Compartir
Publicidad

Las cinco razones por las que los pediatras recomiendan que los niños vayan caminando al colegio: mucho más que ejercicio

Las cinco razones por las que los pediatras recomiendan que los niños vayan caminando al colegio: mucho más que ejercicio
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dice la Asociación Española de Pediatría que “caminar un kilómetro a clase ida y vuelta supone realizar hasta dos tercios de la actividad física recomendada para los niños”.

Pero el ejercicio es solo una de las razones por las que los pediatras recomiendan ir andando a clase. Esta sencilla rutina implica beneficios mentales y físicos para la salud de nuestros hijos.

'Caminando al cole: un modelo para innovar en salud de los niños y medio ambiente'

Así se llama el proyecto elaborado por los Comités de Salud Medioambiental y de Promoción de la Salud de la AEP, que supone una revisión de las evidencias científicas sobre los beneficios de caminar al cole. Su intención es ponerlas a disposición de pediatras de Atención Primaria y colegios para crear una red colaborativa de trabajo multidisciplinar en salud medioambiental escolar y contribuir así a la creación de ambientes más saludables.

Según los pediatras españoles, se ha producido un preocupante descenso en el número de escolares que usan transporte activo al colegio. Datos del Comité de Salud Medioambiental (CSM) de la AEP hablan de que entre un 10 y un 60% de los alumnos en edad escolar caminan o usan la bici.

La reducción de estas cifras preocupa a la comunidad médica y científica porque, aunque las evidencias científicas son todavía limitadas, caminar al colegio parece que no solo beneficia a la salud de los niños, sino que también reduce la congestión del tráfico, el número de lesiones, la contaminación por ruido y el gasto económico.

El doctor Juan Antonio Ortega, coordinador del CSM, explica:

“La comunidad educativa, profesorado, asociaciones de padres y madres y especialmente los niños/as y adolescentes también deben involucrarse de forma activa, pues han de ser partícipes principales para crear entornos y hábitos de vida más saludables desde la infancia”.

Este proyecto pretende apoyarles, ya que está claro que no todos los pequeños tienen la posibilidad de ir andando al colegio, por edad o distancia.

Respecto a qué edad están los niños preparados para ir solos al colegio, la Asociación Española de Pediatría señala que las habilidades de orientación espacial aparecen temprano en el desarrollo. Con 7 años los procesos cognitivos necesarios están razonablemente desarrollados. Pero todo dependerá de la madurez y la distancia a recorrer.

Si no es posible ir caminando a clase, la AEP recomienda que se opte por “todo tipo de desplazamiento que usa medios no motorizados como la bicicleta, el monopatín, patines o caminar”.

Solo en el caso de que no sea posible se puede viajar en transporte público, que sigue siendo "más activo que el uso de vehículo privado, ya que normalmente nos obliga a caminar hasta y desde la parada y luego desde y hasta el destino".

Cinco razones para aparcar el coche y el bus

Imagen Caminar Al Cole

Si buscas razones de peso para animar a tus hijos a dejar pasar el bus escolar, los pediatras te las sirven en bandeja, tal y como quedan resumidas en esta ilustración.

"Caminar 20 minutos al día, incrementa un 11% la resistencia de la columna lumbar, un 8% la flexibilidad, un 69% el equilibrio, y un 13% de la aptitud cardiocirculatoria”.

Así lo asegura la AEP, que nos da estas cinco razones de peso por las que debemos apostar por ir caminando al colegio:

1) Incrementa el nivel de actividad física y cardiovascular

Los niños que caminan o van en bicicleta a la escuela realizan más actividad física y gozan de mejor condición cardiovascular.

Esta rutina aumenta el tono muscular y contribuye a mejorar la estabilidad de la marcha de los niños y se asocia con una mejora de su composición corporal, aptitud física y cardiorrespiratoria.

2) Contribuye a prevenir y disminuir la obesidad infantil y juvenil

Según todas las evidencias científicas el ejercicio físico ayuda a controlar el peso, por lo que caminar al colegio puede ser una estrategia simple y efectiva para reducir la obesidad.

Se recomiendan 20 minutos entre 3 y 4 veces a la semana, pero se han observado resultados positivos con menos de 15 minutos de caminata al colegio, lo que quiere decir que incluso los trayectos cortos pueden jugar un papel importante en la salud.

En España, alrededor de un 40% de los pequeños tienen sobrepeso u obesidad, una cifra que en la Unión Europea solo supera Chipre.

3) Disminuye el sedentarismo y apoya las relaciones sociales

Los estudios apuntan a que la promoción de actividad física desde el entorno escolar es una herramienta importante para aumentar la motivación por la sensación de “liberación de energía o tensión”, la pertenencia al grupo y el estatus social.

Comenzar a andar de manera autónoma a edad temprana, también se asocia a un menor sedentarismo.

4) Mejora el estado emocional y rendimiento académico

La actividad física puede influir en la plasticidad y flexibilidad cerebral. El ejercicio a largo plazo favorece el riego sanguíneo cerebral, la creación de nuevas conexiones neuronales, la transmisión neuronal en el hipocampo y la expresión de genes relacionados con factores de crecimiento nervioso.

De ahí que la evidencia científica contrastada por la AEP señale que caminar mejora:

  • La autoestima y autopercepción del niño.

  • Su calidad emocional, al incluir mejores relaciones con los compañeros y hacer nuevos amigos.

  • El rendimiento cognitivo y los resultados académicos.

  • El comportamiento y el nivel de participación, ya que la actividad física ayuda a concentrarse y reduce la hiperactividad.

5) Disminuye la contaminación atmosférica

Reducirla es uno de los mayores retos en salud medioambiental para la Organización Mundial de la Salud. Y los niños son más vulnerables por respirar mayores volúmenes de aire por kg de peso que los adultos, por la inmadurez de la mucosa alveolar en crecimiento y por su menor estatura.

Además, la comunidad científica está de acuerdo en que el uso del automóvil incrementa la contaminación atmosférica urbana. Y esto se asocia significativamente con disminución del rendimiento académico, memoria de trabajo, atención y empeora la función pulmonar en los niños.

'Pedibús', un camino escolar seguro

Andando Cole 2

En 2004, el Ayuntamiento de Torrelodones en Madrid puso en marcha el servicio de Pedibús escolar, una iniciativa para que los escolares puedan ir caminando al colegio acompañados de monitores.

Ya son cerca de 100 niños los que utilizan alguna de las seis rutas seguras, que puedes consultar en la app de Trazeo.

Según explica el Ayuntamiento madrileño:

"Con esta iniciativa se pretende devolver el derecho de los niños a la autonomía y se fomenta la educación en valores ciudadanos, de movilidad sostenible y medioambientales, favoreciendo que la calle vuelva a convertirse en un entorno seguro".

Pero desde el consistorio se anima a los padres a probar el servicio ya que, aunque ha supuesto una descongestión de tráfico en zonas conflictivas de acceso a los centros escolares, el coche sigue siendo la forma principal de llegar al colegio, "con aparcamiento indebido en aceras y pasos de peatones, a la entrada y salida de los colegios, que implica molestias y problemas de seguridad para los niños".

Sin duda alguna, es un buen ejemplo de esa colaboración que pide la Asociación Española de Pediatría para ayudar a los niños que no tienen la opción de que sus padres les acompañen a clase. ¿Conoces algún otro proyecto similar? ¿Qué opinas de ir caminando al colegio? Estamos esperando tus comentarios.

Vía | Asociación Española de Pediatría

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Niños en bicicleta, niños más sanos y felices, Diez beneficios de la actividad física infantil

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio