Publicidad

'Madres trabajadoras', la serie canadiense que llega a Netflix para mostrar una maternidad real y llena de humor
Ser Padres

'Madres trabajadoras', la serie canadiense que llega a Netflix para mostrar una maternidad real y llena de humor

Publicidad

Publicidad

Pocas cosas cambian tanto la vida como tener hijos. Y aunque sin duda los padres también pasan por muchos cambios a nivel biológico y emocional, son las madres quienes viven la experiencia de tener hijos como una transformación total de mente y cuerpo, tras la cual deberán readaptarse a muchas cosas.

Una de ellas, es la vuelta al trabajo después de terminar la baja maternal, que es justamente la trama de la serie canadiense "Workin' Moms", que ha llegado con su primera temporada a Netflix, mostrando los altos y bajos de la vida de cuatro madres trabajadoras.

Originalmente "Madres trabajadoras" se estrenó en Canadá en 2017, pero recientemente la primera temporada fue añadida al catálogo de Netflix, dándonos la oportunidad de disfrutar esta serie que trata de forma real, a veces con humor y a veces con drama, el periodo del postparto y el regreso a la vida laboral después de tener un bebé.

La historia es protagonizada por el personaje de Kate Foster (interpretada por Catherine Reitman, escritora y creadora de la serie), quien es una madre que trabaja en una agencia de relaciones públicas y deberá regresar a su trabajo de oficina tras ocho meses de baja maternal, encontrándose con que muchas cosas han cambiado durante su ausencia.

A ella, la acompañan en la serie otras tres madres: Anna Carlson (interpretada por Dani Kind), Frankie Coyne (Juno Rinaldi) y Jenny Mathews (Jessalyn Wanlim). Las cuatro asisten a un grupo de apoyo para madres en el postparto, en el que se reúnen una vez a la semana para conversar con más mujeres, acerca de distintos temas relacionados con la maternidad como porteo, lactancia y vida sexual después del parto.

Desde los primeros minutos del primer capítulo, la serie aborda temas importantes y muy reales que viven las madres recientes, como la depresión postparto, la forma en la que quedan los pechos tras la lactancia y el miedo de regresar a la vida laboral después de haber pasado meses con un bebé.

Pero no pienses que es una serie en la que se hable de la maternidad de una forma idealizada o todo sea tratado con mucha sensibilidad. En realidad, si algo la caracteriza es su gran sentido del humor, que en ocasiones puede ser un poco fuerte o ácido, para tocar estos temas que son muy cercanos para cualquier mujer que haya pasado o se encuentre viviendo el postparto.

Workin Moms

La serie aborda en ocasiones de forma dramática y otras de forma sarcástica, diversas problemáticas y situaciones por las que pasan las cuatro madres. Por ejemplo, en el caso de Kate, quien aunque le cuesta trabajo separarse de su hijo para volver al trabajo, se rehúsa a renunciar a la gran trayectoria llena de triunfos y ascensos que llevaba antes de quedar embarazada.

En el caso de Anna, quien es madre de una preadolescente y de un bebé, volver a retomar su trabajo como psicóloga puede convertirse en todo un reto, a causa de las problemáticas y situaciones inesperadas que se viven dentro de su casa, en la escuela con su hija y en su familia.

Por otro lado, a Frankie, quien regresa a su trabajo como vendedora de casas mientras su pareja se encarga del cuidado de su bebé, comienzan a atormentarla algunos síntomas de depresión postparto que la orillan a actuar un poco loca y a buscar ayuda.

En general, la serie aborda no sólo el postparto y el regreso a la vida laboral después de tener un bebé, sino también muestra todos los cambios y dificultades que se presentan en sus relaciones de pareja, como la falta de deseo sexual o el hecho de que la relación se centre ahora en el bebé y no haya tiempo de calidad para la pareja.

También, muestra algunas situaciones tristes que viven las madres que dejan a sus hijos a cargo de alguien más para salir a trabajar fuera de casa: ver que sus hijos tengan una relación más cercana con la niñera, o perderse algunas de sus primeras veces por estar trabajando.

Personalmente, he visto nueve de los doce capítulos que conforman la serie, y aunque hay algunas situaciones que no me han encantado y quizás su sentido del humor pudiera resultar demasiado pesado en algunas escenas, en general "Workin' Moms" me parece una buena opción que madres y padres primerizos (y no tan primerizos) pueden disfrutar y con la cual se sientan identificados.

Fotos | Workin' moms

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir