Compartir
Publicidad

Cloasma gestacional: cómo evitar las manchas del embarazo en verano

Cloasma gestacional: cómo evitar las manchas del embarazo en verano
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El cloasma o melasma, también conocido como 'paño o mancha del embarazo o de la píldora' son unas manchas color café con leche que aparecen en la cara, sobre todo en le bigote, los pómulos y la frente.

Serán más o menos intensas dependiendo del tiempo de exposición al sol y están provocadas por los cambios hormonales propios de la gestación. En concreto, por el aumento de la Progesterona.

Hay mujeres más propensas a sufrirlas por su condición genética, por tener una piel más oscura o por haber tomado mucho el sol. Y pocas futuras madres pueden librarse de la aparición del cloasma en verano.

El doctor José Luis Martínez-Amo Gámez, miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología, advierte que "una vez que aparece el cloasma, no se elimina sin un tratamiento específico o es realmente difícil. Y añade que "siempre que llegue el verano, reaparecerá en mayor o menor media".

Estos son sus consejos para minimizar estas manchas en verano:

1. Recurrir a una fotoprotección muy alta cada vez que se salga de casa. Es la medida más importante, ya que el sol es el causante principal de estas manchas. Hay que utilizar solares que protejan contra los rayos UVA y UVB y, a ser posible, contra la luz infrarroja. Y acompañar estas medidas con el uso de sombreros de ala ancha (cuanto más ancha, mejor).

2. Usar siempre gafas de sol homologadas. A través de la retina se estimula la hormona MSH que provoca la aparición de más manchas.

3. Utilizar despigmentantes tópicos. En verano es delicado, pues si irritan (lo que ocurre en algunos casos), pueden empeorar las manchas en lugar de mejorarlas. Por eso, antes de usarlos, es mejor que la embarazada consulte a un dermatólogo.

4. Apagar los móviles por la noche. Recientemente se ha demostrado que la luz azul de los dispositivos móviles (tabletas y teléfonos) también empeora el estado de este tipo de manchas. Esa es la razón por la que que es conveniente que la gestante active el modo nocturno, sobre todo a partir de las 10 de la noche. Así también descansará mejor.

5. Consultar al dermatólogo antes de unas vacaciones con previsible exposición prolongada al sol. El especialista podrá profundizar en el problema y ofrecer el mejor tratamiento en cada caso.

En Bebés y Más Siete ventajas de vivir la recta final de tu embarazo en verano, Barrigas al sol con precaución: siete consejos para la embarazada en verano

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos