Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Te gusta acariciarte la barriga durante el embarazo? Un estudio descubrió que a tu bebé también

¿Te gusta acariciarte la barriga durante el embarazo? Un estudio descubrió que a tu bebé también
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las cosas que más disfrutaba en mi embarazo era acariciarme la barriga, especialmente después del segundo trimestre, cuando ya se notaba que venía mi hija en camino. Y es que se siente muy lindo saber que dentro de ti se está creando una nueva vida, que desde antes de nacer ya te ha robado el corazón.

Acariciar la barriga o tocarla con suavidad es algo que se siente bien. Pero, ¿sabías que esas caricias que le haces a tu barriga también le gustan a tu bebé? Un estudio nos lo demuestra.

El estudio

Investigadores de la Escuela de Psicología de la Universidad de Dundee en Reino Unido realizaron un estudio para analizar cuál era el comportamiento del feto al escuchar la voz y sentir el tacto de sus madres.

Para llevar a cabo el estudio se contó con la participación de 23 mujeres embarazadas: 10 en el segundo trimestre y 13 en el tercer trimestre, todas entre las semanas 21 y 33 del embarazo. Se utilizaron sonografías y registraron los movimientos de los bebés al hablar las madres y acariciarse la barriga.

Se encontró que los fetos mostraban más movimientos de brazos, cabeza y boca cuando las madres se tocaban la barriga, mientras que los movimientos disminuían cuando ellas hablaban. Además, los bebés que estaban en el tercer trimestre mostraron más respuestas a dichos estímulos en comparación con los apenas estaban en el segundo trimestre, lo que podría reflejar el proceso de maduración del sistema nervioso.

En general, el estudio comprobó que el toque materno en la barriga es un estímulo muy poderoso, que produce diferentes respuestas en el comportamiento del bebé.

Disfruta tu barriga de embarazada

Quizás se pregunten, ¿no habían dicho que los bebés no escuchan nada cuando están en la barriga? Es cierto que cada día se descubren nuevas cosas que cambian lo que pensábamos, pero no dejemos que eso nos desanime. Podemos continuar haciéndolo, especialmente si nos causa ilusión, pues hablarle a la barriga es bueno incluso si el bebé no es capaz de escucharnos, ya que nos sirve a quienes estamos afuera porque podemos ir creando un vínculo emocional con él.

Acerca de que los movimientos se reduzcan cuando "escucha" la voz materna, quizás (es solo teoría mía) eso se deba a que cuando las embarazadas le hablamos a nuestra barriga lo hacemos con cariño, y le transmitimos esa tranquilidad emocional a nuestro bebé, logrando que se relaje él también.

Con estos resultados podemos sentir aún más lindo al tocarnos la barriga y hacerlo frecuentemente, pues ahora sabemos que a nuestro bebé también le gusta sentir nuestras manos.

Foto | iStock
Vía | What to expect
En Bebés y más | La estimulación del bebé comienza en el vientre materno, Los latidos de una madre, ¿inolvidables?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos