Compartir
Publicidad
Barrigas al sol con precaución: siete consejos para la embarazada en verano
Embarazo

Barrigas al sol con precaución: siete consejos para la embarazada en verano

Publicidad
Publicidad

Vivir la recta final de tu embarazo en el verano es algo que tiene muchas ventajas: luces tu barriguita, mimarte es más sencillo y es más fácil elegir opciones saludables para tu alimentación.

Y aunque el embarazo se disfruta mucho en esta época, debes hacerlo siempre con precaución. Te compartimos siete consejos para la embarazada en verano.

Mantente hidratada

El primero y más importante de todos, no sólo durante el verano, sino todo el embarazo. Aumentar la ingesta de líquidos en esta etapa es fundamental para así prevenir la deshidratación y mantenerte saludable. Además, consumir más agua ayudará a formar el líquido amniótico, que es el que rodea al bebé, así como ayudar a aumentar el volumen de plasma sanguíneo.

Gracias a todos los cambios durante el embarazo, la temperatura de nuestro cuerpo aumenta, y si lo sumamos al calor que se presenta durante el verano, es importante evitar una posible deshidratación. ¿Cuánta agua debes beber al día durante el embarazo? Lo mínimo que se recomienda son diez vasos (o 2.3 litros) al día.

Consume fruta

Embarazada Frutas

La fruta es uno de los alimentos que no sólo te ayudará a saciar esos antojos, sino que también te ayudará a mantenerte hidratada, además de ser una opción que se antoja mucho por su frescura y sabor. Las frutas de temporada, como nectarinas, melón, sandía, melocotón o cerezas son una buena opción para consumir durante esta etapa.

Usa protector solar adecuado

En el embarazo es seguro tomar el sol, pero siguiendo ciertas precauciones, ya que tu piel es más sensible durante la gestación. Algo que debes usar (y no solamente durante esta etapa) es un buen protector solar.

Pero ojo, debes tener cuidado al elegir el adecuado para ti, pues no todos son seguros de utilizar durante el embarazo. Escoge una crema de protección solar libre de PABA y con un factor de protección alto. Aplícala media hora antes de exponerte al sol y vuelve a colocártela cada dos horas.

Evita las horas de mayor radiación solar

Embarazo Pareja

Además de utilizar un buen protector solar, debemos tener más precauciones con la exposición al sol que se tiene en el embarazo durante el verano, pues el hecho de comprar una crema de protección solar con un factor alto no significa que podemos asolearnos libremente y a todas horas (esto aplica no sólo para el embarazo).

Evita las horas de mayor radiación solar, que son regularmente cuando el sol de encuentra más elevado, entre las 11:00 y 17:00 horas. En caso de que debas salir durante las horas de mayor radiación, toma algunas precauciones para cubrirte del sol, como llevar un sombrero de ala ancha o una camisa de manga larga.

Viste ropa ligera

Y ya que estamos hablando de prendas, pasemos a comentar aquellas que son las ideales para llevar en el embarazo durante el verano. Elige prendas frescas, ligeras y holgadas, en materiales que sean transpirables y de fibras naturales como el algodón, y en colores claros.

Ejercítate con precaución

Yoga Embarazo

Durante el embarazo, y siempre que se cuente con el visto bueno de tu médico, es seguro ejercitarse de forma moderada. Si te preocupa ejercitarte en el verano por el riesgo de aumentar demasiado tu temperatura corporal, hace algunos meses compartíamos los resultados de un estudio que mostraba que era seguro ejercitarse con calor durante el embarazo, siguiendo las precauciones que ahí se indicaban.

Uno de los ejercicios que más eligen las embarazadas es el yoga, que tiene muchos beneficios y del cual compartimos recientemente una serie de artículos con posturas para cada trimestre. Ejercitarse en el embarazo es algo que no debes dejar de hacer salvo indicaciones médicas y que traerá diversos beneficios, como ayudar a acortar la duración del parto.

Descansa todo lo que puedas

Así como debes disfrutar y ejercitarte durante el embarazo, también deberás descansar. En realidad, un buen descanso en el embarazo es algo muy importante y que debemos tener siempre como prioridad. Si por el contrario, no dormimos lo suficiente, puede aumentar el riesgo de diabetes gestacional.

Así que además de aprovechar los beneficios que da el vivir tu embarazo durante el verano, como pasar horas en la piscina o presumir tu barriga con un bañador o bikini, toma siestas, pues no solo descansas tú, sino que también ayudas al sano desarrollo de tu bebé.

Como puedes notar, estar embarazada puede ser algo que se disfrute y goce mucho, sólo asegúrate de seguir las medidas de precaución durante el verano, para proteger tu barriga y la salud tuya y de tu bebé.

Fotos | iStock
En Bebés y más | Embarazada en verano: cinco consejos para sentirte mejor, Diez consejos para la embarazada en verano

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio