Compartir
Publicidad
Si los pediatras la recomiendan, ¿por qué la vacuna Bexsero contra la meningitis B no está financiada en España?
Salud infantil

Si los pediatras la recomiendan, ¿por qué la vacuna Bexsero contra la meningitis B no está financiada en España?

Publicidad
Publicidad

Desde octubre de 2015 la vacuna Bexsero que protege frente a la meningitis B, puede adquirirse de forma libre en las farmacias. Esto significa que los padres que lo deseen pueden comprarla para ponérsela a sus hijos, pero el precio por cada dosis es realmente elevado y hasta hace poco tiempo, en algunas farmacias continuaba llegando a cuentagotas.

La Asociación Española de Pediatría (AEP) lleva tiempo pidiendo que se incluya esta vacuna en el calendario oficial o al menos, y tal y como acaba de publicar el Diario de Avisos, que las administraciones públicas financien una parte para que sea más fácil que todos los niños puedan acceder a ella.

De uso hospitalario a venta libre

Como decíamos al inicio, el 1 de octubre de 2015 la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) autorizó la venta en farmacias de la Bexsero, una vacuna que había llegado a España dos años antes pero que sólo se administraba dentro del ámbito hospitalario a las personas con enfermedades crónicas o inmunodeprimidas.

Dado que la meningitis B es una enfermedad potencialmente mortal, este libre acceso a la vacuna supuso un importante avance en su prevención, ya que hasta aquel momento España era el único país de Europa que tenía limitado su uso y distribución.

Bexsero

Sin embargo, desde que se pusiera a la venta la Bexsero, hemos sido muchas las familias que nos hemos quejado de las largas listas de espera que tienen las farmacias, y de la pobre e intermitente distribución que hemos ido viendo en los últimos dos años.

Por otro lado, hay que destacar el precio elevado de cada dosis (106,15 euros) que multiplicado por el número de dosis que la AEP recomienda poner en función de la edad del niño (y por el número de hijos si se tiene más de uno), supone un coste que no todos los bolsillos pueden soportar, colocando en desventaja a los niños de aquellas familias que deseen vacunarles pero económicamente les resulte imposible adquirirla.

Bexsero Vía AEP

Por eso, la Asociación Española de Pediatría acaba de proponer el copago como opción intermedia entre la financiación total y la adquisición de la vacuna por vía privada, es decir que las administraciones públicas financien una parte de la vacuna como ocurre con algunos medicamentos.

¿Podría ser esta una solución para que la vacuna llegara a todos? Lógicamente, lo ideal sería que estuviera incluída dentro del calendario oficial de vacunas y, por tanto, se suministrara de forma gratuita a todos los niños. Pero, puesto que por el momento no hay constancia de que esto vaya a ocurrir, la nueva propuesta del copago que plantea la AEP sin duda supondría una gran ayuda económica para las familias que desean vacunar a sus hijos.

Actualmente, la vacuna no está financiada

Desde que la vacuna llegó a nuestro país para ser administrada dentro del ámbito hospitalario, la AEP ha pedido públicamente que se incluyera en el calendario vacunal de todos los niños, sin distinción, o que al menos se permitiera el libre acceso a la vacuna a través de su venta en farmacias.

Una vez conseguido este paso, los pediatras han seguido insistiendo en la importancia de incluirla en el calendario oficial, al igual que han hecho otros países como Reino Unido o Canadá, que llevan tiempo administrándola a todos los niños de su población.

Y es que, tal y como nos comentaba Armando en este post, sorprende que la Bexsero no forme parte del calendario, si tenemos en cuenta que el meningococo B -causante de esta enfermedad- es el responsable del 65% de los casos de meningitis que se registran en España.

Por contra, la vacuna contra la meningitis C sí está financiada por la seguridad social e incluída en el calendario vacunal de nuestros hijos, a pesar de que la incidencia de este tipo de meningitis es menor que la anterior.

vacuna

Motivos de la no financiación

Así pues, si la meningitis y la sepsis por el serogrupo B es una enfermedad grave y potencialmente mortal, y la AEP no se cansa de pedir que se incluya gratuitamente en el calendario oficial, nos preguntamos: ¿por qué motivo, a pesar de todo, la Bexsero sigue sin estar financiada?

Según un comunicado publicado por el Ministerio de Sanidad los motivos serían los siguientes (citamos textualmente):

"Teniendo en cuenta la situación epidemiológica actual, no se considera justificada la inclusión de la vacuna frente a meningococo B en el calendario sistemático de vacunaciones en este momento"

"Todavía existen interrogantes pendientes de más información que se consideran importantes antes de tomar la decisión de la introducción de esta vacuna en el calendario de vacunación, como cuánto protege la vacuna y durante cuánto tiempo, o cómo afecta esta vacunación a la protección producida por otras vacunas que ya están incluidas en el calendario".

"En cuanto se disponga de nueva información sobre los datos pendientes se continuará la evaluación para una potencial inclusión en el calendario de vacunación infantil. Sin embargo, sí se recomienda la vacunación en situaciones de especial riesgo de adquirir enfermedad meningocócica."

Hay que tener en cuenta, además, la baja incidencia que ha tenido la enfermedad meningocócica invasora en los últimos años. En las temporadas 2013-2014 y 2014-2015 se registraron las tasas más bajas de los últimos años, tanto por un descenso en los casos del serogrupo C como del B.

Incidencia De Emi Vía http://vacunasaep.org

¿En qué casos se recomienda especialmente la vacuna?

De acuerdo a un documento elaborado conjuntamente por el Ministerio de Sanidad, la AEP y la Asociación Española de Vacunología, existen unos determinados grupos poblacionales de alto riesgo de padecer la enfermedad, así como situaciones especiales que harían necesaria la administración de la vacuna:

  • Personas con riesgo de padecer la enfermedad meningocócica invasora (EMI), tales como personas con ciertas enfermedades de base, personal de laboratorio que trabaje con muestras potencialmente peligrosas, y personas que hayan sufrido algún episodio de EMI.

  • En caso de brotes en la misma institución, organización o grupo social, brotes comunitarios o hiperendemia.

A este respecto, y teniendo en cuenta la distribución intermitente que estamos viendo en muchas farmacias, el Ministerio de Sanidad aclara lo siguiente:

"Las autoridades sanitarias velarán para que el suministro esté garantizado en los hospitales y centros sanitarios que atienden a pacientes con mayor riesgo de sufrir una enfermedad meningocócica, así como para cubrir una posible demanda adicional derivada de un eventual brote de la enfermedad por meningococo B en la población"

¿Qué es la meningitis B y cuál es su incidencia?

La meningitis es una enfermedad poco frecuente pero muy agresiva, que se presenta de forma súbita y puede llegar a causar la muerte en pocas horas. De un 5 a 10 por ciento de los pacientes fallece generalmente en las primeras 24 a 48 horas tras la aparición de los síntomas.

Meningitis

Cualquier persona puede padecer meningitis, pero los menores de 5 años, los adolescentes, los jóvenes adultos y los mayores de 65 años constituyen los grupos de mayor riesgo.

La AEP cifra en 7 de cada 10 las menigitis registradas en España causadas por el meningococo tipo B. Su incidencia es de 0,8 por cada 100.000 personas.

Cada año la meningitis B afecta, según la AEP, a unas 400-600 personas de las cuales entre 40-60 fallecen, y el resto tiene un riesgo elevado de quedar con secuelas neurológicas más o menos importantes. La prevención más efectiva es la vacunación.

La vacuna Bexsero puede ponerse a cualquier edad a partir de los dos meses, y entre los efectos secundarios más frecuentes se incluye dolor e inflamación en la zona de punción, irritabilidad y fiebre. Como efectos secundarios "raros" también se contempla la enfermedad de Kawasaki, de la que ya hablamos detenidamente hace tiempo.

Es una pena que teniendo una vacuna a nuestro alcance que proteja frente a una enfermedad tan temida como la meningitis B, haya padres que aún deseando vacunar a sus hijos no puedan hacerlo por el alto coste que tiene.

Por tanto, sólo queda desear que las peticiones que lleva tiempo haciendo la AEP sean tenidas en cuenta y bien a través de la financiación completa o, en su defecto mediante el copago, más familias puedan acceder a esta vacuna.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio