Compartir
Publicidad

Desmantelando el negocio de los multivitamínicos para embarazadas: sólo deberías tomar lo que necesitas

Desmantelando el negocio de los multivitamínicos para embarazadas: sólo deberías tomar lo que necesitas
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las estrategias que tienen las farmacéuticas para seguir creciendo y vendiendo productos es dirigirse no sólo a las personas con alguna dolencia o enfermedad, sino también a aquellas que están sanas. De ese modo han conseguido hacernos creer, a lo largo de los años, que las vitaminas nos sirven para prevenir enfermedades o para recobrar la salud cuando caemos enfermos, y del mismo modo, que las embarazadas las necesitan para que sus bebés se formen adecuadamente y estén sanos al nacer.

Sin embargo, la evidencia es clara. Un estudio reciente ha analizado la evidencia disponible y ha llegado a la conclusión de que los multivitamínicos para las embarazadas son un negocio que hace que las mujeres desperdicien su dinero, porque sólo deberían tomar suplementos en caso de tener alguna carencia concreta.

Come saludablemente

El estudio se ha publicado en la revista Drug and Therapeutics Bulletin y los autores recomiendan que las mujeres embarazadas que quieran tener un embarazo saludable y que quieran hacer lo mejor por su bebé lleven una alimentación sana.

Esta recomendación, de hecho, es la misma que se haría a una adolescente que preguntara cómo estar bien de salud, a una mujer que exprese su deseo de quedarse embarazada, a una embarazada, a una mujer que está amamantando a un bebé y a una que tiene hijos pero no amamanta: llevar una dieta saludable.

Parece obvio, pero mucha gente no lo considera así. Hay quien sigue pensando que las embarazadas y las madres que amamantan están en una situación delicada y que tienen que tener mucho cuidado con lo que comen o dejan de comer, e incluso que tienen que forzarse a comer cosas que igual ni siquiera les gustan, por el bien de sus hijos. Pero la realidad es la misma que siempre: se les recomienda comer bien, como al resto de la humanidad, porque es el consejo que toda persona debería seguir, por su salud.

¿Y si hay carencias?

El caso es que muchas mujeres, aun cuando ya están comiendo bien, siguen teniendo miedo de que les falte alguna vitamina o mineral y acaban cayendo en la trampa de comprar un multivitamínico para tomar durante todo el embarazo, con el gasto que supone, que puede llegar a ser de 15 a 20 euros por mes. Hasta hay quien lo recomienda porque "aunque comas sano, así te aseguras que no te falta de nada".

La realidad es que, en caso de carencias o déficit de nutrientes o minerales sí es necesario suplementar, pues dichas carencias pueden suponer un problema en la formación del feto. Sin embargo, lo lógico y recomendable es que la mujer tome únicamente aquel suplemento que requiere, y no un poco de todo por si acaso.

Y es que un exceso de vitamina A, por ejemplo, puede afectar al desarrollo del feto, así como un exceso de ácido fólico podría aumentar el riesgo de autismo (esto aún no está claro).

No hay evidencia que apoye el uso de multivitaminas

Según leemos en Medscape, los investigadores señalan la necesidad de suplementar la dieta con 400 microgramos de ácido fólico cada día desde antes de la concepción hasta la semana 12 de embarazo para evitar defectos del tubo neural, que serán 5 miligramos de ácido fólico al día si hay antecedente familiar de defectos del tubo neural, si la madre tiene diabetes o si ha tenido un bebé anterior con un defecto del tubo neural.

Istock 000016363352 Small

Además, según sea la zona de residencia de la mujer embarazada, puede ser recomendable suplementar con vitamina D, tal y como recomienda el NHS en Reino Unido, que establece que una dosis de 10 microgramos diarios puede garantizar una correcta salud ósea y dental:

No hallamos evidencia para recomendar que todas las mujeres embarazadas tomen suplementos de múltiples vitaminas y minerales en la etapa prenatal, más allá de los suplementos de ácido fólico y vitamina D recomendados a nivel nacional, cuyas versiones genéricas pueden adquirirse a un costo relativamente económico (...) En la mayoría de las mujeres que están planeando embarazarse o que están embarazadas, es improbable que sean necesarios o representan un gasto innecesario los preparados de multivitamínicos y minerales complejos que se promueven para utilizar durante el embarazo.

Añadir, como curiosidad, que el Servicio de Información de Suplementos para la Salud, que está financiado por las empresas farmacéuticas, ha hecho declaraciones al conocer la publicación de este estudio recalcando que dicho análisis "sólo creará confusión en las mujeres embarazadas y disuadirá a un mayor número de ellas de mejorar su ingesta de vitaminas y minerales". Pero esto es lógico... ¿cómo van a defender que cada mujer tome sólo el suplemento que necesita, cuyo precio es relativamente económico, cuando puede gastarse mucho más dinero tomando cosas que no necesita?

Fotos | iStock
En Bebés y más | Ácido fólico en el embarazo: ¿por qué es importante?, Lo que debemos saber sobre los suplementos de hierro y ácido fólico en el embarazo, Consejos para prevenir defectos del nacimiento en el bebé

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos