Compartir
Publicidad
Publicidad

Aliviar el dolor con técnicas no farmacológicas (libertad de movimientos)

Aliviar el dolor con técnicas no farmacológicas (libertad de movimientos)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Comenzábamos hablando en general de las opciones no farmacológicas de alivio del dolor de parto. La primera de las posibilidades disponibles para aliviar el dolor es que la mujer disponga de libertad de movimientos. Esto, que parece muy sencillo, ha sido imposible con los protocolos habituales de las maternidades occidentales durante decenios. Las mujeres permanecían postradas en la cama, con via venosa y con monitorización continua, en muchos casos interna. El parto se alargaba en una postura que hace que el bebé no cuente con la ayuda de la fuerza de la gravedad o de los movimientos de su madre para ir descendiendo y encajándose. La mujer, privada de alimento y bebida, no se quedaba anquilosada, con todo el peso recayendo en su espalda. No podía caminar en los ratos en los que sentía con ánimos entre las contracciones ni buscar la postura más efectiva para sobrellevarlas.

Las mujeres no deberían permanecer acostadas sobre la espalda durante el trabajo de parto. Se las debería estimular a caminar durante el trabajo de dilatación y elegir la postura que deseen para el momento del parto-nacimiento.(Organización Mundial de la Salud)

La O.M.S y numerosos estudios actuales señalan que la libertad de movimientos es uno de los factores que mejor inciden en el desarrollo del parto y en la capacidad de la parturienta de buscar el modo de aliviarlo en la postura que se resulte más cómoda. Durante la dilatación incide en un menor uso de epidural, menor sensación de dolor, acortamiento de la fase inicial del parto e incluso menores alteraciones del patrón de frecuencia cardiaca fetal.

En el expulsivo la mujer debería poder decidir en que postura se siente mas cómoda para empujar. La litotomía no es la más adecuada morfológicamente hablando, pues el canal del parto queda en una posición que hace mucho mas dificultoso el avance del feto. Si la mujer lo desea, disponer de una silla de parto o poder ponerse en cuclillas, de rodillas o incluso en vertical debe poder hacerlo pues no es algo que influya negativamente en la seguridad del parto, sino lo contrario.

En Bebés y más | Alivio del dolor con técnicas no farmacológicas (Introducción)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos