Publicidad

Por qué es importante vivir la maternidad con mujeres que estén en la misma etapa que tú
Nuestras experiencias

Por qué es importante vivir la maternidad con mujeres que estén en la misma etapa que tú

Publicidad

Publicidad

La maternidad es una de las experiencias más complejas que podemos vivir como mujeres. Además de ser un gran trabajo, viene acompañada de una montaña rusa de emociones y sensaciones, así como de situaciones impredecibles que nos toman por sorpresa. Por ello, es importante tener una tribu que nos acompañe.

Y aunque los consejos y experiencias de otras mujeres con más años siendo madres son buenos y útiles, el vivirla a la par de otras madres que estén en la misma etapa que tú ayuda más a no sentirse sola y llevar mejor las altas y bajas de ser la maternidad.

Hace unos días te contaba que gracias a la recomendación de muchas madres, había visto "The Letdown", una serie que, desde mi punto de vista personal y de madre, es la que muestra la cara más real de la maternidad. Verla me hizo pensar y reflexionar en muchas cosas acerca de los cambios que llegan cuando eres madres y las situaciones a las que te enfrentas durante esta nueva y emocionante aventura.

Una de las cosas que más captó mi atención, y un tema del que he hablado en ocasiones anteriores, es la importancia de estar y sentirte acompañada durante la transición hacia la maternidad, pues como sabemos, ésta puede ser muy solitaria por momentos, y al tratarse de tantas experiencias nuevas, contar con alguien que nos apoye emocionalmente es sin duda algo esencial.

Y es que por más libros, blogs o revistas que podamos leer con consejos acerca de la crianza y cuidado de los hijos, lo cierto es que los mejores consejos y el mejor apoyo, proviene de otras mujeres que entiendan lo que estamos pasando. Conectar con madres que comprendan realmente cómo nos sentimos, ayuda a que los momentos más duros de la maternidad sean más llevaderos.

Con esto no digo que los libros y sitios de crianza no sirvan, ni que los consejos de madres con mayor experiencia no sean buenos. Todos ellos sirven, y en muchos casos pueden ayudarnos a entender mejor cómo hacer las cosas y a darnos una orientación acerca de lo que debemos o no hacer.

Sin embargo, cuando de apoyo emocional se trata, no existe nada más reconfortante que tener a nuestro lado a alguien que está viviendo lo mismo que nosotras y realmente comprende lo que estamos viviendo. Y si alguien necesita mucho apoyo emocional, es una madre reciente.

Contar con una red de apoyo de madres que estén viviendo esta nueva experiencia a la par de nosotras, como lo hemos visto en series como "The Letdown" y "Workin' Moms", donde las protagonistas forman parte de un grupo de madres recientes con hijos de la misma edad, nos ayuda a sentirnos menos perdidas y también, nos enseña a conocer otros puntos de vista.

Personalmente, creo que tener amigas mamás con hijos de la misma edad de los tuyos, es algo que te ayuda a mantenerte cuerda. A veces hay etapas que pueden ser muy confusas o agobiantes, y tener en ese momento a alguien que lo entienda, ayuda a no sentir que te vuelves loca o sentir que estás fallando como madre.

Poder enviar un mensaje cuando ambas están despiertas en esas madrugadas que parecen eternas, pedir consejos cuando sus hijos pasan alguna etapa difícil y poder desahogarte libremente con alguien que te comprenda al cien por cierto, son algunas de las cosas que puede aportarte el tener amigas madres.

¿Cómo encuentro mi tribu?

Madres Amigas Paseo

Claro, tener una red de apoyo de madres es algo que se dice fácil, pero no siempre lo es. Encontrar otras mamás que tengan hijos de la misma edad puede volverse complicado, pero afortunadamente hay varias formas de buscar y encontrar tu propia tribu de mamás que te acompañen.

Por ejemplo, inscribir a tu hijo en alguna clase o visitar con frecuencia algún parque o plaza, puede ayudarte a conocer otras madres con hijos de edades similares. Si estás embarazada, esto no tiene que esperar necesariamente hasta que nazca tu bebé, pues incluso puedes comenzar a hacer amistad con otras madres al asistir a clases de preparación al parto. En algún lado, está otra mamá buscándote a ti también.

Otra opción, y la que en mi caso ha funcionado, es que no tengo físicamente cerca a otras madres con hijos de la misma edad de mi hija, pero afortunadamente y con el uso de las redes sociales, he podido formar una tribu virtual que me acompaña en la distancia, y que está a solo una llamada o un mensaje de texto.

Así que, porque ser mamá no siempre es fácil y porque puede ser realmente reconfortante escuchar un "a mí también me sucede" o "yo me siento igual", considero que es sumamente importante vivir la maternidad acompañada de mujeres que estén en la misma etapa que tú.

Fotos | iStock

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir