Compartir
Publicidad

Volver a la rutina sin agobios: siete consejos para una vuelta al cole más llevadera

Volver a la rutina sin agobios: siete consejos para una vuelta al cole más llevadera
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las vacaciones de verano están llegando a su fin. Quedan pocos días para la vuelta al cole y con ella, volvemos también a la rutina, a los horarios, los madrugones, los deberes, las reuniones escolares... Por un lado vuelve el orden a nuestras vidas, pero por el otro nos enfrentamos a unos días de ajuste a las nuevas responsabilidades que suelen agobiarnos tanto a padres como a niños.

Para que la vuelta a la rutina sea lo más llevadera posible os damos siete consejos útiles para prepara la vuelta al cole y tener un feliz comienzo de curso.

Evita despistes y pérdidas

Procura tener todo listo para el comienzo de curso para evitar agobios de última hora: los libros de texto, el material escolar, la mochila, el uniforme (si es que lleva)... Los despistes y olvidos nos acaban estresando más de la cuenta y hace que nuestros hijos también se estresen ("Mamá, me han pedido el primer día el libro de matemáticas y no lo tengo", ¿os suena?).

Haz una lista de todo lo que tienes que hacer como marcar la ropa, forrar los libros, compras de última hora, pruébales los uniformes, apunta las reuniones de comienzo de curso y organízate para tenerlo todo listo.

Cambia rutinas en casa

vuelta-al-cole-sin-agobios

Con la vuelta a la rutina hay que ajustar también los horarios que veníamos llevando en casa durante las vacaciones de verano. Hay que empezar a cenar antes e irse a la cama más temprano, sino será muy duro madrugar cuando empiece el cole. Aquí os aconsejamos un plan para reacomodar las horas de sueño de los niños de cara al comienzo de curso.

Lo que peor llevan los niños son los madrugones, así que procura ir despertándole más temprano cada día y una vez que empiece el cole, para evitar que las mañanas en casa sean un infierno, dale tiempo para que se despierte a su ritmo. Si tu hijo es una de esas personas a las que les cuesta adaptarse al mundo por las mañanas, despiértale diez minutos antes.

Deja todo preparado la noche anterior

Para evitar imprevistos por la mañana, un buen consejo es que dejen todo preparado la noche anterior.

Cada uno hace recuento de lo que necesita llevar al día siguiente (deberes, libros, abrigo, lo que fuese) y se encarga de que esté preparado para el día siguiente. Es habitual que por las mañanas perdamos tiempo buscando un guante perdido, los deberes que debían haber guardado o la agenda que dejaron en la cocina. Para que esto no pase, dejad todo listo.

A los más pequeños habrá que ayudarles, pero es un hábito que podéis poner en práctica este curso si no lo hacíais hasta ahora que ayuda a promover la autonomía en los niños.

Ayúdalos a adaptarse

Especialmente si es su primera vez en el cole o tu hijo comienza una nueva etapa, será fundamental tu apoyo y comprensión. Se encontrará con todo un mundo nuevo que es muy posible que le provoque ansiedad, inseguridad.

El acompañamiento de los padres es clave para conseguir una mejor adaptación de los niños a la escuela. Si tienes niños en infantil, procura que te dejen acompañarlo durante los primeros días, al menos durante un par de horas.

Si tienes niños mayores, aunque ya no lloren, también pueden pasar por una etapa de adaptación un tanto difícil, sobre todo si van a un cole nuevo. A ellos también debemos acompañarles y prestar atención a sus actitudes para saber identificar qué les está pasando.

Empezar el día bien desayunados

vuelta-al-cole-sin-agobios

Un consejo muy importante para afrontar la vuelta a la rutina es no saltar el desayuno. La primera comida del día les ayuda a encarar el día con energía, así que dedicadle el tiempo que se merece.

Debe cubrir entre el 30 y el 35 por ciento de las necesidades nutritivas del niño en edad escolar, por tanto procura ofrecerle un desayuno completo que incluya lácteos, frutas, cereales, algo de grasa en forma de aceite de oliva y proteínas con embutidos no grasos. Aquí os dejamos algunas propuestas de desayunos saludables y nutritivos.

Mantener la actividad física

El verano suele ser una época intensa de práctica de deportes, corren, juegan, montan en bici a todos sitios, y al volver al cole se reduce el nivel de actividad física.

Intentad mantener la práctica de actividades físicas al menos durante una hora al día. Si es posible, ir andando al cole, o seguir montando en bici todos los días, dando paseos, o cualquier actividad. Esto les ayudará a mejorar el ánimo de cara a la vuelta a la rutina, además de prevenir el sobrepeso.

Muestra una actitud positiva

Y por último, pero no por ello menos importante: muestra una actitud positiva. Está claro que todos sufrimos el síndrome postvacacional, incluso los niños, a todos nos gustaría vivir de vacaciones eternamente, pero esto no es posible. Así que, ponte el sombrero del optimismo y contagia a tu familia.

No hables de la vuelta al cole como si fuese el fin del mundo. Háblale a tus hijos con entusiasmo sobre lo que le espera. Cuéntale que conocerá nuevos amigos, a su maestra, recuérdale lo bien lo que va a pasar y todas las cosas nuevas que aprenderá durante el próximo curso.

Más consejos para una vuelta al cole sin agobios

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio