Recibir cuidados sensibles y amorosos revertiría los efectos del estrés durante el embarazo en los recién nacidos

Recibir cuidados sensibles y amorosos revertiría los efectos del estrés durante el embarazo en los recién nacidos
Sin comentarios

Desde hace varios años, sabemos que padecer estrés durante el embarazo puede afectar al bebé en diversos aspectos, desde su desarrollo emocional hasta la posibilidad de presentar ciertas enfermedades durante la infancia.

Afortunadamente, y de acuerdo con un nuevo estudio, es posible revertir los efectos del estrés durante el embarazo en los recién nacidos: con cuidados sensibles y amorosos por parte de sus madres.

El estudio

Publicado en la revista Journal of Child Psychology and Psychiatry, el estudio investigó el efecto del cuidado materno en el impacto que tenía en los bebés el haber padecido estrés durante la gestación. Estudio previos, realizados en animales, habían encontrado que los cuidados maternos podrían revertirlos, por lo que se decidió analizar si esto también sucedía en los humanos.

De acuerdo con los resultados de la investigación, en la cual participaron 94 madres con sus bebés, recibir un cuidado materno sensible tras el nacimiento, podría borrar en los recién nacidos algunos de los efectos negativos de haber experimentado estrés durante el embarazo.

Esta conclusión, es similar a una encontrada en otro estudio británico realizado hace algunos años, en el que los resultados mostraron que acariciar al recién nacido moderaba los efectos del estrés durante el embarazo.

Evita el estrés durante el embarazo

Aunque sin duda estas son buenas noticias y confirman el increíble poder del amor y contacto materno, lo ideal es vivir un embarazo tranquilo, en donde el estrés no esté presente.

Desde luego, hay situaciones que quizás están fuera de nuestro control y es bastante normal que lleguemos a vivir momentos estresantes durante el embarazo (por ejemplo, cuando se acerca el momento del parto o se presenta alguna complicación familiar).

Lo importante, es hacer lo posible por mantener el estrés a raya y no permitir que éste nos afecte demasiado. En estos casos, hay ciertas cosas que podemos hacer:

Algunas señales que podrían indicar que el estrés se ha salido de control pueden ser síntomas psícológicos, como ansiedad, insomnio o tristeza prolongada, y/o síntomas físicos como jaqueca o pérdida de apetito.

Si sospechamos que el estrés nos está afectando o presentamos alguno de estos síntomas, lo más recomendable es consultarlo con el médico y buscar ayuda profesional, como terapia.

Vía | EurekAlert

En Bebés y más | Estrés en el embarazo: ¿puede afectar a mi bebé?, No solo lo físico importa: cuidar la salud mental durante el embarazo es beneficioso para el bebé

Temas
Inicio