Disciplina Positiva en pareja: cuáles son sus principios y cómo ponerlos en práctica en nuestra relación

Disciplina Positiva en pareja: cuáles son sus principios y cómo ponerlos en práctica en nuestra relación
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Cada vez son más los padres que se inician en el camino de la Disciplina Positiva para educar a sus hijos con amabilidad y firmeza al mismo tiempo. Pero, ¿es posible aplicar la Disciplina Positiva también con los adultos? Y concretamente en el caso de la pareja, ¿cómo puede influir la Disciplina Positiva en nuestra relación?

Hemos hablado de todo ello con Elisa Molina, fundadora de "Educar en calma", autora del libro con el mismo nombre y educadora en Disciplina Positiva para familias y parejas.

¿Es posible aplicar la Disciplina Positiva también con la pareja?

disciplina positiva en pareja

Elisa nos confiesa que con frecuencia llega gente a sus talleres de pareja esperando que la Disciplina Positiva logre cambiar a la persona con la que comparten su vida. Pero ella es clara al respecto: "La Disciplina Positiva no cambia a las personas. El foco está en nosotros y en aceptar a nuestra pareja con sus virtudes y sus defectos"

En este sentido, la educadora advierte que con el paso de los años se tiende a dejar de apreciar aquello que nos enamoró de la otra persona y a recalcar exclusivamente sus fallos, lo que acaba por dañar seriamente la relación.

Por eso, es importante ser conscientes de que para mantener en el tiempo una relación de pareja se requiere de compromiso y un esfuerzo diario por ambas partes.

"A los adultos nos resulta muy fácil entender la Disciplina Positiva aplicada a la educación de los niños, pues enseguida comprendemos que están aprendiendo y es normal que se equivoquen, por lo que no nos cuenta tener compasión por ellos. Pero, curiosamente, cuando hablamos de utilizar Disciplina Positiva con otro adulto no lo vemos tan claro" - reflexiona Elisa.

"Pero la Disciplina Positiva puede y debe ser utilizada con cualquier persona, porque todos merecemos ser tratados con respeto y amabilidad. La Disciplina Positiva para parejas ayuda a tener una relación sana, basada en el respeto mutuo, la cooperación, la libertad, el aliento y el amor incondicional. Además, se basa en los diferentes lenguajes del amor y en cómo enfocarnos para solucionar los conflictos".

Así pues, la Disciplina Positiva aplicada a la pareja se basaría en los mismos pilares en los que se asienta la Disciplina Positiva para familias:

  • Amabilidad y firmeza
  • Enfoque a largo plazo
  • Sentido de pertenencia
  • Respeto muto
  • Confianza en las habilidades y destrezas del otro

Cómo cambia la relación de pareja tras convertirnos en padres

relación de pareja

Cuando nace el primer hijo la relación de pareja cambia, pues la llegada al mundo de un bebé implica una revolución en todos los aspectos que altera por completo el ritmo de convivencia que la pareja tenía antes de convertirse en padres.

Conforme el número de hijos va creciendo, suele ser más frecuente que el estrés y el cansancio se acrecienten, ya que las responsabilidades también crecen y hay que hacer un mayor esfuerzo por encajar horarios y adaptarse a las diferentes situaciones que van surgiendo con la crianza.

"Ese estrés al que estamos sometidos los padres día tras día acaba afectando a la relación de pareja. Así, en lugar de hacer equipo, ayudarnos mutuamente y compartir el día complicado que hemos tenido, acabamos volcando en la otra persona nuestra rabia y frustración, como si fuera un 'saco de boxeo'" - comenta la educadora en Disciplina Positiva.

"No debemos olvidar que el vínculo de pareja es el sostén fundamental para los hijos, por eso es importante cuidarlo cada día"

"Con esto no estoy diciendo que los hijos desunan a las parejas. Al revés, los hijos pueden unir todavía más, pero para ello hay que hacer un trabajo diario de comunicación y honestidad con nuestra pareja, y sobre todo dedicarnos tiempo"

"Además, a menudo se da otra circunstancia que daña profundamente la relación de pareja, y es que cuando los niños van llegando a la familia tendemos a volcarnos exclusivamente en ellos y desplazamos y olvidamos por completo de nuestra pareja, y eso es un grave error".

"Porque cada uno tiene un lugar en la familia, y los niños no pueden asumir un papel y un amor que no les corresponde. Porque el amor que sentimos por nuestros hijos no es igual que el sentimos por nuestra pareja, por lo que cada uno debería tener su propio espacio".

Ocho consejos para cuidar tu relación de pareja cada día

Estos son los cinco tips o consejos que nos ofrece Elisa para cuidar nuestra relación de pareja:

1) Cambiemos la forma de saludar

disciplina positiva en pareja

"Hagamos un ejercicio de reflexión y analicemos la forma en la que saludamos a nuestra pareja por la mañana o cómo nos despedimos de ella. Es triste, pero a veces incluso ni nos miramos a los ojos. Recibir a nuestra pareja como se merece es un punto de conexión muy importante. Alegrémonos de verle, mirémonos, besémonos y digámonos cosas bonitas".

2) Cuidemos nuestra comunicación

"Observemos también cómo nos comunicamos con nuestra pareja. ¿Interrumpimos cuando está hablando? ¿Buscamos siempre la crítica, el juicio o la humillación? ¿Le corregimos cada vez que habla? A veces no es fácil darse cuenta de estos detalles, pero conviene hacer un ejercicio de autocrítica y aprender a comunicarnos de forma positiva, desde la humildad, la humanidad y la empatía".

3) Mantengamos viva la chispa del amor

"El enamoramiento inicial cambia con el paso de los años, pero eso no quiere decir que la chispa de la relación tenga que apagarse. Pero para mantener encendida la llama del amor es necesario no caer en el peso de las rutinas, y mirarnos más a los ojos, agarrarnos las manos, besarnos, tocarnos o dedicarnos palabras bonitas cada día".

"Digámonos más veces 'te he echado de menos', '¡cuánto te quiero!', '¡qué guapa/guapo estás' o 'qué bien te sientan esos vaqueros'. Son pequeños gestos de amor, pero con un gran peso en nuestra relación diaria".

4) Escuchemos de forma activa

"Al igual que hacemos con los niños, también debemos practicar la escucha activa con nuestra pareja, sin interrupciones ni críticas. Además, para escuchar necesitamos tiempo, presencia y contacto visual. Cuando ponemos en práctica todo esto, las conversaciones cambian a un tono relajado y fluido".

5) Recuperemos el pasado

relacion de pareja

"Al principio de una relación solo vemos cosas bonitas en el otro. Tenemos las hormonas de nuestro lado y los "te quiero", "te he echado de menos" o "cómo me gusta estar contigo" están siempre presentes. Pero con el tiempo empezamos a poner en práctica aquello de "la confianza da asco", y poco a poco dejamos de apreciar las cosas buenas del otro y a centrarnos únicamente en lo que hace mal".

"Además, cuando estamos en plena conquista echamos mano de todos los recursos posibles: ponemos a disposición del otro todo nuestro tiempo, nuestra oratoria, nuestra buena disposición, nuestra escucha activa, nuestro apoyo incondicional, nuestra complicidad... Pero poco a poco dejamos de dedicarnos tiempo, palabras, caricias, actos de servicio, regalos... Es decir, dejamos de mirar por el otro".

"Por eso creo que es importante hacer un parón de vez en cuando y recordar cómo nos conocimos, cómo nos hacía sentir nuestra pareja y que fue lo que nos enamoró de él/ella; y traer todas estas cosas al momento presente. Además, desde la humildad, debemos preguntarnos a menudo, ¿yo me elegiría a mí mismo como pareja? ¿qué está en mi mano cambiar para que la relación mejore?"

6) Dejemos de remarcar continuamente los errores

"Todos nos equivocamos alguna vez, pero remarcar continuamente los errores es agotador para cualquiera. Al igual que hacemos con nuestros hijos cuando les estamos enseñando algo, puede haber situaciones en las que necesitemos enseñar algo a nuestra pareja, pues hagámoslo con la misma paciencia y amor que lo hacemos cuando se trata de un niño; porque nadie nace sabiendo".

7) Demos más veces las gracias

disciplina positiva en pareja

"Cuando vamos a comprar una barra de pan, además de pagarlo damos las gracias a la persona que nos atiende. Pues, ¿por qué nos cuesta tanto dar las gracias a nuestra pareja cuando pone una lavadora o nos prepara el desayuno por la mañana, por ejemplo?"

"Cuando comento esto en los talleres hay personas que me dicen que no hay por qué dar las gracias cuando la pareja "hace algo que tiene que hacer", pero yo creo que es fundamental agradecer siempre cualquier gesto. Es alentador, da confianza y mejora mucho la comunicación".

8) Ofrezcamos al otro nuestra mejor versión

"A menudo ofrecemos nuestra mejor versión a otras personas y nos guardamos la peor versión de nosotros mismos para nuestra pareja. E incluso a veces lo justificamos diciendo aquello de "es que con nuestra pareja puedo ser yo mismo". Es decir, reservamos nuestras sonrisas, nuestra buena cara, nuestra presencia cuidada, nuestras buenas palabras... a nuestros clientes o pacientes, por ejemplo, pero dejamos nuestro mal humor, nuestros malos días o nuestro aspecto descuidado a nuestra pareja".

9) Dedicarnos tiempo en pareja

"Hay que recordar que a nuestra pareja la elegimos nosotros; es decir, fuimos nosotros los que quisimos pasar el resto de nuestra vida a su lado. Los hijos vinieron después, y además, los hijos volarán del nido".

"Desgraciadamente, hay parejas que durante la crianza de los hijos no cuida su relación y no se dedica tiempo, pero creo que es fundamental que en nuestra vida familiar haya momentos de dedicación exclusiva en pareja".

Talleres de Disciplina Positiva para parejas

Si lo que has leído te ha "removido" por dentro y te ha hecho reflexionar, Elisa nos anima a asistir a un taller de Disciplina Positiva en pareja y profundizar más en las herramientas que esta metodología ofrece para cuidar día a día nuestra relación.

El próximo taller para parejas que ofrecerá Elisa Molina lleva por nombre "Parejas felices", y se celebrará el 19 de febrero vía online. Si quieres conocer todos los detalles, precio e inscripción, puedes consultar este enlace.

Educar En Calma (Crécete)

Educar En Calma (Crécete)

Fotos | Istock, Pexels

Agradecimientos | Elisa Molina, Educar en Calma

En Bebés y Más | ¿Te sientes a menudo enfadada o pierdes los nervios con facilidad? Estas podrían ser las razones y así puedes combatirlo, Cuándo y dónde tenemos sexo los padres: unos padres y madres nos cuentan sus momentos y lugares favoritos

Temas
Inicio