Compartir
Publicidad
Publicidad
Cómo tener tiempo para mí me ayuda a ser una mejor madre
Nuestras experiencias

Cómo tener tiempo para mí me ayuda a ser una mejor madre

Publicidad
Publicidad

En estos días he hablado mucho acerca de la importancia de tener tiempo para nosotras después de convertirnos en madres. Parte importante de cuidar a nuestros hijos es cuidarnos también a nosotras mismas, ya que si nosotras estamos bien, ellos también lo estarán.

Hoy quiero compartirte un poco de mi experiencia personal y contarte cómo desde que comencé a tomar en serio mi "tiempo para mamá" me he sentido bien y me ha ayudado a ser una mejor madre.

¿Quién soy yo?

Mujer Triste

Esta es una pregunta que realmente llegué a hacerme después de que nació mi hija. Y es que con su llegada gané miles de cosas, pero también sentí que perdí algo muy importante: mi identidad. No me quejo, ser mamá es verdaderamente lo mejor que he vivido y que seguramente viviré. Estoy completamente segura que ninguna otra experiencia podrá llenarme con tanto amor y alegría.

Pero al estar tan enfocada en ser mamá, en atender a mi hija con todo lo que necesitara, me fui olvidando de mí, hasta que llegó un punto en el que ya no hacía absolutamente nada de lo que tanto amaba. Mis libros se llenaron de polvo, no sabía absolutamente nada de películas o series que estuvieran de moda, mucho menos conocía los lugares nuevos en la ciudad. Estaba muy ocupada siendo mamá, feliz de la vida y disfrutando a mi hija.

Hasta que un día me sentí perdida. Por completo. Sentí que ya no me conocía, que solo había pasado a ser "la mamá de Lucía", título que me encanta y del cual estoy más que orgullosa. Pero también quería volver a ser yo, no la de antes puesto que eso ya no es posible, pero volver un poco a ser la persona, el individuo con identidad propia que era antes de que naciera mi hija.

Desde luego hoy no soy la misma. Soy yo pero diferente y mejorada -bueno, eso espero-. Aunque soy mamá, también sigo siendo mujer. Y así fue como ese día decidí que haría algo por mí. Siempre he acomodado mi itinerario y actividades alrededor de mi hija, eso probablemente no cambiará en mucho tiempo. Pero dentro de esa planeación, ahora incluiría un tiempo para mí.

Hoy sigo estando muy ocupada siendo mamá, pero además de eso, he vuelto a ser yo y a tener mi propia identidad.

Beneficios que obtenido desde que hago un tiempo para mí

Mujer Relajada

Seré sincera, encontrar un tiempo para relajarme o hacer algo que me gusta no es fácil. Muchas veces implica desvelarme y robarme a mí misma un poco de preciadas horas de sueño, pero créeme, vale la pena. Estas son las cinco cosas que he ganado teniendo mi tiempo para mamá.

Alimento mi autoestima

Considero este el punto más importante. Al dedicar tiempo para mí, así sean 15 minutos al día, pero bien utilizados, me siento mejor conmigo misma. Elijo hacer alguna actividad que me llene por dentro y que me haga sentir bien, por que sé que la maternidad puede llegar a ser agobiante con tantos cambios y presiones, por lo que quererme es sumamente importante.

Me desestreso

El desconectarme un rato del ajetreo que conlleva el ser mamá logra que me relaje bastante. Cuando puedo, tomo una siesta. No solo descanso, sino que pongo en pausa a mi mente, que todo el día está recitando la lista de pendientes en un bucle sin fin.

Soy más paciente

Relacionado con el desestrés del último punto, el hecho de liberarme unos momentos de esas presiones y pendientes me ayuda a tener la mente y el cuerpo más ligero, logrando que sea más paciente cuando se presenta alguna situación difícil, como una rabieta.

Tengo actitud más positiva

Me gusta aprovechar mi tiempo a solas para ver una película si hay oportunidad o buscar algún video que me haga reír y logre que me olvide del estrés del día a día. Invertir ese tiempo en algo que me haga reír hace que mi actitud se eleve y mantenga positiva. La vida se torna más fácil y los problemas más ligeros.

Valoro mucho más el tiempo con mi hija

Esta es la mayor recompensa de pasar tiempo a solas. No es que necesite estar lejos de mi hija para valorar el tiempo con ella, cada segundo a su lado es uno irrepetible y es maravilloso crecer a su lado. Pero el hecho de extrañarla mientras no estoy con ella me ayuda a valorar aún más esos momentos a su lado.

Realmente creo que todas las mamás debemos dedicar un tiempo para nosotras, sin sentirnos culpables o egoístas, porque al final de cuentas somos mamás, somos humanas.

¿Dedicas tiempo para ti durante el día? ¿Cómo te ayuda éste a ser mejor mamá?

Fotos | iStock
En Bebés y más | Por qué no debemos sentir culpa de querer tiempo a solas para nosotras, ¿Por qué las madres nos quedamos despiertas hasta muy tarde?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos