Compartir
Publicidad
Cada madre-hijo es un mundo
Ser Padres

Cada madre-hijo es un mundo

Publicidad
Publicidad

La maternidad es una experiencia única y diferente, como ninguna otra. En ella conocemos emociones, sentimientos y sensaciones que no habíamos vivido antes y jamás habíamos experimetado. Y aunque la maternidad sea una experiencia que nos transforma a todas como mujeres, no hay ninguna maternidad igual a la otra.

Cada maternidad es única y no hay dos maternidades iguales. Incluso, ni siquiera la forma de maternar de una madre a cada uno de sus hijos es igual, porque cada uno de ellos es diferente. Cada madre-hijo es un mundo.

Cada mujer es diferente

Empecemos por lo básico: cada una de nosotras como mujer, es completamente distinta a las demás. Desde pequeñas, todas fuimos formando nuestra propia identidad, con gustos, creencias, ideas, opiniones y formas de pensar diferentes.

A algunas puede gustarles el color verde, mientras que otras son amantes del color rosa. Quizás a ti te gusten las películas románticas, mientras que a tu hermana o amiga le encantan las de suspenso. Todas tenemos diferentes formas de expresarnos y ver el mundo.

Por lo tanto, es natural que cada mujer sienta y viva la experiencia de la maternidad de forma distinta. Incluso nuestra percepción acerca de convertirnos en madres puede ser muy diferente. Quizás para ti ser madre era el máximo sueño de tu vida o quizás te emocionaba la idea, pero también tienes otros sueños más grandes con los cuales acompañarla.

La maternidad y los hijos

Madre Hija Sonriendo

Cuando nos convertimos en madres por primera vez, nos damos cuenta que quizás nuestra experiencia como mamás no es igual a la de otras personas que conocemos. Tal vez tuvimos una amiga que lo pasó muy mal en su embarazo, mientras que a nosotras apenas si nos dio un achaque. O nuestro bebé resultó ser uno que se despierta múltiples veces durante la noche en todo su primer año de vida, y el de nuestra amiga durmió de corrido toda a noche desde los tres o cuatro meses de edad.

Algo que he notado mucho en redes sociales, es que cuando alguien recomienda algo que les ha funcionado, hay personas que coinciden y también hay otras que tuvieron una experiencia diferente o mala con dicha recomendación. Esto desde luego no quiere decir que la otra persona esté bien o esté mal, o que una sepa más que la otra. Simplemente, cada cosa funciona de manera diferente para cada mamá.

Por eso mismo existen diferentes opiniones, estilos de crianza, formas de convivir y de pensar: porque cada familia, cada padre, cada madre y cada hijo, es un mundo. Lo que sea efectivo o más conveniente para unos no les funciona a otros.

Si por ejemplo, a mí me funciona hacer colecho y considero que es lo mejor para mi familia, no quiere decir que también lo vaya a ser para otros. Hay mil y un razones por las cuales algo puede no funcionarle a una mamá y a mí funcionarme de maravilla, o viceversa.

También cada hijo es distinto

Madre En Casa Con Dos Hijos

Lo mismo que ocurre con nosotras como mujeres, pasa con nuestros hijos: cada bebé que llega al mundo, es completamente diferente al otro. Llegan siendo un individuo, una persona única, con necesidades específicas. Pero a veces se nos olvida eso y pretendemos que todo lo que funcione con un bebé o niño, funcionará con los otros.

Cada madre tiene un mundo con cada uno de sus hijos porque cada uno es diferente, y el trato que se les da o la relación que existe entre una madre y sus hijos, debe ser distinta con cada uno de ellos.

Dejemos de generalizar

A lo que quiero llegar con todo esto, es lo siguiente: tenemos que dejar de criticar y entender que se forman ecosistemas únicos entre cada madre con cada hijo. Tratándose de la maternidad y el cuidado de los hijos nunca hay que generalizar, porque existe un estilo de crianza para cada familia.

Es cierto que existen ciertas tendencias o hay algunas cosas que la mayoría compartamos o experimentemos de la misma manera, pero también comprendamos que existen formas distintas de pensar y debemos de respetar esas diferencias. Dejemos de juzgar cómo cada una cría a sus hijos y recordemos que no existe una manera perfecta de ser mamá.

Fotos | iStock
En Bebés y más | ¿Como mantener una buena relación cuando tu estilo de crianza es diferente al de tus amigas?, "Tregua entre mamás": un grupo de mujeres decide acabar con la guerra de las madres

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos