Compartir
Publicidad
La terapia es la forma más efectiva para prevenir la depresión durante el embarazo y postparto
Salud de la madre

La terapia es la forma más efectiva para prevenir la depresión durante el embarazo y postparto

Publicidad
Publicidad

Enfermedades mentales como la depresión y ansiedad son tan comunes en el embarazo, que las padecen una de cada cuatro mujeres. Estudios han revelado también, que una de cada cinco madres recientes oculta que padece depresión o ansiedad en el postparto.

¿Qué podemos hacer para evitar que la depresión siga afectando a tantas madres en silencio? De acuerdo con una nueva investigación, hay diversas medidas que se pueden tomar para prevenir la depresión durante el embarazo y el postparto, como por ejemplo hacer ejercicio, cambiar la alimentación o tomar antidepresivos, pero la mejor de ellas, es asistiendo a terapia.

De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor del mundo cerca del 10% de las embarazadas y 13% de las madres recientes padece alguna enfermedad mental, en la mayoría de los casos, depresión. En países en desarrollo estas cifras aumentan a un 15.6% y 19.8% respectivamente. En casos medios a leves, las madres afectadas, no pueden funcionar de forma adecuada, y en casos muy severos, algunas madres terminan con su vida.

El número de madres con depresión va en aumento

En realidad, todas las mujeres pueden presentar y desarrollar alguna enfermedad mental durante el embarazo y el primer año después de haberse convertido en madres, sin embargo, además de las hormonas, hay ciertos factores como la pobreza, migración, el estrés extremo, situaciones de emergencia, desastres naturales, violencia o poco apoyo social, que pueden aumentar el riesgo de algunos trastornos específicos como la depresión.

Desde hace algunos años, se viene hablando de forma más abierta sobre este tema, no sólo porque es importante hacerlo debido a que el número de mujeres que los padecen continúa en aumento, mostrándonos que es más frecuente de lo que imaginamos, sino porque se necesita crear mayor conciencia y apertura para que quienes los sufren puedan recibir el apoyo apropiado.

Diversos estudios han analizado los factores de riesgo que propician una depresión durante o después del embarazo, y las señales o síntomas de una depresión postparto también han sido ampliamente difundidos, con la finalidad de que ésta sea detectada a tiempo o de manera precoz.

Sin embargo, en cuanto a la prevención, no es algo sobre lo que realmente se hable a profundidad o con tanto detalle. Es cierto que sabemos que existen algunos motivos que pueden ocasionarla y de los cuales debemos estar alerta, pero poco se dice acerca de medidas que sean realmente efectivas para prevenirla y evitar que aparezca, hasta esta nueva investigación.

El estudio: las formas más efectivas de prevenir la depresión

Mujeres Hablando

Publicado en la revista JAMA, la investigación realizada por el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos (United States Preventive Services Task Force) analizó los posibles métodos para prevenir la depresión durante y después del embarazo.

Entre los métodos recomendados se encontraban la actividad física, la educación, el yoga, la escritura expresiva, los ácidos grasos Omega-3 y los antidepresivos. Algunos, como la actividad física y ciertos programas como uno de Reino Unido en el que las madres reciben visitas de parteras o profesional médico en casa, mostraban un posible potencial para prevenirla.

Sin embargo, el método que mostró suficiente evidencia científica de ser beneficioso fue la terapia o asesoría psicológica, haciéndola por lo tanto, la forma más efectiva para prevenir la aparición de la depresión.

De acuerdo con la investigación, las mujeres que recibieron una de dos formas específicas de terapia tenían 39% menos probabilidad de desarrollar depresión perinatal. La primera forma de terapia consistía en terapia cognitivo conductual, que ayudaba a las mujeres a gestionar sus emociones y expectativas, ayudándoles a crear entornos saludables y de apoyo para sus hijos.

La segunda forma de terapia era terapia interpersonal, en la que se incluían habilidades o estrategias de afrontamiento, así como ejercicios de rol, para ayudar a manejar el estrés y los conflictos en las relaciones.

Los investigadores concluyeron que la terapia resultaba lo más efectivo para prevenir la depresión perinatal, aunque aclaran que la mayoría de la evidencia estuvo limitada a las mujeres que tenían un mayor riesgo de presentarla.

Terapia: antes y después del parto

Muchas personas al escuchar la palabra "terapia" o "psicólogo" automáticamente asumen que es algo reservado únicamente para las personas con serios trastornos mentales o bien, piensan que no lo necesitan. Sin embargo, la terapia es una forma de autocuidado que nos viene bien a todos, tengamos o no algún padecimiento de salud mental.

Con este estudio, reafirmamos que la atención a la salud mental de las madres es necesaria durante el postparto y queda claro que ésta debe iniciarse incluso desde antes. Preparar a las mujeres psicológica y emocionalmente para todos los cambios que ocurrirán en su vida y en su cuerpo al convertirse en madres, sin duda parece una excelente forma de prevenir la aparición de una depresión.

Fotos | Pexels
Vía | The New York Times

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio