Compartir
Publicidad
¿Por qué es importante colocar al bebé boca abajo durante el día? Cinco razones de peso para hacerlo
Desarrollo

¿Por qué es importante colocar al bebé boca abajo durante el día? Cinco razones de peso para hacerlo

Publicidad
Publicidad

Si bien, sabemos que posición más segura para colocar al bebé a dormir es boca arriba, cuando sea capaz de mantener durante el tiempo que el bebé está despierto, colocarlo boca abajo cuando está despierto tiene importantes beneficios para su desarrollo.

Una vez que es capaz de sostener la cabeza por sí mismo, los expertos recomiendan colocar al bebé al menos treinta minutos al día sobre su barriga para que empiece a explorar el mundo desde otra posición. Puedes repartir el tiempo en tres sesiones de diez minutos, por ejemplo, pero siempre empezando poco a poco y respetando los ritmos y deseos de tu bebé. Si ves que no está receptivo o protesta, mejor dejarlo para otro día.

Así como los es el gatear o el andar, el tiempo boca abajo es una fase importante de su desarrollo que deberíamos estimular. Hay al menos cinco razones de peso para hacerlo.

Fortalece los músculos de espalda y cuello

La postura boca abajo fortalece los músculos de espalda y cuello, y le permite además poder sostener su cabeza con respecto a la gravedad. Debemos tener en cuenta que la cabeza representa un tercio del peso total del bebé, y necesita ejercitar los músculos para poder levantar la cabeza. Primero se sostendrá con los antebrazos, y a medida que vaya cogiendo fuerza, con las palmas de las manos.

Cuando son todavía muy pequeños, o no les apetece estar en el suelo, puedes probar cogerle en brazos en la posición boca abajo sosteniéndole la tripita. Así el bebé comenzará a curiosear a su alrededor al mismo tiempo que ejercita sus músculos.

Previene la plagiocefalia

Colocar al bebé boca abajo de forma habitual es una manera de prevenir la plagiocefalia posicional, una deformidad de la cabeza cada vez más frecuente en niños.

El cráneo del bebé es aún muy maleable y al dormir siempre en la misma postura y permanecer durante gran parte del día con la cabeza apoyada en la misma posición afecta a la forma de la cabeza. Si colocamos al bebé boca abajo de a ratitos ayudaremos a evitar que se produzca o acentúe la deformidad.

Favorece el gateo

boca-abajo

Es la postura natural del gateo, por lo que actúa como una práctica para el gateo. Al fortalecer la musculatura de brazos, cuello y espalda, la postura boca abajo hará más fácil que el bebé se anime a gatear, una fase fundamental para el desarrollo y la autonomía del bebé. Gatear es necesario, entre otras cosas para aprender a caminar y para mejorar la coordinación motora, ya que con él se amplía progresivamente el campo visual.

Este ejercicio como fase previa al gateo puede ser una de las razones por las que algunos bebés acaben gateando y otros no.

Mejora sus habilidades motoras

Si colocamos al bebé boca abajo como parte de su rutina diaria de actividad física, le ayudará a comenzar a voltearse, sentarse y gatear pues sus músculos ya han estado practicando para ello.

Antes de gatear comenzará a arrastrarse y rodar explorando todas sus posibilidades motoras. Un ejercicio muy sencillo es colocarle un juguete delante para que intente alcanzarlo, o un libro de tela blandito con solapas y texturas.

Estimula sus sentidos

Cambiar la postura en la que está habitualmente le permite explorar el mundo desde otro punto de vista. Al mirar al suelo a corta distancia el niño enfoca los dos ojos en un mismo punto ayudándole a fortalecer el enfoque. También experimenta nuevas sensaciones al tocar el suelo con la palma de las manos. Puedes colocarle una mantita con diferentes actividades y texturas para que pueda ver, tocar y descubrir.

En Bebés y más | ¿Por qué es importante que el bebé esté boca abajo (despierto)?, Es recomendable colocar al bebé boca abajo cuando está despierto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio