Compartir
Publicidad

Reflejo de la marcha automática: cuando parece que el recién nacido "camina"

Reflejo de la marcha automática: cuando parece que el recién nacido "camina"
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los bebés recién nacidos poseen diversos reflejos primarios o movimientos involuntarios que, a medida que crecen y madura su sistema nervioso, van perdiendo. Uno de ellos es por ejemplo el reflejo de Moro o de sobresalto, en el que el bebé extiende los brazos y abre las manos con las palmas cuando siente falta de apoyo, y otro del que vamos a hablar hoy, el reflejo de marcha, reflejo de paso o de la marcha automática.

Es un reflejo producido como respuesta desencadenada a un estímulo, y consiste en que el recién nacido muestra un movimiento de piernas en determinadas posiciones como si quisieran andar.

Da pasos como si caminara

Hay personas que se sorprenden al ver a un bebé recién nacido que mueve las piernas como si quisiera caminar. El año pasado la excursión de un bebé se hizo viral por lo gracioso que es ver a un bebé recién salido del vientre de la madre y dando pasos.

El reflejo de la marcha automática ya se observa en el bebé a partir del séptimo mes de gestación y se mantiene durante los primeros meses de vida, generalmente hasta el tercer o cuarto mes del bebé. También se lo conoce como "reflejo del andar automático" o "reflejo de la marcha primitiva".

Si se sujeta al bebé por las axilas y se lo coloca en posición vertical sobre un plano recto como una camilla o el suelo, al sentir el estímulo en la planta de los pies, se endereza y flexiona y estira sus piernas alternativamente como si quisiera caminar.

Si se le impulsa un poco, va adelantando alternativamente uno y otro pie, con movimientos que recuerdan a la marcha. Cuando se le sitúa frente a un escalón, el movimiento de las piernas simula la acción de subida del mismo.

Un reflejo primitivo que desaparecerá

El reflejo termina desapareciendo alrededor de los tres meses o convirtiéndose en lo que serán los primeros ejercicios precursores de los verdaderos pasos, cuando el bebé comienza a andar mediante sostén o intentando alcanzar algo o alguien.

Si más allá de estos primeros meses del bebé el reflejo del paso o de la marcha automática continúa como conducta automática se puede considerar como signo patológico en el desarrollo.

En Bebés y más | Estupendo vídeo que muestra los diferentes reflejos primarios de los bebés, El reflejo de prensión plantar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio