Las otras actividades extraescolares que todo niño debería hacer durante este curso

Las otras actividades extraescolares que todo niño debería hacer durante este curso
Sin comentarios

Con el inicio del cole llegan también las extraescolares. Ballet, fútbol, taekondo, natación, patinaje, música y teatro, entre otras tantas, son algunas de las actividades que ocupan la agenda de los niños al acabar su jornada escolar.

Aunque este tipo de actividades pueden resultar muy beneficiosas para los niños (siempre y cuando no les sobrecarguemos y respetemos su opinión), jamás deberían sustituir a estas otras actividades que os proponemos y que aportan muchos más beneficios de los que podamos llegar a imaginar.

¡Comienza la jornada con movimiento!

Ir al colegio caminando (o en bici o patinete) debería ser una asignatura obligada para todos los niños durante este curso.

Caminar no solo ayuda al niño a comenzar el día de manera activa, ejercitando los músculos y respirando aire puro, sino que además, si el paseo se hace en compañía de papá o mamá, supondrá un rato de tiempo compartido con grandes beneficios emocionales.

Ejercicio físico en el parque

parque infantil

El parque de columpios es mucho más que un simple entretenimiento para los niños, pues también supone un rato de actividad física diaria y al aire libre, que tantos beneficios aporta.

Cuando van al parque, los niños suben y bajan por el tobogán, escalan, trepan, se deslizan, se cuelga de los barrotes, dan volteretas... en definitiva, ponen a prueba sus límites físicos, fomentan el sentido del equilibrio y su orientación espacial.

Juego libre con amigos: bueno para su creatividad y socialización

juegos libre con amigos

El rato de recreo en el cole no es suficiente para que los niños jueguen, se ejerciten y disfruten junto a sus amigos.

Por eso, siempre que sea posible debemos fomentar las reuniones de nuestros hijos con sus amigos después del colegio, principalmente al aire libre, pues no solo ayuda a prevenir contagios en este tiempo de pandemia, sino que jugar en exteriores es muy beneficioso para su salud.

Jugar en la naturaleza: ¡son todo beneficios!

Si tenemos la suerte de tener el campo al lado de casa es aconsejable que salgamos a pasear con nuestros hijos siempre que sea posible, pues el contacto con la naturaleza es muy beneficioso para su desarrollo, además de ser una excelente fuente de aprendizaje.

No temas si se ensucian jugando con el barro, permite que trepen a los árboles, recolecten flores o desentierren piedras. El rato que pasan jugando en la naturaleza vale más que cualquier extraescolar.

Aprendiendo ciencias en la cocina

cocina con niños

La cocina es una excelente forma de repasar conceptos matemáticos y científicos, al tiempo que el niño se divierte y potencia su sentido de pertenencia ayudándonos a preparar las comidas familiares.

Y es que cuando cocinan, los niños manejan conceptos como el peso, el volumen o los cambios de materia, aprenden sobre alimentación saludable, clasificación de alimentos, fomentan la concentración y la atención plena, estimulan sus sentidos... ¡son todo beneficios!

Música y baile con papá y mamá

bailar con papá y mamá

Bailar es una actividad de lo más entretenida para los niños, además de aportar importantes beneficios a su salud física y emocional. Pero no hace falta que el niño se ejercite sobre la pista de baile de una academia para trabajar el movimiento, la coordinación o el ritmo, pues el salón de nuestra casa puede convertirse en la mejor escuela.

Y es que bailar en compañía de papá, mamá o los hermanos no solo beneficia la salud y la forma física del niño y sus acompañantes, sino que supone un excelente ejercicio para ayudar a estimular el desarrollo afectivo, estrechar vínculos y crear maravillosos recuerdos de tiempo compartido en familia.

Tareas domésticas: autonomía, compromiso y habilidades sociales

actividades domésticas

Ayudar en las tareas cotidianas y que forman parte del funcionamiento y mantenimiento diario de la casa no solo es una excelente forma de fomentar la autonomía y responsabilidad del niño, así como de potenciar su sentido de pertenencia al grupo, sino que le permite desarrollar una serie de habilidades fundamentales para la vida.

Por eso, y siempre atendiendo a la edad y capacidad del niño, es importante que involucremos a nuestros hijos en las tareas domésticas desde un punto de vista lúdico y educativo, pues estarán aprendiendo mucho más de lo que creemos. Desde ir al supermercado para hacer la compra, hasta vestirse solos, ordenar su habitación, ayudar a poner la colada, fregar los platos, ocuparse de la mascota, realizar labores de jardinería...

Juntas de familia: importantes beneficios emocionales

juntas de familia

Las juntas o reuniones de familia deberían ser una de las "extraescolares obligadas" para hacer durante este curso, pues son innumerables los beneficios que aportan al desarrollo del niño y lo mucho que pueden llegar a aprender de esta experiencia.

Como su propio nombre indica, las juntas familiares no son más que reuniones llevadas a cabo para sentar las bases que ayuden al buen funcionamiento de nuestro hogar, así como resolver posibles conflictos, organizar planes en familia... en definitiva,  tratar cualquier tema que para la familia sea importante, haciéndolo siempre desde el respeto, la escucha activa y la resolución conjunta de los problemas.

Relajación y mindfulness

Después de una larga jornada de colegio para los niños y trabajo para los mayores, nada como relajarnos juntos con ejercicios de meditación, respiración o posturas de yoga.

Este tipo de actividades está ganando cada vez más adeptos entre los niños y las familias, pues aporta importantes beneficios al desarrollo emocional: fomenta la atención plena, mejora la concentración, reduce el estrés y la ansiedad, favorece el descanso, mejora las relaciones sociales...

En Internet podemos encontrar un sinfín de tutoriales, vídeos o clases online para practicar este tipo de actividades con nuestros hijos y aprovecharnos de sus grandes ventajas.

Lectura antes de dormir

leer antes de dormir

En numerosas ocasiones hemos hablado de la importancia de fomentar la lectura en los niños a través de títulos que capten su atención y ratos de lectura compartida.

En este sentido, creemos imprescindible dedicar un ratito cada día a leer junto a nuestros hijos antes de dormir, pues hacerlo no solo contribuye a crear preciosos recuerdos en familia, sino que es una excelente forma de potenciar el hábito lector de los niños, desarrollar el vocabulario y la gramática, mejorar el estado anímico o estrechar lazos afectivos, entre otros muchos beneficios.

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Los deberes para el verano que todos los niños deberían hacer durante estas vacaciones

Temas
Inicio