Compartir
Publicidad
Publicidad

Masajes: caricias poderosas

Masajes: caricias poderosas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Está más que demostrado que los masajes son beneficiosos para la salud del bebé. Fortalecen los músculos y las articulaciones, activan la circulación, incrementan el desarrollo cerebral y refuerzan el sistema inmunitario limpiando el cuerpo de sustancias dañinas a través del desplazamiento del líquido linfático.

En muchos casos, los masajes pueden resultar la mejor medicina, solucionando la mayoría de los problemas típicos de los bebés. Son muy efectivos para aliviar los cólicos y los gases, previenen la constipación (estreñimiento), calman el llanto y ayudan a conciliar el sueño.

Pero no queda todo ahí. Los beneficios del masaje son también emocionales, ya que favorecen el vínculo del bebé con los padres. El contacto los hace sentir amados y valorados creándoles una fuerte sensación de seguridad. Por otro lado, promueven la conciencia de su propio cuerpo y empiezan a comprender qué es la comunicación. Esta agradable tarea es recomendable tanto para el desarrollo de bebés prematuros o recién nacidos como para niños más grandes, siempre que estén dispuestos a recibirlos.

La técnica es muy simple. Hay cantidad de libros muy prácticos y sitios dónde enseñan cómo hacerlo, así es que no hay excusas. Buscad un hueco en vuestras agitadas vidas, cread un ambiente agradable, un aceite natural y manos a la obra.

Sin duda, aconsejo esta placentera experiencia a todos los padres y sugiero convertirla en una rutina fundamental en el cuidado diario del bebé.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos