Compartir
Publicidad

Cómo sobrevivir a las primeras noches con el bebé

Cómo sobrevivir a las primeras noches con el bebé
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Es de noche o es de día? ¿He pegado ojo? ¿Cuántas horas han pasado desde que nos acostamos? ¿Por qué llora ahora? Y, sobre todo, ¿respira el bebé? Estas son algunas de las preguntas que nos hacemos los padres cuando pasamos las primeras noches con el bebé.

Unas noches de insomnio, que transcurren a menudo vagando por la fina tela que separa la realidad del ensueño, unas noches de cansancio y preocupación, sobre todo para los papás primerizos. ¿Cómo sobrevivir a las primeras noches con el bebé?

Estos primeros días, en el hospital o cuando volvemos a casa, la madre suele estar agotada debido al esfuerzo del parto, por lo que el padre ha de estar atento a todo lo que pueda ayudar, especialmente por la noche: acercar el bebé a la madre para que tome pecho, cambiar el pañal...

También durante el día, si el papá se ocupa de la casa, la comida, las visitas (o de evitar las visitas molestas)... la mamá estará más descansada. Recordad, el bebé necesita calma y tranquilidad y en cierta manera su entorno, nosotros, le podemos transmitir esas sensaciones (o las contrarias).

El llanto del bebé

Las primeras noches nos asaltarán dudas respecto a la lactancia, los gases, las cacas y sobre todo, ¿por qué llora el bebé? Las causas pueden ser diversas y probablemente se calme cogiéndolo en brazos o alimentándolo.

El bebé puede tener hambre, pero si ya está llorando es que hemos llegado tarde. Entonces, si lo notas inquieto, se mueve, hace ruiditos, podemos reaccionar antes y evitar el llanto dándole el pecho.

El bebé que llora también puede tener frío, miedo... Recuerda que un bebé que no te ve, no te huele, no te oye y no te siente no sabe que existes. Lo más probable es que tan solo cogiéndolo en brazos todo pase (de momento).

Muchos padres tienen la experiencia positiva de haber puesto el bebé en la cama con ellos para un mejor descanso (siempre siguiendo las recomendaciones para un cohecho seguro). Cada familia tiene que ir probando la mejor manera de pasar las noches.

Lo que no podemos pretender es que haya un método "mágico" para que el bebé duerma. Necesitamos mucha paciencia y cariño esas primeras noches (y probablemente muchas otras).

Y es que las dudas y los acontecimientos que a plena luz del día parecen menos preocupantes, más salvables, a altas horas de la madrugada y con un sueño agotador pueden llegar a desesperarnos.

Recién nacido intranquilo

Si está quieto, porque está quieto; si se mueve, porque se mueve

A los papás primerizos les preocupa que el bebé esté quieto, pero también que no duerma. Nos enfrentamos a tantas cosas nuevas, desconocidas, que todo parece un reto. Nos llevamos sustos y disgustos, estamos especialmente sensibles a todo lo que sucede con el bebé.

Palabras como "muerte súbita" acechan y atemorizan a los nuevos papás esas primeras noches, pero no es necesario que pasemos todo el tiempo comprobando si el bebé respira. Tampoco os preocupéis por hacerlo, todos nos hemos asomado sobre el bebé para comprobar que ahí sigue respirando, colocándole la mano en el pechito o en la cara.

Pero si no se le oye, es que duerme tranquilo. Aprovechad vosotros para hacer lo mismo. En serio. Aprovechad para descansar porque ese sueño no durará demasiado, lo cual es normal y saludable y pronto el bebé despertará. Los bebés que duermen toda la noche a los pocos meses son una rara avis. A veces te parecerá que no ha transcurrido ni diez minutos entre una toma y otra y nos preguntamos, ¿cómo es posible?

Pues sí, tal vez no sean diez minutos pero pueden ser 30 o 40. Es posible que nos parezca que se enlazan las tomas, es lo que necesita el bebé en esos momentos y hay que olvidarse de relojes y horarios a la hora de darle de mamar, por mucho que nos cueste esas primeras noches. Y es que los despertadores no se paran a la hora de empezar un nuevo día...

Poco a poco, el bebé irá alargando el sueño y con él nosotros. Las primeras noches con el bebé pueden resultar confusas, agotadoras, pero también inolvidables. Y es que por primera vez tenemos junto a nosotros a esa nueva persona que nos ha cambiado la vida.

Fotos | Thinkstock
En Bebés y más | ¿Qué le sucede a la mente después de dar a luz? El estado emocional de la madre tras el parto, ¿Qué es el síndrome de muerte súbita del lactante?, Diez consejos para sobrevivir tras la vuelta a casa con el bebé

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio