Compartir
Publicidad
Publicidad

No queremos más guarderías sino mejores políticas de conciliación y permisos de maternidad y paternidad más amplios

No queremos más guarderías sino mejores políticas de conciliación y permisos de maternidad y paternidad más amplios
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las guarderías de Madrid han colgado el cartel de "completo" para el curso 2017-2018, gracias al abaratamiento de los precios. Esta medida, que se anunció a finales del pasado curso, ha permitido a las familias optar a una plaza de guardería con grandes ventajas económicas.

No cabe duda de que se trata de un gran ayuda pero, ante este tipo de noticias yo siempre me pregunto: ¿por qué no destinar recursos a favorecer las políticas de conciliación y aumentar los permisos de maternidad y paternidad en vez de seguir llenando guarderías?

Más guarderías y matrículas más baratas

Este curso, las familias madrileñas que han matriculado a sus hijos en las guarderías han notado un gran ahorro en sus bolsillos. Y aunque las cutoas se han reducido en función de su renta per cápita, en algunos casos ha supuesto un descuento de más del 50% con respecto al curso anterior.

Esta medida ya se ha hecho notar en las matriculaciones de este año, ya que a diferencia de cursos anteriores, las guarderías han llenado sus plazas.

Marta Higueras, delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, ha mencionado también la puesta en marcha de otras mejoras que vienen a sumarse al descenso de los precios y que son las responsables de este lleno:

  • Incorporación de dos adultos por aula
  • Mejoras en la alimentación de los niños

Así mismo, el Ayuntamiento de Madrid ya ha puesto en marcha la creación de catorce nuevas escuelas infantiles.

¿Y para cuándo mejores políticas de conciliación familiar?

No cabe duda de que el abaratamiento en los costes de las guarderías y la creación de más plazas son grandes medidas de ayuda a las familias, ya que muchas se quedan fuera y tienen que recurrir a centros privados o buscar otras soluciones para atender a sus bebés mientras trabajan.

Pero la mayoría de los padres no nos conformamos sólo con esto. Queremos más:

  • Queremos permisos de maternidad y paternidad más amplios,

  • Ayudas para las madres o padres que decidan criar en casa a sus niños,

  • Empresas más comprometidas con los trabajadores que deseen aparcar su carrera profesional por un tiempo para ocuparse de sus hijos, ya sean hombres o mujeres.

  • Y, en definitiva, mejores políticas de conciliación para que podamos ocuparnos de nuestros hijos durante más tiempo y no tener que dejarles en una guardería con tan sólo 16 semanas de vida y, en ocasiones, durante maratonianas jornadas.

padre-implicado-en-la-crianza

Porque, no nos engañemos, las guarderías o escuelas infantiles no son necesarias para los niños. No les van a servir para "socializar", para "inmunizarse" o para "espabilarse", como mucha gente cree.

Los primeros años de vida de los niños son claves para su desarrollo emocional y social. Necesitan tener cerca a personas que les den apego, seguridad, cariño y sean un ejemplo para crecer con confianza.

En las guarderías hay grandes profesionales que sin duda harán todo lo que esté en sus manos para ofrecer al niño lo mejor, pero no cabe duda que nada reemplazará a mamá o a papá.

Por lo tanto, no nos vale con crear más guarderías o abaratar sus costes, sino que queremos un cambio de mentalidad en la sociedad, y más y mejores oportunidades para las familias que deseen optar por criar en casa. De esta forma, muy probablemente, no necesitaríamos aumentar las plazas de guarderías.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos