Compartir
Publicidad

De padres tigre a padres de corral: qué dice la ciencia sobre los estilos de paternidad más populares

De padres tigre a padres de corral: qué dice la ciencia sobre los estilos de paternidad más populares
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los políticos hablan mucho de “la familia”, pero ¿qué es lo que realmente quieren decir cuando utilizan este término? ¿Cómo es una familia moderna y cómo se compara con la de hace diez, 20 o incluso 30 años?

En esta serie de diez capítulos, examinamos algunos cambios importantes en la familia y en las relaciones personales, así como la forma en la que influyen en las leyes, la política y nuestra idea de nosotros mismos.

¿Cuál es la mejor manera de criar a un hijo?

Se han publicado muchos libros sobre este tema y son varios los autores que se empeñan en acuñar nuevos términos para describir las formas de criar a los pequeños. Resulta que hay muchos estilos, pero algunos de los más famosos son:

  • Los padres tigre: Buscan ante todo que sus hijos tengan éxito, pero se trata de lo que ellos entiendan por éxito.
  • Los padres helicóptero: Toman las riendas de todos los aspectos de la vida del niño.
  • Los padres quitanieves: Eliminan los obstáculos para hacer la vida más fácil para su hijo.
  • Los padres de corral: Permiten a los niños una gran cantidad de libertad.
  • Los padres de apego o suaves: No le dan mucha importancia pero ponen límites según las necesidades y el carácter del niño.

Los psicólogos suelen hablar de la paternidad según varias tipologías basadas en el trabajo de Diana Baumrind, una psicóloga clínica y evolutiva famosa por su investigación sobre los diferentes estilos de criar a un hijo.

En general, se entiende que existen cuatro tipologías:

  • Los padres autoritarios como figura de autoridad en la vida de sus hijos. Fijan las reglas y si dicen “salta” su hijo responde: “¿Hasta qué altura?”. (Son los más parecidos a los padres tigre).
  • Los padres permisivos son poco estrictos en cuanto a sus expectativas, no establecen normas y no piden mucho de sus hijos.
  • Los padres negligentes no se interesan por sus hijos y no quieren tomar parte en la vida de sus hijos.
  • Los padres autoritativos son muy exigentes y a su vez muy receptivos.

Una de las principales críticas a estas tipologías es que dependen de cada cultura. ¿Qué dice la ciencia sobre los pros y los contras de cada uno de estos estilos de crianza?

Los padres tigre

Tipo de padre: espera que se le obedezca a la primera, quiere la excelencia en cada esfuerzo y que el niño nunca responda.

¿Quién acuñó el término? Amy Chua popularizó este nombre en su libro de 2011 Himno de Batalla de la Madre Tigre. Chua describe a los padres tigre, a menudo de familias chinas, como superiores a los padres occidentales. Los padres chinos hacen uso de la fuerza y no se cortan a la hora de insultar a sus hijos. Son padres que asumen que sus hijos les deben mucho y esperan que se lo agradezcan siendo obedientes y haciendo que se sientan orgullosos.

¿Por qué los padres eligen este estilo? Como dice Chua, las madres tigre son así por sus antecedentes culturales y cuando exigen el máximo esfuerzo en una hora de clase de piano el niño está cumpliendo parte de sus antecedentes culturales. Para los padres occidentales sería difícil cambiar sus perspectivas culturales hasta que puedan adaptar un modelo similar.

Los padres que siguen estas pautas quieren que su hijo tenga éxito ante todo y puede que en el fondo tengan profundas inseguridades sobre el futuro. Lo más probable es que este tipo de padres sean más bien autoritarios.

La ventaja de criar a un niño de esta manera es que puede hacer que sea más productivo, esté más motivado y sea más responsable.

El inconveniente es que los niños pueden tener problemas en tareas normales o a la hora de adaptarse a nuevas experiencias, algo que puede causar depresión, ansiedad y una aptitud social deficiente. Sin embargo, es algo que también depende de la cultura.

Padres helicóptero

Tipo de padre: interviene cada vez que su hijo tiene un problema, se involucra demasiado en su educación y llama a sus profesores a menudo. La conducta no cesa durante la adolescencia.

¿Quién acuñó el término? El psicólogo Foster Cline y el educador Jim Fay acuñaron la frase en 1990 en su libro: Ser Padres con Amor y Lógica. En este libro describen a los padres helicóptero como aquellos que confunden el amor por su hijos con no dejarles hacer nada por sí mismos. Otra forma de describir la conducta de estos padres es la de “sobreprotección excesiva”.

¿Por qué hay padres de este tipo? Estos padres son propensos a temer por el futuro de sus hijos al igual que los padres tigre. En este caso los padres no pueden confiar la capacidad de su hijo para orientarse por el mundo y estando siempre disponibles piensan que van a evitar que les pase algo malo a sus hijos.

Estos padres probablemente son una mezcla entre autoritarios y permisivos, pero hay poca investigación al respecto.

Las ventajas son que estos padres pueden ser sobreprotectores: pueden salvar a su niños o adolescentes de ciertos imprevistos.

Los contras son que los niños pueden carecer de la capacidad de recuperación emocional e independencia, algo que puede dejar secuelas de adulto. Un niño de un padre helicóptero puede llegar a tener una incapacidad para controlar su comportamiento.

Incluso hay un foro en Reddit dedicado a los peores aspectos de crecer con padres helicóptero. Las historias incluyen un de 21 años cuyo padre le acompañó a la hora de ejercer en un jurado popular porque no confiaba en que podría hacerlo bien. Al padre le acabó expulsando de la sala un guardia de seguridad y se pilló una rabieta.

Los padres quitanieves o excavadora

Tipo de padre: se empeña en quitarle todos los obstáculos que le surjan a su hijo en el camino. Son los típicos que se quejan al director del colegio para conseguir un profesor diferente o que sobornan al entrenador para que su hijo tenga un lugar en el equipo.

¿Quién acuñó el término? Al parecer, el término fue acuñado por el ex profesor de secundaria David McCullough. En 2015, publicó el libro No Eres Especial donde le pedía a los padres que se echaran a un lado y dejasen que sus hijos fracasaran. Se basa en un discurso de graduación 2012 que dio a sus estudiantes de secundaria.

¿Por qué algunos padres son de este estilo? Tal vez piensan que su hijos son excepcionales o son demasiado buenos como para perder y es por eso por lo que aplican este tipo de educación hacia sus hijos. En cuanto a la tipología, cuenta con aspectos de autoritarismo, puesto que exigen el éxito (después de todo, han quitado todos los obstáculos del camino de sus hijos para algo). Sin embargo, también tienen un alto grado de permisividad.

Qué dice la investigación: No existe evidencia empírica en cuanto a los padres con tipo de personalidad quitanieves. Sin embargo, hay una gran cantidad de blogs y artículos dedicados al tema.

Dicho esto, los pros y los contras son probablemente similares a los de los padres helicóptero. Estos padres pueden ayudar a los niños a sentirse seguros y protegidos, pero también pueden fomentar que los hijos se vuelvan unos creídos o unos narcisistas.

Los padres de corral

Tipo de padre: cree que su papel se basa en confiar plenamente en su hijo. Primero le aporta lo básico para que pueda mantenerse a salvo y después se hace a un lado y le deja mucha libertad.

¿Quién acuñó el término? Este nombre se hizo famoso tras un caso de “negligencia” en contra de Lenore Skenazy, una antigua columnista que escribió sobre cómo dejaba que su hijo de nueve años viajara solo en el metro de Nueva York. La experiencia la llevó a ser etiquetada como la “peor madre de Estados Unidos” e hizo que le entraran ganas de escribir un libro sobre la lucha contra la percepción de que el mundo cada vez es un lugar más peligroso.

¿Por qué hay padres que eligen este estilo? Los psicólogos y los expertos sugieren que este estilo es una reacción contra los tipos de paternidad basados en la ansiedad o con miedo a tomar riesgos. Puede que Skenazy tenga razón y nos estemos preocupando demasiado sobre los peligros de los gérmenes o de otras personas. Mientras Skenazy se dedica a publicar las respuestas de padres (y legisladores) que piensan que su enfoque es negligente, es probable que esté más acorde con la tipología de autoritativa donde los padres creen en la idea de enseñar a los niños a cuidarse por sí mismos.

El blog de Skenazy intenta conectar este tipo de padres que piensan que los niños necesitan chalecos y cascos de seguridad para que puedan ser independientes de forma segura. El enfoque consiste en proporcionar a los niños un tipo de infancia similar a la que sus padres experimentaron en los años 1970/1980.

La ventaja es que los niños aprenden a usar su libertad, a ser autónomos y a valerse por sí mismos. También pueden responder mejor a sus errores, ser más resistentes y asumir responsabilidades por sus acciones. También se dice que crecer de esta manera hace adultos más felices.

El inconveniente es que este tipo de paternidad puede tener algunos problemas en cuanto a los aspectos jurídicos. En el estado de Queensland, es ilegal dejar a un hijo durante un periodo “razonable” de tiempo, mientras que en otros estados los padres deben garantizar que su hijo está bien cuidado. La ley de Queensland no establece hasta qué punto el tiempo es “razonable”, pero el padre o la madre podrá recibir una sanción por delito menor (hasta tres años de cárcel) si incumplen el código.

Los padres de apego o suaves

Tipo de padre: Cree que el primer vínculo de un niño con sus cuidadores influye en todos los vínculos posteriores que experimenta en su vida. Este argumento defiende que un fuerte apego tanto físico como emocional a sus cuidadores es algo esencial para el desarrollo personal del niño.

¿Quién acuñó el término? Esta filosofía se basa en el trabajo de los psicólogos John Bowlby y Mary Ainsworth en la teoría del apego. Su investigación comenzó con Bowlby en la década los 50 cuando trabajaba con Ainsworth y Ainsworth hizo a su vez algunos experimentos famosos con niños pequeños.

La teoría del apego sugiere que los niños que desarrollan fuertes lazos con sus padres o con sus cuidadores durante sus primeros años tendrán relaciones más felices y saludables a medida que se hacen mayores. Después el término se popularizó gracias a un libro conocido como la “biblia de los bebés” escrito por la familia Sears en 1993.

¿Por qué los padres eligen este estilo? Los padres suelen optar por este estilo porque quieren que sus hijos tengan una actitud positiva sobre sí mismos y sobre sus relaciones con los demás cuando se hagan mayores. La idea de criar a los hijos con apego se asocia con la tipología autoritativa porque son padres que tratan de equilibrar las altas expectativas con empatía, lo que se asocia con los mejores resultados.

La ventaja es que proporciona un base segura de amor y respeto sobre la que se pueden establecer las relaciones del niño y mediante la que el niño puede experimentar con seguridad el mundo.

El inconveniente es que se puede confundir con una crianza permisiva y también se asocia con un exceso de protección parental como cuando los padres o las madres no pueden aceptar la idea de que su hijo empiece a ser independiente. Algunos han acusado a este estilo de ser anti-mujer o antifeminista porque fusiona papel de la mujer con la maternidad, algo que va en contra con las ideas del feminismo. Sin embargo, hay quién no opina lo mismo.

Autor: Rebecca English, conferencista en Educación, Universidad Tecnológica de Queensland

Este artículo ha sido publicado originalmente en The Conversation. Puedes leer el artículo original aquí.

Foto | Pixabay
En Bebés y más | ¿Qué tipo de padres sois?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos