Compartir
Publicidad
Puedes hacer mucho por ella: cómo ayudar a una madre con depresión
Salud de la madre

Puedes hacer mucho por ella: cómo ayudar a una madre con depresión

Publicidad
Publicidad

La depresión es un trastorno mental frecuente, que de acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud, afecta a más de 300 millones de personas en el mundo, siendo más común en mujeres que en hombres. Hablar de depresión nunca es algo fácil para quienes la padecen. En el caso de las madres lo es aún más, pues aunque cada día se hable más de "maternidad real", aún se espera que las madres siempre estemos radiantes de felicidad.

Pero no siempre es así, y muchas madres sufren en soledad mientras padecen depresión, rodeadas de familiares que no saben cómo apoyarlas. Por eso hoy quiero hablarte de la depresión de las madres, y de lo mucho que puedes hacer por ellas para ayudarlas.

La depresión materna: más frecuente de lo que pensamos

Hace poco compartíamos un estudio reciente, en el que habían encontrado que una de cada cinco madres recientes oculta a su médico que padece depresión o ansiedad después del parto. Uno de sus resultados mostraba que las madres que contaban con una red de apoyo, eran las que tenían mayores probabilidades de hablar acerca de sus síntomas de depresión.

Aunque decir "una de cada cinco" no parece ser una cifra preocupante, lo cierto es que el hecho de que una madre padezca depresión sí tiene consecuencias, tanto para ella como para su bebé. Un estudio publicado por la OMS, por ejemplo, encontró que las madres con depresión tienen niños más pequeños, y además se asoció al retraso en el crecimiento en la primera infancia.

Por esto y muchas otras razones, es importante que se detecte de forma temprana, para tratarla y evitar que se transforme en depresión severa, que podría tener consecuencias realmente trágicas, como el caso de Joe Bingley, que compartíamos hace unos meses.

¿Cómo saber si alguien que conozco tiene depresión?

Probablemente la parte más difícil de ayudar a alguien con depresión, es que en muchas ocasiones esto puede pasar totalmente desapercibido para quienes le rodean. En el caso de las madres, esto puede pasar aún más desapercibido, pues debido a nuestro demandante rol como mamás, podría pensarse que es simplemente cansancio o que tuvimos un día más pesado de lo usual.

Dicho esto, me gustaría invitarte a ti que estás leyendo esto, a que si tienes a una madre cerca, presta atención a señales de depresión. La mayoría de las madres que lo padecen no sólo lo ocultan de sus médicos, sino también de las personas que les rodean, pues -hablando desde mi propia experiencia- no es algo fácil de aceptar y admitir.

Cómo puedes ayudar a una madre con depresión

Madre Triste

Si bien es un tema delicado, ayudar a una madre con depresión es algo en lo que podemos contribuir si sabemos cómo actuar. Te comparto algunos consejos.

Hazle saber que no le juzgas

El problema o impedimento que se presenta para hablar abiertamente de la depresión, es que algunas personas lo consideran un acto egoísta e incluso te dicen frases que en ocasiones solo ayudan a empeorarla, como "tienes todo para ser feliz" o "hazlo por tus hijos, son la única motivación que necesitas". Pero en muchos casos, luchar contra la depresión es mucho más que decirse a sí misma "yo puedo".

Así que hazle saber que tú no la juzgas y que no es mala madre por tener depresión. Dile que si necesita ayuda o siente que no puede más, no será mal vista ni criticada. Su desempeño como madre, mujer, esposa o amiga no es definido por un trastorno mental para el cual necesita ayuda.

Muéstrale que no está sola

La depresión es muy solitaria. Al ser un trastorno mental, es silenciosa, discreta y muchas veces invisible. A diferencia de cuando estamos visiblemente enfermos, nadie corre a nuestro lado para cuidarnos cuando tenemos depresión a menos que lo sepan o se lo hagamos saber.

Cuando tienes a una madre cercana a ti que padece depresión o que sospechas puede estar pasando por una, acércate. Quizás no tenga muchas ganas de hablar, pero para ella será muy valioso el saber que no está sola.

Pregúntale qué necesita

Una forma siempre genuina, amorosa y respetuosa de ayudar a otros que están pasando por un mal momento, es ofreciendo ayuda. Pregúntale qué necesita y cómo puedes apoyarla. Como madres muchas veces nos resistimos a pedir ayuda por esa imagen de Superwoman o Supermadre que se ha creado y nos hace sentirnos presionadas.

No intentes entender su depresión

Suena como si dijera que no hicieras preguntas, pero en muchas ocasiones, no existe un motivo o razón muy clara por la cual se haya presentado una depresión. Para quienes la padecemos es difícil de comprender lo que está pasando, y es aún más difícil de explicar cuando nos hacen preguntas.

Quizás no puedas entender cómo o por qué una madre tiene depresión, pero lo que sí puedes y debes hacer, es ayudar. Hazte presente, pregúntale cómo se siente y sobre todo, demuéstrale que cuenta con tu apoyo y no está sola.

Foto | iStock
En Bebés y más | Las sinceras fotos de una madre que muestran la realidad de su lucha contra la depresión postparto, Siete frases que no debes decir a una madre con depresión (y otras frases que sí), Testimonios de madres que han sufrido depresión postparto: no estás sola, pide ayuda

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio