Compartir
Publicidad
Publicidad
Qué hacer para sentirte mejor si no logras tener tu "tiempo para mamá" durante el día
Salud de la madre

Qué hacer para sentirte mejor si no logras tener tu "tiempo para mamá" durante el día

Publicidad
Publicidad

La maternidad es una de las experiencias más maravillosas, pero también es de las más desgastantes. Ser mamá es llevar una rutina que nos mantiene corriendo todo el día, todos los días. Eventualmente llega un punto en el que nos sentimos agotadas o agobiadas y necesitamos un descanso.

Por ello hace algunas semanas les contaba de la importancia de dedicar un tiempo para mamá, para relajarnos, liberar un poco de estrés y principalmente, para no olvidar que también somos prioridad.

Pero a pesar de que tengamos la intención de hacerlo, hay días en los que simplemente encontrar un espacio para nosotras resulta imposible. Para esos días pesados y maratónicos, te comparto qué puedes hacer para sentirte mejor si no logras tener tu tiempo para mamá.

Primero, usa todos los recursos

Una de las frases que solemos decir las madres, y que es muy cierta, es "no tengo tiempo". Y digo que es muy cierta porque realmente no "tenemos" tiempo para hacer nada fuera de nuestra alocada rutina con los hijos. Lo que debemos pensar es que el tiempo debemos hacérnoslo, no llegará por sí solo a nosotras, a veces la falta de tiempo es falta de planificación.

La organización es clave y recurriendo a ella podremos buscar la manera de tener un tiempo para mamá durante una semana ajetreada. Recientemente te compartí siete ideas para tener tu merecido tiempo para mamá cuando tienes poco tiempo, en las que te sugería cosas realistas para las rutinas que solemos tener las madres.

Si definitivamente no encuentras ni 15 minutos libres para hacer algo para ti, entonces pasamos a los tips para sentirte mejor en esos días en los que no pudiste ni tomar una taza de té (caliente).

Inhala, exhala

Mujer Relajada

Antes de hacer cualquier otra cosa, relájate. Respira profundo. Sé que pasar un día entero sin poder sentarte a descansar cinco minutos puede volverte loca. Si durante el día sientes que no paras y que la lista de pendientes parece no tener fin, tómate 30 segundos, respira profundo un par de veces y sonríe. Aunque parezca mentira, sonreír -incluso cuando no tengamos ganas de hacerlo- nos ayuda automáticamente a sentirnos un poquito mejor.

De igual manera, al final del día cuando por fin te recuestes a descansar y coloques tu cabeza sobre la almohada, respira profundo, dos, tres, cuatro o las veces que lo necesites. Un día más ha terminado y lo has hecho muy bien.

Haz un recuento de todo lo que hiciste

Otra manera de sentirme mejor y no frustrarme porque no tuve un momento para mí, es hacer un recuento de todas las cosas que hice en el día. Enumerar la lista de pendientes que terminaste, los problemas que resolviste, las actividades que hiciste con tus hijos y todo lo que hiciste por tu familia, es una buena manera de sentirte mejor.

Tal vez en este día no tuviste tiempo de consentirte o de hacer algo exclusivamente para ti, pero sin duda lograste avanzar en muchas cosas y ayudaste a otros a tener un mejor día, lo cual siempre se siente bien. ¡Aplausos para ti!

Enlista las cosas positivas en el día

Madre Hija Sonriendo

Esto es algo que hasta hace poco yo realmente no hacía. Solía darle demasiado valor a lo negativo, hasta que me di cuenta que era una completa pérdida de tiempo y me hacía sentir la espalda más pesada. Así que me propuse encontrar siempre algo positivo en cada día y los resultados son maravillosos.

Quizás hoy no pudiste leer, pero tus ojos se llenaron de alegría al ver a tus hijos correr hacia ti por un abrazo. Quizás hoy no pudiste beber el café antes de que se enfriara, pero disfrutaste un tierno beso que te da el triple de energía que un café bien cargado. ¿Ves? Cuando nos enfocamos en lo positivo, nos sentimos mejor de manera natural.

Valora lo que tienes

Muchas veces estamos tan acostumbrados a despertar e iniciar un día con la misma rutina, que no nos damos cuenta de lo que tenemos a nuestro lado. Démosle más valor a las pequeñas cosas, que son las que verdaderamente importan. No esperemos a que nuestros hijos crezcan o se hayan ido de casa.

Valorar lo que tenemos, apreciarlo y darle importancia a cada pequeña cosa que nos haga felices, nos ayudará a estar más conscientes de que aunque quizás no siempre haya oportunidad de nuestro "tiempo de mamá", tenemos todo lo necesario para sentirnos felices.

¿Tú cómo te sientes mejor cuando ni tienes tiempo para ti misma?

Fotos | iStock
En Bebés y más | Cómo tener tiempo para mí me ayuda a ser una mejor madre, ¿Por qué las madres nos quedamos despiertas hasta muy tarde?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos