumidores (OCU) publicó un informe en 2016 sobre los parabenos en cosmética que no deberían utilizarse, y aquellos que podrían usarse con restricciones. No obstante, cada vez son más las empresas que han decidido prescindir de este componente, así como de colorantes y aceites minerales.

Cuidar la piel durante el embarazo es muy importante, pero se debe hacer con seguridad, pues algunos productos pueden atravesar la barrera placentaria. Por eso, lo más recomendable es consultar siempre con tu ginecólogo o dermatólogo antes de iniciar un tratamiento.

Fotos | iStock, Pixabay

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio