Publicidad

El reflejo de Moro o de sobresalto en el bebé

El reflejo de Moro o de sobresalto en el bebé
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Los bebés recién nacidos poseen diversos reflejos o movimientos involuntarios que son signo de un estado de salud dentro de la normalidad. El reflejo de Moro o de sobresalto del bebé es un reflejo presente en bebés recién nacidos y debe su nombre al al pediatra austríaco Ernst Moro, que lo describió por primera vez.

Este reflejo se suele detectar en la primera exploración al bebé y después en las siguientes consultas se confirma que sigue presente, hasta los tres o cuatro meses, cuando suele desaparecer.

El reflejo de Moro consiste en que el bebé extiende los brazos y abre rápidamente las manos con las palmas hacia arriba y extendiendo los dedos con los pulgares flexionados en el momento en el que siente falta de apoyo (puede suceder ante un cambio brusco de posición).

El bebé se sobresalta (de ahí el nombre con el que también se conoce este reflejo), tensa hombros y espalda y abre los ojos como asustado, incluso puede romper a llorar. A medida que el reflejo termina, el bebé retrae los brazos hacia el cuerpo, con los codos flexionados y finalmente el bebé se relaja.

Podemos observar el reflejo de Moro colocando al bebé boca arriba sobre una superficie suave y acolchada. Se levanta suavemente de los brazos o del cuerpecito para comenzar a quitar el peso corporal del cojín, sin separarlo del mismo.

Si se suelta al bebé de forma súbita (repito, no está separado del cojín), siente la falta de apoyo y se sobresalta reaccionando con el reflejo de Moro.

Reflejo de Moro del recién nacido

La ausencia del reflejo del Moro en un bebé es anormal y sugiere un daño en el cerebro o en la médula espinal o bien si es en un solo lado existe la posibilidad de una clavícula fracturada o daño del grupo de nervios del plexo braquial.

Por otro lado, la persistencia del reflejo de Moro más allá del cuarto o quinto mes de edad puede igualmente indicar defectos neurológicos severos, por ello se sigue comprobando su existencia en las consultas del pediatra.

En definitiva, el reflejo de Moro o de sobresalto en el bebé es uno de esos movimientos primarios que denotan un desarrollo normal en el recién nacido y que desaparecerá habitualmente en el transcurso de pocos meses.

Foto | Thinkstock
En Bebés y más | La observación de los reflejos primarios del bebé, Características innatas del bebé

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir