Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Las mañanas son un infierno? Siete consejos para que tu peque se despierte de buen humor

¿Las mañanas son un infierno? Siete consejos para que tu peque se despierte de buen humor
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Hay niños que llevan realmente mal los madrugones. Se despiertan de mal humor y las mañanas en casa pueden convertirse en un verdadero infierno. Si encima hay más de uno en la familia con mal despertar, la situación se agrava y el comienzo del día pasa a ser un momento para olvidar.

Puedes ayudarle a tu hijo a que sus mañanas sean más llevaderas, y así también lo serán para el resto de la familia. Te damos siete consejos para que tu peque se despierte de buen humor.

  • Procura acostarlo todas las noches a la misma hora. Los fines de semana es normal que la hora de ir a la cama se retrase un poco más, pero procura que no haya grandes cambios. Un buen descanso es fundamental para que el despertar a la mañana siguiente sea más agradable.

  • A la hora de despertar a tu peque, entra sigilosamente y no enciendas la luz. Abre solo un poco las persianas o las cortinas para que no entre demasiada luz de golpe.

  • Despiértale con una voz suave, abrazándole y haciéndole caricias. Si lo primero que ve al abrir los ojos es tu sonrisa, tendrá un mejor despertar. También puedes ponerle música bajita o hablar de los planes que hay para ese día. La música suele funcionar muy bien en estos casos.

  • Dale tiempo para que se despierte a su ritmo, sin agobios. Hay quien necesita unos minutos para adaptarse al mundo. Si tu hijo es una de esas personas, despiértale diez minutos antes y deja que se vaya despertando tranquilamente. Puedes quedarte ese rato con él en la cama o ir preparando el desayuno.

  • Hacer un poco el payaso por la mañana es una buena manera de dejar fuera el mal humor y empezar el día con alegría. No a todos los niños les divierte, pero puede cambiar completamente la energía. Con probar nada se pierde.

  • Procura que todo fluya lo más armoniosamente posible por las mañanas. Deja preparada la mesa del desayuno la noche anterior, la mochila para el cole y la ropa que vaya a ponerse. Así, evitarás malos humores por olvidos o imprevistos.

  • Si vestirse, cepillarse los dientes y peinarse es una lucha, intenta hacer pequeños pactos con él cada día. "Yo te pongo los calcetines, pero tú te pones solito los zapatos". "Venga, te ayudo con los dientes, pero luego te peinas solo".

Esperamos que estos consejos os ayuden a que vuestras mañanas sean más agradables en familia. Al fin y al cabo, es un momento más para disfrutar en familia.

En Bebés y más | Cinco claves para encontrar un rato de calidad con tus hijos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos