'Walking epidural' o epidural ambulante: en qué consiste este tipo de anestesia administrada en el parto

'Walking epidural' o epidural ambulante: en qué consiste este tipo de anestesia administrada en el parto
Sin comentarios

La anestesia es el uso de medicamentos que se utilizan para evitar la sensación de dolor durante una cirugía o un procedimiento doloroso. Existen distintos tipos de anestesia, pero todos tienen como finalidad bloquear los impulsos nerviosos y, por tanto, el dolor.

Durante el parto, la anestesia a la que se recurre con más frecuencia es la epidural, que consiste en el bloqueo reversible de las raíces nerviosas evitando el dolor en una región entera del cuerpo.

Pero la anestesia epidural tiene un gran inconveniente, y es que suele dejar las piernas con sensación de hormigueo, pesadez o incluso completamente inmóviles, lo que obliga a la embarazada a permanecer tumbada durante todo el proceso de dilatación, que a veces puede durar varias horas.

Por eso, hay mujeres que deciden recurrir a la 'walkings epidural'  o epidural ambulante. Se trata de variante de la anestesia epidural que bloquea el dolor de las contracciones y el expulsivo sin bloquear el movimiento.

Te contamos en qué consiste exactamente y qué beneficios e inconvenientes aporta frente a la epidural convencional.

En qué consiste la 'walking epidural' y cómo se aplica

walking epidural

La epidural ambulante apareció por primera vez a principios de la década de los 90 en un intento de mejorar la libertad de movimiento de la embarazada, manteniendo al mismo tiempo una analgesia epidural eficaz.

La walking epidural es una anestesia que consigue controlar los dolores de las contracciones pero sin dejar a la mujer paralizada de cintura para abajo, lo que le permite tener libertad de movimiento, caminar y elegir la postura que desee para alumbrar al bebé, ayudando de este modo a que el parto prospere.

Se aplica igual que la anestesia epidural: primero, el anestesiólogo coloca un anestésico local en la parte baja de la espalda de la mujer y a continuación, tras adoptar esta una postura adecuada con en forma de C, se inyecta el anestésico. Se deja un catéter conectado a una bomba que administra los medicamentos.

La diferencia entre esta anestesia y la epidural convencional radica en la composición y en la combinación de varios fármacos. Con ello se consigue que sólo las fibras sensitivas queden dormidas, mientras que las que controlan el movimiento permanezcan despiertas.

Según palabras del doctor Javier Cáceres Rico, jefe del servicio de Anestesiología del Hospital Quirónsalud San José, este tipo de anestesia estaría indicada para aquellas mujeres que desean tener más participación y autonomía en su parto.

Qué ventajas tiene la 'walking epidural' frente a la epidural convencional

epidural

Al tratarse de un tipo de anestesia que no bloquea el movimiento, la principal ventaja es que la madre puede permanecer de pie, caminar o hacer ejercicios de pelota durante toda la dilatación. El movimiento, la apertura de pelvis y el efecto de la gravedad favorecen el proceso de parto.

Además, de acuerdo a este artículo del Hospital Quirónsalud San José, la epidural ambulante o 'walking epidural' tendría también las siguientes ventajas:

Cuáles son sus principales inconvenientes

Al igual que la anestesia epidural o que cualquier otro fármaco, la anestesia ambulante o 'walking epidural' también tiene algunos inconvenientes. Entre ellos destacarían los siguientes:

  • No está indicada en partos avanzados, ya que se requieren concentraciones más altas de fármacos que pueden producir bloqueo motor.
  • Es importante asegurarse de que la madre puede sentir y mover correctamente las piernas para evitar accidentes y caídas.
  • Suele tener efectos secundarios muy similares a la epidural, aunque los picores se dan con mayor frecuencia con el uso de esta anestesia.
  • No todos los hospitales la ofrecen, pues se requiere de personal cualificado para atender a las embarazadas que la reciben.

En qué casos está contraindicada

parto

La epidural ambulante está contraindicada en los mismos casos que la anestesia epidural.

Así, de acuerdo a esta hoja informativa elaborada por el Hospital Universitario de Fuenlabrada (Madrid), no se recomienda en aquellas pacientes que presenten infección en el punto de punción, hipotensión importante, hipertención endocraneal, síndrome infeccioso grave, desórdenes de la coagulación y tratamientos anticoagulantes.

Tampoco se recomienda cuando la frecuencia cardíaca fetal es anormal, cuando la madre presenta hemorragia antes del parto o en situación inestable fetal o distocias.

Las alteraciones de la columna vertebral y la obesidad no son contraindicaciones, pero pueden dificultar la técnica e incluso impedirla.

Qué tener en cuenta una vez se aplica esta anestesia

Según leemos en este documento sobre anestesia obstétrica, una vez administrada la anestesia epidural ambulante, la mujer debe ser evaluada por el médico antes de comenzar a caminar, asegurándose que no experimenta mareos al pasar de la posición sentada a la posición de pie, que siente los pies completamente y que tiene fuerza motora para realizar determinadas acciones.

Si estos criterios se cumplen se debe animar a la mujer a caminar por la habitación acompañada de alguien o ir al baño con ayuda, así como evitar permanecer sentada durante mucho tiempo (si lo hace por más de 60' debe ser evaluada nuevamente).

Cómo puedo solicitar este tipo de epidural

anestesia

La epidural ambulante se viene administrando desde hace más de una década en algunos hospitales de nuestro país, aunque ha sido en los últimos años cuando ha comenzado a ganar popularidad. 

Pero no todos los hospitales la ofrecen, por lo que si deseas recurrir a la 'walking epidural' en el momento del parto te recomendamos hablarlo previamente con tu médico o matrona para saber si ofrecen esta alternativa en la clínica u hospital donde vayas a dar a luz.

Igualmente, es necesario hablar con un anestesista para aclarar todas las dudas que puedas tener al respecto, así como analizar los riesgos y beneficios que implica el uso de este tipo de anestesia en tu caso particular.

Fotos | iStock

Vía | El Parto es Nuestro, Hospital Quirón San José, Walking Epidural: vivir y sentir el parto sin dolor, Elsevier

Cuando la epidural no hace efecto: lateralización de la anestesia, Analgesia en el parto: técnicas de control del dolor sin usar anestesia, Por qué duelen las contracciones de parto

Temas
Inicio