Compartir
Publicidad

Los gases tras la cesárea: cómo aliviar esta frecuente molestia en el postparto

Los gases tras la cesárea: cómo aliviar esta frecuente molestia en el postparto
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Por lo general, el post-operatorio de una cesárea suele durar varios días y ser un proceso delicado que requiere de una serie de cuidados para una correcta recuperación. Entre las molestias que se experimentan con más frecuencia tras esta cirugía, están los gases y el malestar abdominal.

Te explicamos por qué se producen los gases tras la cesárea y cómo podemos aliviar esta temible molestia con unos sencillos consejos.

¿Por qué se producen los gases en el postparto?

El motivo principal por el cual se producen los gases tras el postparto, es debido a la ralentización del funcionamiento intestinal ocasionado por el efecto de la anestesia epidural.

Aunque cualquiera puede experimentar esta desagradable molestia durante el postparto, suele ser más habitual en mujeres que han dado a luz mediante cesárea, pues debido a la operación tardan más tiempo en recuperar su movilidad, y ayudar con ello a su rápida eliminación.

Además, tras la intervención quirúrgica puede quedarse aire dentro del cuerpo, intensificando las molestias abdominales.

¿Qué molestias generan?

Todos conocemos las molestias habituales que llevan consigo los gases, e incluso puede que también los hayas padecido durante el embarazo. Pero en las primeras horas del post-operatorio de la cesárea estas molestias se hacen más notables, pues la mujer tiene muy limitados sus movimientos y se hace difícil poder eliminarlos, o encontrar una postura que alivie la hinchazón.

Por todo ello, es frecuente sentir que los gases se expanden a otras partes del cuerpo, como la espalda y el tórax, pudiendo llegar a ser realmente doloroso.

¿Cómo aliviar los gases tras la cesárea?

Dieta

Aunque el personal sanitario que te atiende te dará unas recomendaciones específicas para mitigar esta frecuente molestia, te damos algunas claves que pueden ayudarte a recuperar cuanto antes tu tránsito intestinal.

Ponte en pie y camina lo antes posible

Lo más probable es que al principio te resulte imposible pensar tan solo en la idea de ponerte en pie tras la cesárea. Pero es fundamental que lo hagas en cuanto el pesonal médico te indique, y siempre que tus fuerzas te lo permitan.

Pide ayuda para ponerte en pie y caminar, pues así conseguirás movilizar tus intestinos y que los gases vayan poco a poco desapareciendo.

Cuida tu alimentación los primeros días

Además de los gases, retortijones y molestias abdominales, es posible que también sufras estreñimiento, por lo que debes prestar especial atención a tu dieta durante los primeros días o semanas tras la operación.

Opta por alimentos ricos en fibra, frutas y verduras, e incrementa notablemente la ingesta de líquidos. Además, es recomendable que elijas técnicas suaves de cocinado (como la plancha o el vapor) y comas en pequeñas cantidades. Todo ello te facilitará el proceso de la digestión y contribuirá a eliminar las molestias.

Come despacio y evita situaciones/alimentos que incrementen los gases

La forma en la que comemos también puede favorecer la aparición de gases, por lo que es recomendable que prestes especial atención a este punto, dedicando tiempo a comer con tranquilidad y masticar bien los alimentos.

Además, recuerda que hay ciertos alimentos con mayor riesgo de provocar gases, como las legumbres, el ajo y la cebolla, algunas frutas y verduras... Evita su consumo hasta que te hayas recuperado totalmente.

Masticar chicle o fumar también aumenta la producción de gases en el intestino, ya que con la masticación del chicle conseguiremos ingerir mucho aire, al igual que con el tabaco, con el que estimularemos la producción de gases por parte del aparato digestivo.

Otras medidas que pueden ayudarte

También hay medidas adicionales que puedes llevar a cabo para reducir la sintomatología, como dormir en posición fetal (pues es una postura que ayuda la expulsión de gases) y no acostarse inmediatamente se haya cenado, para ayudar al intestino en su digestión.

Con todos los consejos mencionados, en cuestión de días comenzarás a encontrarte mejor y la hinchazón abdominal y las molestias provocadas por los gases irán desapareciendo. En cualquier caso, no dejes de consultarlo con tu médico.

Fotos | iStock

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio