Compartir
Publicidad

"Vamos hijos, vamos", las bonitas palabras de Pablo Iglesias a sus mellizos prematuros que nos han emocionado

"Vamos hijos, vamos", las bonitas palabras de Pablo Iglesias a sus mellizos prematuros que nos han emocionado
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Entre este mes de septiembre y octubre deberían haber nacido Leo y Manuel, los mellizos de Irene Montero y Pablo Iglesias. Pero su llegada al mundo tuvo lugar el 3 de julio, mucho tiempo antes de lo esperado. Cuando el bebé de una pareja llega al mundo de manera prematura, todo se tambalea alrededor. Surgen muchos miedos y dudas ante ese nacimiento, y el día a día se convierte en una carrera de obstáculos para estos pequeños guerreros.

Dos meses después de aquello, Pablo Iglesias ha compartido en sus redes sociales una emotiva carta dirigida a sus hijos. En ella explica cómo han sido estas semanas de incertidumbre y lucha, y agradece todo el apoyo y cariño recibido.

"Vamos hijos, vamos"

"Han pasado ya dos meses desde que nuestros hijos nacieron prematuramente. Desde aquel 3 de julio en el que llegaron por sorpresa, nos repetimos una y otra vez la misma palabra: vamos. Se trataba primero de salir adelante y después de ir superando etapas de recuperación. Cada día les mirábamos y les repetíamos lo mismo: vamos hijos, vamos".

Con estas emotivas palabras comienza la carta que el político, Pablo Iglesias, ha compartido en su cuenta de Facebook. Una carta que ha querido dirigir a sus hijos y a todas las personas que han apoyado a la familia en estos meses duros y de gran incertidumbre.

Sus gemelos, Leo y Manuel, nacieron de manera prematura el 3 de julio, con seis meses de gestación. Desde entonces la vida de estos pequeños, como la de los otros 28.000 bebés prematuros que nacen cada año en España, ha sido una constante carrera de obstáculos en donde lo único que importa es ir superando, paso a paso, cada etapa.

Las consecuencias de un nacimiento prematuro dependen, entre otros factores, del grado de prematuridad. El problema fundamental que tiene un bebé nacido antes de término es su bajo peso y sus órganos inmaduros, especialmente los pulmones, que hace que estén expuestos a mayores complicaciones que los nacidos a término.

Para un prematuro, cada día que pasa es un obstáculo superado, y una lucha por la vida que sobrecoge el corazón de quienes lo vemos desde fuera. ¡Y es que es sorprendente ver el valor y las ganas de vivir de estos pequeños guerreros!

Un precioso recuerdo a las madres donantes de leche

Leche Materna

"Antes de que pudieran alimentarse sólo de la leche de Irene, fue la leche de otras madres la que les ayudó a vivir. En cuanto fue suficiente, la de Irene fue también leche donada para otros niños. La sanidad pública hizo a nuestros hijos hermanos de leche de muchos niños y niñas como ellos".

Ya hemos comentado en varias ocasiones la importancia que tiene la leche materna para los prematuros y grandes prematuros, pues mejora la estructura del corazón y actúa protegiéndoles frente a infecciones y enfermedades graves como la enterocolitis necrotizante, que afecta al 10 por ciento de los prematuros y que en algunos casos puede ser mortal.

En España hay actualmente 13 bancos de leche materna que recogen una media de 7.400 litros anuales de leche, donada con todo su cariño por madres lactantes. Madres que conocen perfectamente el increíble valor que tiene cada gota de leche materna, y que buscan de manera altruísta donarla a quien más lo necesita.

Reconocimiento a la labor de los profesionales

La carta de Pablo Iglesias continúa con el reconocimiento a la labor de todos los profesionales sanitarios que se han ocupado de sus hijos durante este tiempo, desde los médicos hasta el equipo de enfermería.

Cuando un bebé nace de forma prematura, para unos padres nada es como esperaban. Es una vivencia dura, angustiosa y para la que nadie les había preparado. Por eso, es fundamental el acompañamiento físico y emocional, así como saber que desde el primer momento, tanto su hijo como ellos estarán en las mejores manos.

Y las mejores manos son, sin duda, la de los profesionales especializados que trabajan duro cada día por sacar adelante a estos pequeños luchadores, por brindarles atención y cuidados, y por aportar consuelo a la familia.

La mayoría de padres de bebés prematuros coinciden en indicar que la relación que establecen con quienes dedican sus esfuerzos y conocimientos a salvar la vida de sus hijos es, sencillamente, única, y admiran la entrega incondicional con la que trabajan cada día.

Bebe Prematuro1

Y así se desprende de las palabras de Pablo Iglesias:

"Todo ha sido posible gracias a un equipo de profesionales de la sanidad pública además del cariño y apoyo de nuestra gente (...) Hemos tenido la suerte, como todos los padres y madres de niños prematuros del Hospital Gregorio Marañón, de que el doctor Manuel Sánchez Luna fuera su ángel de la guarda. Muchos saben que Manuel es una eminencia mundial en el cuidado de los pulmones prematuros, pero sólo las madres y padres de sus niños sabemos que, ante todo, es un hombre cariñoso y bueno. A ese hombre y a su equipo les queremos dar las gracias"

"Siempre recordaremos a la doctora Elena Zamora, que tras sus gafas redondas escondía una mirada a un tiempo irónica, sobria y dulce. A la doctora Ana Rodríguez, que nos regaló una y mil veces su voz y su alegría, además de los más precisos cuidados. A la doctora Concha Hernández, que nos acompañó desde la primera noche, discreta y cuidadosa, siempre con palabras y decisiones que abrazan. Al doctor Santiago Lizárraga, con su cariñosa firmeza, siempre atento".

"A la doctora Virginia Uzal, templada y discreta, que aún aparece por sorpresa para regalar un "cómo estáis". Nosotros, como todas las madres y padres de niños prematuros de este hospital, hemos pasado por las manos de muchos otros médicos (la mayoría mujeres) del Hospital Gregorio Marañón, sin los cuales nada habría sido posible. Quedamos eternamente agradecidos".

El valor de los abrazos

Pero además de los cuidados e implicación del equipo médico y las incubadoras, hay algo también fundamental para ayudar al bebé prematuro a salir adelante, y es el calor humano.

Por eso es tan importante realizar piel con piel con el bebé, hablarle, confortarle y darle seguridad. Porque todas esas sensaciones agradables les ayudarán, no sólo a mejorar su desarrollo cerebral, sino a contrarrestar el dolor físico que sufren a consecuencia de los pinchazos y las intervenciones a las que se les debe someter.

Bebe Prematuro

"También hemos tenido la suerte de disfrutar de los cuidados de profesionales de la enfermería que desde que llegamos al hospital no nos dejaron ni un segundo solos. Las manos de Sagrario, de Cristina, de Ohiane (que les hablaba en euskera) de Julián, de Neus, de Alejandro, de Paula, de Carmen, de Marisa y de tantos otros que además de cuidar y alimentar a nuestros hijos, les mimaron".

"Sólo las madres y padres de los niños que, como los nuestros, han pasado por una unidad de cuidados intensivos, saben lo que significan los mimos y caricias que reciben los prematuros".

La empatía y el cariño de todos

La carta de Pablo Iglesias termina con un agradecimiento sincero a todas las personas que se han preocupado por ellos durante este tiempo, que les han aconsejado y brindado su apoyo, sabiendo el dolor y la incertidumbre que estaban viviendo. Porque cuando nos convertimos en padres no hay nada que nos una más que el dolor por un hijo, con independencia de nuestras ideas políticas o cualquier otra circunstancia que pueda separarnos en nuestro día a día.

"Enseñaremos a nuestros hijos que sean siempre respetuosos con el que piensa distinto porque la humanidad, la decencia y la amistad no son el patrimonio exclusivo de ninguna causa. El nudo que tenemos en la garganta nos ha empujado a escribir para dar las gracias a quienes nos han ayudado a llegar hasta aquí".

No cabe duda de que para unos padres que esperan con ilusión la llegada al mundo de su hijo, un nacimiento prematuro es algo devastador. Ver a tu pequeño luchar por la vida debe provocar tanto miedo, tanto dolor y tanta impotencia, que el abrazo y apoyo de quienes te rodean llegan a ser, sin duda, el mejor bálsamo.

Desde Bebés y Más nos alegramos muchísimo de que Pablo e Irene puedan cerrar esta etapa. A estos pequeños guerreros les queda aún mucho camino por recorrer, pero están rodeados de amor y excepcionales cuidados, así que, como dice su padre: "¡vamos!"

Fotos | iStock

En Bebés y Más | ¿Qué es un parto pretérmino? ¿Se puede prevenir?, El vídeo del momento exacto en que una madre se enamora por siempre de su bebé prematuro, La adorable reacción de un bebé prematuro al recibir un beso de su padre, Así cambia la composición de la leche materna cuando el bebé nace prematuro: ¡asombroso!

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio