Compartir
Publicidad

Baby blues o leve depresión postparto

Baby blues o leve depresión postparto
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Después de tener un bebé, la vida cotidiana ya nunca será como antes. La presencia del bebé trae consigo una serie de exigencias.

Muchas mujeres, después del parto, sufren cambios en el humor: aparecen períodos de irritabilidad, fatiga, accesos de llanto sin razón, pérdida del apetito, dificultades para conciliar el sueño y aumento de la susceptibilidad. Si estos síntomas aparecen entre los tres y cinco días posteriores al parto, no te preocupes: estás atravesando por el Baby Blues o leve depresión postparto, que puede durar unas horas o desaparecer entre diez y quince días después. El Baby Blues es considerado un síntoma normal de la madre primeriza.

Los cambios hormonales del embarazo son cuantiosos y pueden generar cierto desorden en tu organismo. Los expertos atribuyen las causas de estos estados de ánimo al aumento excesivo de los niveles de estrógenos y progesterona con posterioridad al parto, lo cual puede afectar las emociones, y las hormonas que proporcionan la sensación de optimismo, como la serotonina. Si a esto le sumamos el sueño interrumpido (el bebé no duerme ocho horas seguidas, sobre todo al principio), el desgaste fisiológico que representa amamantar y el cambio en el ritmo de vida, resulta fácil determinar por qué este trastorno es tan común. Sin embargo, algunas mujeres manifiestan síntomas más intensos y duraderos, caracterizados como depresión postparto. Si tienes sentimientos de desamparo o aislamiento, notas algún indicio de desapego del bebito, cambios en tus patrones de alimentación (comer más o menos), aumento o pérdida de peso, insomnio o somnolencia, habla con tu médico a la brevedad; será él quien evaluará tus síntomas y determinará el tratamiento a seguir.

Más información | PSI: Postpartum Support International

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos