Autoconocimiento en los niños: cómo potenciarlo para que desarrollen una autoestima fuerte

Autoconocimiento en los niños: cómo potenciarlo para que desarrollen una autoestima fuerte
Sin comentarios

A medida que los niños crecen, son cada vez más capaces de reconocerse a sí mismos; no solamente en el espejo, sino también "por dentro" y como seres independientes que son.

Precisamente, hacia el año y medio y los dos añeos es cuando empiezan a reconocerse en el espejo cuando ven su reflejo; en este sentido, sus propios movimientos pueden darles pistas a la hora de descubrir que son ellos mismos.

El autoconocimiento tiene que ver con esta capacidad de reconocerse por fuera, pero también, y como veremos, con la capacidad para reconocer qué sentimos, qué queremos, qué nos gusta, cómo somos... Es una habilidad que se va aprendiendo con el tiempo, y que va sujeta al desarrollo emocional de cada niño.

Eso sí, como padres y madres podemos acompañar a nuestros hijos a reconocerse, lo que puede favorecer también que se quieran y se respeten, acciones que tienen que ver con otro concepto: la autoestima.

En este artículo reflexionaremos sobre cinco ideas clave que pueden ayudarnos a potenciar el autoconocimiento de nuestros hijos y, a su vez, que pueden ayudarles a desarrollar una autoestima sana y fuerte.

Autoconocimiento en los niños: ¿qué es?

El autoconocimiento en los niños es aquella capacidad que les permite conocerse y reconocerse a sí mismos. A partir de esta información, los niños evalúan y responden adecuadamente a diferentes situaciones, tanto personales como interpersonales (en relación con los demás).

Pexels 2310609 1

Según la Academia Americana de Pediatría, las habilidades de autoconocimiento empiezan a desarrollarse durante la primera infancia, y continúan haciéndolo hasta bien entrada la adolescencia o los primeros años de la adultez, momento en el que la personalidad del individuo ya se ha establecido tras mucho tiempo de autorreflexión y autoobservación.

¿Por qué es importante el autoconocimiento?

El autoconocimiento permite a los más pequeños identificar aquello que les gusta y aquello que no. También, les permite descubrir cómo van a reaccionar o a comportarse en determinadas situaciones, y a conocer cómo controlar sus emociones y pensamientos.

“Ser bello significa ser tú mismo. No necesitas ser aceptado por otros. Necesitas aceptarte a ti mismo”.
-Thich Nhat Hanh-

Autoconocimiento y autoestima

Por otro lado, el autoconocimiento puede ayudar a nutrir la autoestima de la persona (en este caso, del niño); y es que, cuanto más se conozca el niño, más sabrá lo que le gusta o qué cualidades tiene, y todo ello puede ayudarlo a autorreforzarse, a quererse y a valorarse más (en definitiva, a mejorar su propia autoestima).

¿Cómo potenciar el autoconocimiento para el desarrollo de una autoestima fuerte?

Hemos visto que el autoconocimiento en los niños es importante para varios aspectos de su desarrollo; uno de ellos, muy fundamental: su autoestima.

Pero, ¿cómo podemos potenciar el autoconocimiento de nuestros hijos para que puedan desarrollar una autoestima fuerte? ¡Te damos algunas claves!

Pexels Aleksandr Balandin 294173

Enséñale que hay una parte física y otra emocional

El autoconocimiento tiene que ver con el hecho de conocerse a uno mismo, ya sea físicamente como psicológicamente, mentalmente y emocionalmente. Es decir, implica conocerse por dentro y por fuera.

Por ello, es importante que tu hijo entienda que él es mucho más que lo que ve en el espejo; es también aquello que siente, que teme, que ama, que añora... Así, puede ayudarle conocer estos conceptos iniciales: "lo que soy por fuera (físico) vs. lo que soy por dentro" (y saber que todo ello forma parte de él mismo).

Acompáñale a descubrir qué le gusta

Otra idea clave para trabajar el autoconocimiento es descubrir qué nos gusta. Cuando los niños son pequeños, la mayoría aún no tienen totalmente definidos sus gustos; ¡y es totalmente normal!

Pero a medida que crecen, empiezan a saber identificar qué les gusta de verdad, qué les genera curiosidad, qué les llama la atención y les despierta interés... Y qué no.

Forma parte de su desarrollo. Y como padres y madres podemos también acompañarles en este camino: por ejemplo, animándoles a probar cosas nuevas, a través del juego, del lenguaje, del deporte...

Descubre con él qué se le da bien

Conocer nuestras virtudes, nuestros talentos ocultos y nuestras capacidades, también forma parte del proceso de construcción del autoconocimiento y de una autoestima sana. Podemos acompañar a nuestro hijo en este proceso.

Por ejemplo, preguntándole directamente, reforzando sus logros, probando cosas nuevas como mencionábamos en el punto anterior... Otra idea: valorar con él e indagar si le interesa realizar alguna actividad extraescolar, cuáles de ellas le interesan, etc.

Explora con él: ¿cómo soy? ¿Cómo me veo? ¿Qué me gusta de mí?

Puedes acompañar a tu hijo a explorar cómo se ve a sí mismo con esta pequeña actividad: se trata de animarlo a que haga un retrato de sí mismo, un dibujo.

No hay premisas o reglas, tan solo, que se dibuje a sí mismo. Puedes, eso sí, proponerle que escriba en el mismo dibujo algunos rasgos que le caractericen: por ejemplo, "soy divertido", "soy simpático", "soy alegre"...

Después, puedes analizar con él el dibujo, observar cómo se ha dibujado, hacerle preguntas...

Aumenta su vocabulario emocional

Otra clave para ayudar a nuestros hijos a potenciar su autoconocimiento es ayudándole a aumentar su vocabulario emocional. Este engloba todas aquellas palabras que la persona utiliza para designar cómo se siente (en general, las propias emociones).

Y es que el reconocimiento de lo que sentimos, el poder ponerle nombre, nos ayuda a conocernos mejor. ¿Cómo potenciar el vocabulario emocional de los más pequeños?

Con este pequeño ejercicio: proponle durante unos minutos escribir en una hoja todas las emociones que conozca. Después, contarlas, hablar sobre cada una de ellas y añade alguna más (aquellas que consideres que puede entender a su edad). Un recurso que os puede ir muy bien en este ejercicio es la rueda de emociones:

Fuente: Instituto de Bienestar Integral

Potenciar el autoconocimiento es potenciar la autoestima

Potenciar el autoconocimiento de los niños es, a su vez, una forma de potenciar su autoestima. Como decíamos en la introducción, cuanto más se conocen a sí mismos, más preparados están para escoger aquellas opciones que más les hagan disfrutar y aquellas que se les den bien, y también para quererse mejor.

Además, si lo piensas bien, es muy difícil querer o valorar algo que no conocemos; lo mismo ocurre con uno mismo, y con la percepción que tenemos de nuestra persona. "Si me conozco y me reconozco, puedo ser capaz de admirarme y de quererme". ¡Pues a los niños les ocurre lo mismo!

Pexels Vlada Karpovich 4609046

Fotos | Portada (pexels), Imagen 1 (pexels), Imagen 2 (pexels), Imagen 3 (rueda de emociones: Instituto de Bienestar Integral), Imagen 4 (pexels)

Bebés y más | Cómo educar a tus hijos para que el amor sea lo que los guíe en sus vidas, 21 buenos hábitos que hacen felices a los niños

Temas
Inicio