Mi hijo prefiere jugar en solitario: ¿Por qué es? ¿Debo preocuparme?

Mi hijo prefiere jugar en solitario: ¿Por qué es? ¿Debo preocuparme?
Sin comentarios

Para algunos padres resulta muy preocupante ver que su hijo juega solo, pues surgen dudas al respecto y es normal cuestionarnos si nuestro niño es muy independiente y autónomo o si esto va más allá y se trata de un tema de aislamiento o dificultades para interrelacionarse.

Si a tu pequeño le gusta jugar solo y esto te genera inquietud, en este artículo te aclararemos algunas dudas comunes que tienen los padres al ver que sus hijos prefieren jugar en solitario.

“El juego de los niños consiste en «perder el tiempo», en perderse en el tiempo, en encontrarse con el mundo a través de una relación excitante, llena de misterio, de riesgo y aventura. Y el motor de esta acción es el más potente que conocemos los seres humanos: el placer. Por eso los niños y niñas, cuando juegan de verdad, pueden olvidarse incluso de comer”.
-Francesco Tonucci-

¿Es normal que mi hijo juegue solo?

Pexels Photo 5435599

La respuesta rápida es: sí. Claro está, hay que tener en consideración diversos factores, empezando por la edad del niño.

Durante los primeros años de vida es perfectamente normal, e incluso esperado, que el niño juegue solo y que esté inmerso en su propio mundo explorando todo lo que le rodea.

Sin embargo, al llegar a los tres o cuatro años, empieza a desarrollarse el proceso de socialización, donde los niños buscan jugar e interactuar más con otros.

¿Y qué pasa si mi hijo a esa edad sigue jugando solo? ¿Hay algo malo en ello?; la respuesta es: en principio, ¡no! Aunque, es importante tener en cuenta algunos aspectos.

La personalidad influye

Ten en cuenta que la personalidad de tu hijo también influye en el proceso de juego y socialización con otros, puede que sea un niño tímido o que simplemente sea muy independiente y le guste jugar lo que él desea a su propio ritmo sin que otros interfieran.

Algunos niños son muy extrovertidos y sociables, mientras que otros prefieren jugar solos o con pocos niños y todo esto está bien y es normal, no tienes nada de qué preocuparte.

“El mundo lúdico de los niños es tan real e importante para ellos como para el adulto el mundo del trabajo. Así que debemos concederle la misma dignidad”.
-Bruno Bettelheim-
Pexels Photo 3654176

Puede que incluso, tú mismo tengas otros hijos que hayan sido muy amigables y a quienes les encantó desde siempre jugar con otros, y alguno al que no, y eso está bien.

Por otro lado, el estilo de crianza puede influir en cómo socializa tu hijo, cierto, pero también debes tener en cuenta que se trata de un individuo único, con su propia personalidad, y que debemos respetarle.

“Los niños necesitan tiempo y espacio para jugar. Jugar no es un lujo es una necesidad”.
-Kay Redfield Jamison-

¿Debo preocuparme si mi hijo juega solo?

Pexels Photo 7269688

En principio, si no existe ninguna dificultad añadida, no tendrías por qué preocuparte si tu hijo prefiere jugar solo.

Es posible que se trate simplemente de una fase, o que en el momento de conocer un poco mejor a otros niños, muestre interés por jugar con ellos.

Sin embargo, si notas que tu hijo es reacio a interactuar con otros niños y que se aísla siempre en situaciones como fiestas o en el recreo, puedes pedir ayuda profesional.

Las habilidades sociales

Es posible que deba desarrollar un poco más sus habilidades sociales o simplemente que se trate de aspectos inherentes a su personalidad y debemos comprenderlo y respetarlo.

Las preferencias

Puede que tu hijo prefiera jugar solo, a pesar de que en ocasiones juegue con otros niños, y es que también se trata, en gran medida, de una cuestión de gustos personales; quizás no es un asunto de falta de habilidades sociales sino simplemente de preferencias.

Si tu hijo no manifiesta conductas negativas y hostiles en todo momento ante la idea de jugar con otros niños no te debes preocupar. Déjalo ser, desarrollarse y crecer a su ritmo, con mucho amor de tu parte.

“Una de las cosas más afortunadas que te pueden suceder en la vida es tener una infancia feliz”.
-Agatha Christie-

Beneficios de jugar en solitario

Si tu hijo prefiere jugar en solitario no lo veas como algo malo, pues el juego individual tiene varios beneficios para tu niño; entre ellos:

  • Le ayudan a fomentar el desarrollo de la imaginación y la creatividad al tener que inventar las historias de sus juegos, sus personajes y características.
  • Tendrán habilidades para desenvolverse muy bien en ambientes o situaciones en las que se encuentren solos sin que esto les genere angustia.
  • Pueden conocerse mejor a sí mismos, descubriendo su mundo interior.
  • Les permite desarrollar sus propios gustos e intereses sin la influencia de terceros.
  • Ayuda a facilitar la toma de decisiones al mismo tiempo que les enseña a asumir las consecuencias de lo que hacen de manera individual.

Como ves, si a tu hijo le gusta jugar en solitario, no necesariamente es algo negativo, pues le ofrece la posibilidad de desarrollar muchas habilidades.

El problema aparecería, en parte, cuando su juego fuese siempre en solitario y nunca quisiera interactuar con otros, o mostrara intolerancia y/o malestar ante la presencia de otra persona.

“Los niños han de tener mucha tolerancia con los adultos”.
-Antoine de Saint-Exupery-

¿Cuándo debo preocuparme?

El juego en solitario no tiene porqué ser algo negativo. De hecho, presenta varias ventajas para el desarrollo cognitivo y de la personalidad de tu hijo.

Lo que puede ser preocupante es que tu niño se niegue en toda ocasión a interactuar con otros niños, y que ante la idea del juego con otros se presenten conductas negativas.

Acudir a un psicólogo infantil

Si este es el caso, te recomendamos buscar ayuda de un profesional de la psicología; ellos te pueden ayudar a comprender mejor la situación además de ofrecerte nuevas estrategias para que ayudes a tu hijo a desarrollar más y mejores habilidades sociales.

Acompáñalo con amor

Pexels Photo 4473625

Recuerda que no hay nada establecido en relación al desarrollo de los niños; si bien hay ciertos estándares esperados, si tu hijo se encuentra fuera de ellos, ¡no te preocupes!

Ofrécele amor y mucha comprensión, acompáñalo y permítele avanzar a su propio ritmo.

“No crías héroes, crías hijos. Y si los tratas como hijos, van a llegar a ser héroes, incluso si es solo ante sus propios ojos”.
- Walter M. Schirra-

Fotos | Portada (pexels), Imagen 1 (pexels), Imagen 2 (pexels), Imagen 3 (pexels), Imagen 4 (pexels)

Bebés y más | Jugar a papás y mamás: los siete grandes beneficios para los niños de este clásico juego simbólico, 13 claves para fomentar la autonomía y la autoconfianza en los niños

Temas
Comentarios cerrados
Inicio