Compartir
Publicidad
Siete frases que no debes decir a una madre con depresión (y otras frases que sí)
Salud de la madre

Siete frases que no debes decir a una madre con depresión (y otras frases que sí)

Publicidad
Publicidad

Hablar de depresión actualmente continúa siendo un tema complicado. Para las personas que nunca la han padecido, cuesta mucho intentar comprender qué es lo que está viviendo y sintiendo una persona con depresión. En el caso de las madres, el tema es aún mucho más complejo, pues el hecho de que una mamá esté deprimida, suele sorprender a las personas.

Si conocemos a alguien que padece depresión, puede suceder que en nuestros intentos por ayudarle, decimos cosas que en realidad no sirven de mucho para la persona deprimida. Te compartimos siete frases que no debes decir a una madre con depresión y otras que sí le ayudarán.

Las madres y la depresión

Mujer Triste

A muchas personas les sorprende mucho saber que hay madres que padecen depresión. Incluso la mayoría de las personas que no la han vivido de manera cercana, la consideran como un simple "bajón emocional" o tristeza, uno de los tantos mitos acerca de la depresión. Pero la depresión es más que eso, la depresión es una enfermedad real.

Hace algunos meses, yo pasé por una depresión muy fuerte. No supe en qué momento ni cómo comenzó. Tras tratarla en terapia, encontré algunos motivos que pudieron detonarla, pero la realidad es que en muchos casos, no se necesita ningún sucedo trágico para que esto ocurra. La depresión no diferencia edad, sexo, nivel económico o educativo, si tienes hijos o no, si tienes pareja o no. Simplemente llega y te invade como una nube negra que nubla tus pensamientos y confunde de una manera terrible a tu mente.

Salir de una depresión no es fácil, especialmente cuando has llegado al punto de pensar en hacerte daño. Pero sí es posible hacerlo, y gran parte de esto es el apoyo que recibimos de las personas que nos rodean. Pero ellos no siempre saben qué decir, o intentando ayudar, dicen frases que en realidad no sirven de mucho o incluso pueden hacer sentir peor a la persona con depresión.

Frases que no debes decir a una madre con depresión

Cuando le comenté a algunos familiares y personas cercanas que tenía depresión, me dijeron algunas frases -que aunque seguro intentaban ayudarme- no me ayudaron y hasta me hacían hundirme más. Por eso, y porque sé que hay muchas personas que no saben qué decir o cómo apoyar a alguien con depresión, te comparto las cosas que no debes decir.

  • Tienes todo para ser feliz. Sí, podemos tenerlo todo, incluso hay otras personas que lo tienen todo, como algunas celebridades. Pero el "tenerlo todo" no es suficiente cuando no tenemos una de las cosas más importantes: salud y bienestar mental. El decir que tenemos todo para ser felices, puede incluso confundir más a la persona con depresión, pues en muchos casos, no tenemos idea de por qué nos sentimos así, haciendo que nos cuestionemos todo.

  • Tus hijos son la única motivación que necesitas. Que los hijos son el motor de los padres no hay duda. Estoy segura que como papás y mamás, somos capaces de obtener fuerzas cuando nuestro cuerpo no puede más. Pero cuando padeces depresión, tu mente se nubla tanto, que hasta puedes sentir que tus hijos estarán mejor sin ti.

  • No hay tiempo para deprimirse cuando eres madre. Esta frase suele ser dicha por alguien que te quiere apoyar pero no tiene nada de sensibilidad, o por alguien que no comprende la seriedad de una depresión. Es como decir: "no llores, que hay muchas cosas por hacer". Al hacer esto, estamos anulando y minimizando el sentir de la mamá con depresión. Evita esta frase a toda costa, no ayuda en lo absoluto.

  • ¿Es que no quieres a tus hijos? De querer, claro que los queremos, ¿qué madre no ama a sus hijos? Pero la depresión nada tiene que ver con el amor que tengamos hacia nuestros hijos. La depresión es un asunto que tiene que ver con nosotras mismas y nada más.

  • Estás así porque quieres estarlo. Esta es una frase que puede ser útil en otras situaciones, que puede ayudarnos a abrir los ojos y darnos cuenta que el cambiar está en nuestras manos. Pero cuando se trata de la depresión, es como decirnos que no queremos ser felices. Y claro que queremos serlo.

  • No entiendo cómo puedes sentirte así siendo madre. Entender la depresión cuando nunca la has padecido es muy, pero muy difícil. Yo no la entendía, hasta que me pasó. Y aún así me cuesta mucho explicarla. Hablar de depresión no necesariamente quiere decir que debamos "entenderla", sino comprenderla.

  • Anímate y haz algo. Una frase que dice poco y ayuda mucho menos. Es como decirle a alguien con sobrepeso "anímate y adelgaza", o a alguien con problemas económicos "anímate y haz más dinero". Si no es magia y no es solamente decir "hoy dejo de estar deprimida". Es un proceso largo, doloroso, que requiere de pequeños pasos a la vez.

Frases que sí puedes decir

Madre Triste

El hecho de que no comprendas la depresión, no significa que no puedas apoyar a quien la padece. En realidad, el saber que se cuenta con el apoyo de las personas que te quieren, es una de las piezas clave para comenzar a salir de ese hoyo negro. Estas son algunas de las frases que sí puedes decirle a una mamá con depresión.

  • No estás sola. Para mí, esta es una de las más importantes y que más ayuda. Cuando tienes depresión, puedes sentir que el mundo se te viene encima, que se te cierran todas las opciones y que no hay nadie en el mundo que pueda ayudarte. Pero sí que lo hay, solo necesitamos que nos lo recuerden.

  • Estoy contigo para lo que necesites. ¿Qué necesita una persona con depresión? La realidad es que cada quien lo vive de manera distinta, pero el mostrar disposición a ayudar en lo que sea necesario para vencerla, nos ayuda a pensar en esas cosas que debemos hacer y en pedir ayuda para poder lograrlo.

  • Vamos a superar esto juntos. La clave está en "vamos" y "juntos". La depresión nos vuelve solitarios, nos hace sentir abandonados y que nadie nos comprende. Probablemente nadie lo haga, especialmente si nunca han estado deprimidos. Pero el sabernos acompañados, el saber que alguien luchará incondicionalmente a nuestro lado aunque no sepa con certeza qué sucede, es verdaderamente motivante.

  • ¿Cómo puedo ayudarte? Esta es una forma muy respetuosa y afectuosa de mostrarle a alguien con depresión que te interesa de manera genuina el ayudarle a superarla. Quizás al principio cueste trabajo que te digan algo específico, pero como lo he dicho, poco a poco se irá avanzando.

  • No decir nada y sólo acompañar. A veces no se tienen ganas de hablar, no se desea ayuda o no se está lista para hablar acerca de la depresión que se padece. Lo mejor que podemos hacer en estos casos es no presionar a la persona para que diga qué es lo que sucede. Acompañémosla, y cuando esté lista, nos dirá cómo ayudarla. Muchas veces la sola presencia de alguien que nos quiere, es lo que hace falta para no sentirnos perdidas.

Aún hay mucho que comprender, hablar y continuar investigando acerca de la depresión. No es un tema fácil, ni es un asunto fácil de manejar. Se requiere de muchísima paciencia, mucho amor y mucha comprensión. Hagamos siempre lo posible para que las madres con depresión, se sientan acompañadas y queridas, incluso si no entendemos con claridad qué es lo que pasa por sus mentes.

Fotos | iStock
En Bebés y más | Hablemos de la depresión: en el Día Mundial Salud y cuando sea necesario, Mens sana... La salud emocional de la embarazada también influye en el bebé

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos