Compartir
Publicidad
La cara más oscura de la depresión postparto: el caso de Joe Bingley
Consejos

La cara más oscura de la depresión postparto: el caso de Joe Bingley

Publicidad
Publicidad

Tristeza, sentimiento de culpa, alteración del apetito, sentirse incapaz de cuidar al bebé, alteración del sueño… Estos y otros síntomas pueden aparecer cuando nos encontramos ante una depresión postparto. Con atención, esfuerzo y ayuda es posible superarla, pero para algunas mujeres la historia no tiene un final feliz: es la cara más devastadora de la depresión postparto, esa que nadie, nunca, quisiera ver.

En España se considera que entre el 10% y el 15% de las mujeres padecen depresión postparto (aunque hay estudios que indican que la tasa podría llegar al 20% o 25%). Según el estudio realizado por Suavinex este 2017 al respecto, solo el 17% de estas mujeres solicita o recibe ayuda.

Como decía, con esfuerzo, ayuda (profesional) y apoyo (familiar y de pareja) es posible hacerle frente. Sin embargo hay ocasiones en las que la depresión alcanza un punto más, una cota dramática que puede tener consecuencias devastadoras.

Joe Bingley

Joe trabajaba de enfermera desde siempre. Chris (su pareja) y ella habían tratado de tener hijos sin éxito, con varias pérdidas perinatales en el camino. Después de cuatro años por fin lo consiguieron: Joe estaba embarazada.

Su hija nació sin problemas, para alegría de sus padres. Pero poco a poco la cosa se fue complicando para Joe, su estado de ánimo fue empeorando, hasta tal punto de que diez semanas después del nacimiento de la niña Joe salió de casa, se colocó ante las vías del tren y acabó con su vida.

¿Qué le pasó a Joe?

Precisamente para dar respuesta a esta pregunta y para evitar que otras mujeres, otras familias, pasaran por lo que él pasó, Chris, el marido de Joe, creó una fundación en Estados Unidos acerca de la depresión postparto. Desde ella se dedica a divulgar información al respecto, a ofrecer información para las madres que estén pasando por esto y sus familias, da charlas por su país… La depresión postparto cambió su vida.

En la web de la fundación Chris relata, cronológicamente, los acontecimientos. Es duro, lo advierto. Lo sorprendente de este caso es que a pesar de haber solicitado ayuda profesional, los servicios de salud mental estadounidenses descartaron que el estado de Joe revistiera gravedad.

Este es, quizá, el mayor legado que Joe haya podido dejar, ese por el que su marido pelea: la vital importancia que hemos de darle a la depresión postparto, la necesidad absoluta de que las mujeres que pasan por ella sean apoyadas, entendidas y ayudadas. Es terrible.

El caso de Joe no es el único. Allison Goldstein, Florence Leung, Jenny Grahams (que además de con su vida acabó con la de su bebé) o Alexsis Joy D’Achille (cuya pareja también ha creado una fundación para dar cobertura y visibilidad a la depresión postparto) son algunos tristes, muy tristes, ejemplos de la absoluta importancia de atender a las mujeres con depresión postparto otorgándole la relevancia que verdaderamente tiene.

Attractive 1867127 1280

¿Por qué sucede esto?

Hay estudios que indican que hay determinados factores de riesgo, variables que vienen a complicar el cuadro de depresión postparto llevándolo un paso más allá y desembocando en ideaciones suicidas. Entre ellos parecen encontrarse: haber sufrido abusos en la infancia, haber tenido (antes o durante el embarazo) una depresión mayor, el consumo de alcohol y el abuso de sustancias, tener o haber tenido trastornos de ansiedad o un trastorno bipolar.

Según un estudio publicado en el BJOG (International Journal of obstetrics & gynaecology) en los casos de mujeres que acabaron con su vida dentro de los seis primeros meses tras dar a luz, los principales diagnósticos eran depresión severa (21%), abuso de sustancias (31%) y psicosis (38%).

¿Cuáles son las señales de alarma a las que debemos atender?

Ya hemos hablado varias veces de la sintomatología presente en cuadros de depresión postparto. La aparición de estos síntomas así como la percepción subjetiva de la mujer de que algo no va bien o que la pareja o familia detecte el malestar, ha de ser suficiente para que consideremos la posibilidad de acudir a un profesional que nos ayude. No perdemos nada y podemos ganar mucho.

En caso de que además de estos síntomas nos encontráramos ante ideaciones suicidas, ya sean pensamientos, verbalizaciones de las mismas o manifestaciones explícitas del deseo de “acabar con todo”, debemos actuar de inmediato.

Por otro lado, la desesperanza manifestada por la madre, el no “verle salida ni solución”, también pueden servirnos de indicadores.

¿Qué debemos hacer? La respuesta es clara: inmediatamente, ante la sospecha, acudir a un profesional, ya sea nuestro médico de cabecera, la matrona o un profesional de la salud mental y contarle nuestro caso. No dejemos que pase el tiempo, no ayuda en nada.

Para destacar la importancia de abordar la depresión postparto no debería hacer falta hablar de estos casos extremos, el malestar y el impacto que tiene tanto en la madre como en el bebé ha de ser suficiente para todos (madres, parejas, familia, profesionales sanitarios) nos concienciemos de que ante las señales hay que reaccionar.

En cualquier caso, y como siempre que hablo de este tema digo, si te sientes mal, si notas que algo no va bien, si crees que necesitas ayuda, no lo dudes y acude a un profesional que te asesore. Y solo una cosa más, un mensaje que todas las familias de mujeres que no superaron esta situación repiten una y otra vez y que ha de ser casi un mantra: No estás sola. Ánimo y a por ello.

Una última cosa: en España contamos con un grupo de investigación (Proyecto mamás y bebés, grupo de trabajo de Psicología perinatal de la UNED) acerca de la depresión postparto que está recaudando fondos para elaborar una app móvil que ayude a las mujeres con depresión postparto. Al parecer este tipo de aplicaciones están dando buen resultado en países anglosajones, así que esperan poder replicarlo con población española. Se puede donar y contribuir para el desarrollo de este proyecto.

Fotos: Pixabay.com

En Bebés y más: Las sinceras fotos de una madre que muestran la realidad de su lucha contra la depresión postparto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio