Publicidad

Su bebé no paraba de llorar y decidió amamantarlo mientras conducía, pero su decisión pudo haberle traído fatales consecuencias

Su bebé no paraba de llorar y decidió amamantarlo mientras conducía, pero su decisión pudo haberle traído fatales consecuencias
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

¿A quién no le suena esta escena? Vas en el coche conduciendo o viajando de pasajero, y tu bebé comienza a llorar desesperadamente. Sabes que tiene hambre, por lo que tratas de buscar un lugar donde poder parar el coche para amamantarle. Pero ¿qué harías si no encontraras un sitio seguro donde estacionar tu vehículo?

Esto fue lo que le sucedió a una madre australiana, a quien no se le ocurrió mejor idea que amamantar a su bebé mientras conducía. La escena fue compartida en redes sociales causando un gran revuelo entre los internautas, pues aunque esta madre actuara con el mejor de los propósitos, viajar con un bebé sin su sistema de retención infantil pone en grave riesgo su vida.

"Es muy peligroso, ¿pero qué se supone que debo hacer?"

Raquel Reynolds es una madre australiana de cuatro hijos que ha generado un intenso debate en redes sociales, a causa de un vídeo compartido en Instagram en donde se le veía amamantando a su bebé mientras conducía.

Al parecer, la autopista por la que viajaban estaba colapsada a causa del accidente de un camión cisterna, por lo que Raquel no dudó en dar el pecho a su bebé ante la imposibilidad de encontrar un sitio seguro donde parar el vehículo.

Las imágenes fueron compartidas inicialmente en su cuenta de Instagram, pero a causa del revuelo que levantaron, la mujer ha decidido privatizar su perfil. Aún así, el vídeo ha llegado a los medios de comunicación australianos, que se han hecho eco de la noticia:

En las imágenes puede verse al bebé llorar de forma desconsolada mientras su madre trata de calmarle dándole pecho, o pasándoselo de un brazo a otro, al tiempo que maneja el volante. Raquel es consciente del peligro que supone lo que está haciendo, y así lo expresa en voz alta en algún momento del vídeo:

"Estamos atascados en el tráfico y mi bebé tiene hambre... Es muy peligroso y es un poco loco, pero ¿qué se supone que debo hacer?"

Aunque algunos de sus seguidores aseguraron que hubieran hecho lo mismo, otros comprendieron su impulso a la hora de actuar (pues ¡quien no ha vivido alguna vez la desesperación de conducir con un bebé llorando en el asiento de atrás!), aunque le hicieron ver lo peligroso de su decisión y le ofrecieron alternativas seguras por si la situación se repetía en el futuro.

La cadena de noticias 9 News ha asegurado que las autoridades australianas están estudiando lo ocurrido, pero por el momento desconocemos las consecuencias que tendrá la decisión de esta madre.

Los niños deben viajar siempre en su SRI

Aún entendiendo la situación desesperada que vivió esta madre, la decisión que tomó no fue, en absoluto, la correcta, pues sacando a su bebé de su sillita y conduciendo con él en los brazos, puso en grave riesgo su integridad física y su vida.

Y es que los niños, desde que nacen y hasta que alcanzan la altura suficiente para viajar solamente con el cinturón de seguridad, deben ir siempre en un sistema de retención infantil (SRI) homologado y adecuado a su peso y talla, pues de lo contrario, en caso de impacto o frenazo brusco las consecuencias pueden ser fatales.

Hay quien puede llegar a creer que cuando hay atasco o tráfico lento (como se ve en el vídeo) las probabilidades de accidente se reducen, y que en caso de que este se produjera, al no llevar velocidad, el bebé tampoco sufriría ningún daño viajando en brazos.

Pero en estas situaciones ocurre justamente lo contrario, pues el hecho de acelerar y frenar continuamente el vehículo aumenta el riesgo de choques en cadena, pudiendo hacer que se despliegue el airbag y matando instantáneamente al bebé.

Además, recordemos que el cuello de los bebé es extremadamente frágil, y no podría soportar la sacudida que supondría un frenazo o una colisión trasera; ni siquiera viajando a baja velocidad.

¿Y qué hago entonces si mi bebé llora en carretera?

bebé llorando en el coche

Los berrinches del bebé en el coche suelen ser algo habitual. En algunos casos ocurre porque no le gusta permanecer sujeto en la silla, y en otras porque tiene una necesidad que no está siendo satisfecha (por ejemplo, el hambre).

A ninguna madre nos gusta escuchar a nuestro bebé llorar desconsoladamente mientras conducimos, por lo que lo más aconsejable es preparar el viaje con antelación para que resulte lo más placentero posible, además de tratar de anticiparnos a sus necesidades de alimentación, y así evitar que el llanto aparezca por este motivo.

Pero sabemos que los bebés son imprevisibles, además de que en cualquier momento podría surgir un imprevisto que complicara nuestro trayecto. Por lo que es vital mantener la calma, aunque llore, no realizar maniobras peligrosas para intentar consolarlo y buscar un sitio donde detener el coche con seguridad.

Recuerda que por mucho que llore, bajo ningún concepto debemos sacar a nuestro bebé de su sistema de retención infantil, pues aparte de ser considerada por la DGT como una infracción grave, tal y como acabamos de ver, estaremos poniendo en riesgo su vida.

Foto de portada | captura de pantalla del vídeo de la cadena 9News

Vía | Daily Mail

En Bebés y Más | Por qué es muy peligroso llevar a los niños en la silla del coche con el abrigo puesto, ¿Puedo seguir usando la misma silla para el coche después de un accidente vial?, Las sillas a contramarcha son seguras también en caso de impacto trasero

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios