Publicidad

Bailar en familia tiene grandes beneficios para todos: así repercute positivamente el baile en adultos y niños

Bailar en familia tiene grandes beneficios para todos: así repercute positivamente el baile en adultos y niños
Sin comentarios

El baile es una actividad de lo más entretenida para hacer con los niños y que además tiene múltiples beneficios para la salud de todos, ya que entre otras cosas ayuda a mitigar el estrés, quemar el exceso de grasa corporal y mantener en forma nuestro esqueleto, músculos y corazón.

Siempre es buen momento para bailar en familia, pero más especialmente ahora, con las vacaciones de verano como telón de fondo. Te contamos los grandes beneficios que aporta el baile compartido entre padres e hijos.

Beneficios físicos para todos

Como deporte que es, uno de los principales y grandes beneficios del baile es que mejora nuestra salud y nuestra forma física. Y para muestra te detallamos algunos de los efectos positivos que tiene bailar, tanto para los adultos como para los niños:

  • Bailar es un ejercicio aeróbico, y al estar moviéndonos de manera continuada fortalecemos el corazón y nuestra capacidad de resistencia

  • En el caso de los niños, bailar ayuda a desarrollar la motricidad gruesa, pues requiere de equilibrio, posturas corporales y movilidad

  • Bailar mejora la coordinación del niño, pues los movimientos repetitivos y la intención de hacer pasos coordinados que acompañen a la melodía es un gran estímulo para su desarrollo psicomotor

  • El baile permite tener una mayor conciencia de nuestro esquema corporal y esto repercute especialmente a la hora de mantener una postura correcta del cuerpo. Cuando el baile se integra en la vida del niño su postura corporal mejora, ayudando a liberar tensiones y a prevenir lesiones graves

  • El baile ayuda a los adultos a mejorar nuestra flexibilidad ya que algunos movimientos o piruetas requieren del estiramiento de los músculos. Recordemos que la flexibilidad es algo que se va perdiendo con la edad si no la trabajamos

  • El baile fortalece nuestra musculatura pues se trata de un ejercicio de fuerza que requiere de la implicación de todos los huesos y músculos del cuerpo. Además, las repeticiones para aprender bien una coreografía incrementan el esfuerzo muscular

Ayuda a controlar el peso y a disminuir la grasa corporal

ayuda a controlar el peso

Fruto de todos los beneficios arriba mencionados, bailar es un excelente ejercicio físico que ayuda a controlar nuestro peso y a reducir la grasa corporal. Eso sí, como cualquier actividad física es fundamental practicarlo de manera habitual y complementarlo con una alimentación equilibrada y saludable.

Recordemos que la obesidad es la epidemia del siglo XXI y que en nuestro país afecta a un 40% de los niños menores de ocho años. Así pues, integrar el baile en nuestras vidas como parte de una rutina diaria no solo es una actividad muy divertida y placentera, sino importante para cuidar la salud de mayores y pequeños.

Mantiene activo nuestro cerebro

bailar en familia

Puede parecer simple, pero bailar requiere del aprendizaje de una serie de pasos y movimientos, o bien de la invención de nuestra propia coreografía. Ya sea en un caso o en otro debemos coordinar nuestro cuerpo al ritmo de la música, y ello implica también el "entrenamiento de nuestro cerebro".

Y es que cuando bailamos, estamos desarrollando nuestra memoria, creatividad, concentración, sincronización y la habilidad de hacer varias cosas a la vez.

Nos ayuda a liberarnos del estrés

Este beneficio del baile es de sobra conocido por todos, y quien más o quien menos lo ha podido comprobar en primera persona durante el confinamiento, pues si hubo una actividad por excelencia a la que las familias recurrieron para aliviar la tensión fue precisamente al baile.

Además, como cualquier otro deporte practicado con regularidad, bailar ayudaría a reducir la ansiedad y a combatir los síntomas de depresión.

Alivia el llanto del bebé

En el caso de los bebés, cuando lloran o parecen estar intranquilos son muchas las cosas que podemos hacer para intentar calmar su llanto, entre ellas mecerlo suave y rítmicamente al compás de la música. Igualmente, si tenemos un portabebé también podemos utilizarlo para bailar más cómodamente con nuestro hijo, al tiempo que nos ayuda a fortalecer nuestro vínculo.

Ayuda a los niños a autorregular su comportamiento

Bailar ayuda a los niños especialmente inquietos o con mucha energía a liberar tensión, relajarse y lograr regular su comportamiento. Además, algunas investigaciones han demostrado que en el caso de los niños con un Trastorno de Déficit por Atención e Hiperactividad (TDAH), el baile mejora notablemente su comportamiento y rendimiento escolar.

Nos ayuda a expresar sentimientos

Según los expertos, dar rienda suelta al arte y la creatividad es la mejor herramienta para expresarnos, especialmente en el caso de los niños. Y es que no siempre es fácil para ellos poner palabras a sus sentimientos, por lo que manifestarlos a través de la música, el baile y los movimientos corporales son una excelente alternativa.

Nos ayuda a deshinibirnos

baile

Cuando el baile se practica de forma libre y sin juicios externos, niños y adultos logramos deshinibirnos, con todos los beneficios que esto implica:

  • damos rienda suelta a nuestra creatividad e imaginación,
  • fortalecemos nuestra autoestima,
  • mejoramos nuestro estado anímico,
  • favorecemos la expresión, la comunicación y la interacción con nuestro entorno
  • logramos un mayor bienestar del cuerpo y la mente.

Fortalece la confianza en nosotros y en los demás

Bailar de forma libre dejando al cuerpo que se exprese sin reglas y desde la total creatividad es un excelente ejercicio para mejorar la autoestima, especialmente en el caso de los niños. Además, bailando en familia o en grupo mejoramos la confianza en nosotros mismos y en los demás, especialmente cuando trabajamos con coreografías conjuntas.

Fomenta el sentido del ritmo y el oído musical

Para bailar necesitamos escuchar música e interiorizarla para llevar a cabo nuestros pasos. Este ejercicio repercute positivamente a la hora de adquirir sentido del ritmo y oído musical.

No en vano, los estudios han demostrado que los niños que realizan actividades musicales en casa, entre las que se incluye bailar con música, tienen una mayor sensibilidad acústica a la hora de detectar cambios en los sonidos. Además, esta actividad podría acelerar el desarrollo de las funciones auditivas que a edades tempranas son muy importantes para el proceso de aprendizaje lingüístico.

Es divertido

Y por si todos los beneficios mencionados fueran pocos, bailar es una de las actividades más divertidas para practicar en familia. Cuando bailamos, nuestro cerebro libera dopamina y serotonina, dos sistancias que ayudan a liberar el estrés. Esto, combinado con la liberación de endorfinas que provoca el ejercicio físico contribuye a sentirnos relajados y felices.

Para nuestros hijos, los movimientos de los pasos de baile al ritmo de su música favorita les provoca un gran placer, de ahí que el baile sea algo innato en los niños desde que son bebés.

Estimula el desarrollo afectivo de los niños y ayuda a estrechar vínculos

Para un niño, pasar tiempo en familia y hacer actividades con sus padres es muy importante y beneficioso, pues entre otras cosas le ayuda en su desarrollo afectivo y social. Así pues, y por todo lo mencionado más arriba, creemos que bailar es una excelente actividad para realizar juntos.

Además, cuando padres e hijos bailan juntos se fomenta la unión y el vínculo entre ellos, aprendemos a conocer más los gustos del otro, nos apoyamos y animamos, e incluso podemos llegar a combatir el sexismo y los estereotipos de género.

Fotos | iStock, JumpStory

En Bebés y Más | Bailar es beneficioso para los niños, La educación artística aporta grandes beneficios en el desarrollo académico y social de niños y preadolescentes

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios