Compartir
Publicidad

Un padre comparte las 10 cosas más importantes que aprendió, un año después de perder a su hijo

Un padre comparte las 10 cosas más importantes que aprendió, un año después de perder a su hijo
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dicen que no existe dolor más grande que perder a un hijo, y yo creo que eso debe ser cierto. Como padres sabemos o creemos que nosotros dejaremos este mundo antes de que nuestros hijos lo hagan. Pero no siempre es así.

Un padre ha pasado por esta dolorosa experiencia y ahora nos comparte una serie de lecciones de vida, que aprendió un año después de perder a su hijo.

Richard Pringle es un papá de Inglaterra, quien perdió a su hijo de tres años Hughie cuando sufrió una hemorragia cerebral de manera inesperada el verano pasado. Aún con dolor en su corazón, ha decidido compartir en su cuenta de Facebook una lista de 10 cosas, o mejor dicho, 10 aprendizajes de vida que le dejó el haber perdido a su hijo.

Las 10 cosas más importantes que he aprendido desde que perdí a mi hijo

  1. Nunca jamás puedes besar y amar demasiado.
  2. Siempre tienes tiempo. Deja lo que estás haciendo y juega, incluso si es solo por un minuto. Nada es lo suficientemente importante como para no esperar.
  3. Toma todas las fotos y vídeos que te sea humanamente posible. Un día será todo lo que tengas.
  4. No gastes dinero, gasta tiempo. ¿Crees que lo que gastas importa? No. Lo que haces importa. Salta en los charcos, vayan a caminar. Naden en el océano, hagan un campamento y diviértanse. Eso es todo lo que ellos quieren. Yo no puedo recordar las cosas que le compramos a Hughie, solo recuerdo lo que hicimos.
  5. Canta. Canten canciones juntos. Mis recuerdos más felices son aquellos de Hughie sentado sobre mis hombros o sentado al lado de mí en el coche cantando nuestras canciones favoritas. Los recuerdos son creados en la música.
  6. Aprecien las cosas más simples. La hora de dormir, leer historias. Cenas juntos. Domingos de pereza. Aprecien los tiempos más simples. Esos son los que más extraño. No dejen que esos tiempos especiales pasen desapercibidos.
  7. Siempre despide con un beso a quienes amas, y si se te olvida, regrésate y bésalos. Nunca sabes cuándo será la última oportunidad que tengas de hacerlo.
  8. Haz que las cosas aburridas sean divertidas. Las idas al súper, los viajes en coche, caminar en las tiendas. Sean graciosos, cuenten chistes, rían, sonrían y disfrútense a ustedes mismos. Son solo obligaciones si las tratas como tal. La vida es demasiado corta para no divertirse.
  9. Lleva un diario. Escribe cada cosa que hacen tus hijos y que ilumina tu mundo. Las cosas graciosas que dicen, las cosas tiernas que hacen. Nosotros comenzamos a hacer esto después de perder a Hughie. Queríamos recordarlo todo. Ahora lo hacemos para Hettie y lo haremos para Hennie también. Tendrán estos recuerdos escritos para siempre, y cuando sean mayores podrán volver en el tiempo y disfrutarlos juntos.
  10. Si tienes hijos contigo, a los cuales besar cada noche, con lo cuales puedes desayunar, a quienes puedes llevar a la escuela, a quienes puedes llevar a la universidad, a quienes puedes ver casarse algún día, eres muy afortunado. Nunca jamás olvides eso.

Él decidió transmitir este mensaje a otros padres, para que no olvidemos las cosas verdaderamente importantes de la vida, para que disfrutemos y aprovechemos el tiempo junto a nuestros hijos, para que sepamos lo bendecidos que somos por tenerlos a nuestro lado.

Las lecciones que comparte Richard probablemente ya las conocíamos, pero con la rutina del día a día, es común que se nos olviden o las pasemos por alto. No lo hagamos. Valoremos cada segundo con nuestros hijos y hagamos siempre espacio para pasar tiempo con ellos.

Vía | Scary Mommy En Bebés y más | Una madre relata la última conversación con su hijo, dos meses después de morir de cáncer, Un padre comparte la cruda imagen de su hija con cáncer, días antes de morir

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos