El 88% de los ahogamientos infantiles suceden con un adulto cerca: este verano, no bajes la guardia

El 88% de los ahogamientos infantiles suceden con un adulto cerca: este verano, no bajes la guardia
Sin comentarios

Según la OMS, los ahogamientos infantiles suponen una de las principales causas de mortalidad infantil, afectando principalmente a niños de entre uno y cinco años. La evidencia demuestra que prácticamente el 100% de los ahogamientos infantiles podrían evitarse con medidas de seguridad y adecuada vigilancia.

Por eso, como cada verano, la campaña de prevención 'OjO Peque al agua' nos recuerda la importancia de no quitar los ojos de encima a nuestros hijos cuando se bañan en la piscina o en el mar, pues un descuido de apenas unos segundos podría tener fatales consecuencias.

Hace unos días, se hacían eco de un vídeo publicado por la asociación 'Abbesy's Hope', en el que se representa el ahogamiento de una niña en una piscina rodeada de personas. El vídeo, de apenas unos segundos de duración, impacta profundamente por su mensaje final: el 88% de los ahogamientos infantiles suceden con un adulto cerca.

En el vídeo puede verse a una niña luchando por mantenerse a flote en una piscina rodeada de gente. En la escenificación, ella misma dice que su madre no la vigila porque cree que su padre lo está haciendo y viceversa, por lo que no hay ningún adulto responsable que la esté mirando.

Puesto que el ahogamiento sucede en pocos minutos y de una forma discreta y silenciosa, la niña termina yéndose al fondo de la piscina sin que nadie se percate de lo que está sucediendo.

Vigilancia constante y consensuada con el resto de adultos responsables

ahogamiento

Comienza la temporada estival y con ella llegan los planes de piscina y playa con familia y amigos. Es habitual reunirse con nuestros seres queridos mientras los peques juegan en el agua, e incluso confiar que un niño más mayor, el socorrista o cualquier otro adulto del grupo está vigilando a los más pequeños.

Pero esto es un gravísimo error que puede acarrear fatales consecuencias, pues ni un niño mayor debe hacerse cargo de otro pequeño en semejante escenario, ni tampoco es función del socorrista vigilar en exclusiva a nuestro hijo mientras nosotros nos dedicamos a otras cosas.

Vigilar a un niño cuando se baña en el mar o en la piscina requiere atención constante. No podemos despistarnos con la lectura de un libro, una conversación telefónica o una charla con amigos, pues un niño no necesita más que un par de minutos para ahogarse.

Tampoco podemos esperar que nuestro hijo vaya a llamarnos si está en apuros, pues como alertan los expertos, el ahogamiento sucede de una forma tan rápida y sutil que es probable que ni siquiera nos percatemos de las señales de alarma, pues los gritos desesperados y el zarandeo de brazos solo suceden en las películas.

Por eso, la única medida posible de prevención es no quitarles los ojos de encima nunca, y puesto que esta labor de vigilancia puede resultar cansada, se recomienda establecer turnos consensuados con otros adultos responsables, pero siempre dejando bien claro en cada turno quien es la persona que quedará al cuidado y vigilancia de los niños.

Si solo estuviéramos nosotros al cuidado de los niños y no tuviéramos la posibilidad de turnarnos con nadie para vigilarlos mientras se bañan, es recomendable que cuando nos sintamos cansados o tengamos que hacer alguna llamada de teléfono les pidamos que salgan del agua un ratito, para así poder descansar u ocuparnos de otras cosas mientras juegan sin peligro a nuestro lado fuera del agua.

De igual modo, tampoco tenemos que confiarnos en el caso de que nuestros hijos sepan nadar o creamos que son suficientemente mayores como para desenvolverse sin problemas en el agua, pues aunque sin duda es una tranquilidad el que aprendan a nadar a temprana edad, esto no nos exime a los padres de estar siempre alertas.

Recuerda: siete de cada diez ahogamientos se producen por un despiste momentáneo de los padres o cuidadores, y puesto que unos segundos son suficientes para que un niño se ahogue, este verano no bajes la guardia.

Foto de portada | captura de pantalla del vídeo de 'Abbesy's Hope', iStock

En Bebés y Más | ¿Puedes encontrar al niño que se está ahogando en la piscina antes que el socorrista? Previene ahogamientos, Diez consejos de una madre experta en seguridad en el agua para evitar ahogamientos en niños

Temas
Inicio