Compartir
Publicidad
Día de los abuelos: Gracias papás, por el cariño que dan a nuestros hijos y ser los mejores abuelos que ellos pueden tener
Nuestras experiencias

Día de los abuelos: Gracias papás, por el cariño que dan a nuestros hijos y ser los mejores abuelos que ellos pueden tener

Publicidad
Publicidad

Hace unos días, mi madre me envió uno de esos mensajes reflexivos acerca de la familia, donde un autor anónimo compartía que hay un periodo de la vida en el que los padres se quedan sin hijos cuando éstos crecen, explicando que los nietos son la segunda oportunidad para volver a dar todo ese cariño que dejaron pendiente a sus hijos.

Ese mensaje, que me sacó un par de lágrimas, pudo plasmar claramente algo que muchos hemos visto de primera mano: el amor inmensurable que tienen los abuelos a sus nietos. Por eso, hoy queremos dedicar un mensaje especial y decir: gracias papás, por ser los mejores abuelos que nuestros hijos pueden tener.

De padres a abuelos

Desde que somos pequeños, tenemos una imagen y concepto acerca de nuestros padres, que va evolucionando de forma gradual con el paso del tiempo y conforme vamos creciendo. Y entonces tienes tus propios hijos, y eres testigo de una transformación impresionante en ellos: convertirse en abuelos.

Y entonces, te das cuenta que esas dos personas que te cuidaron y criaron desde que naciste, tienen un lado que era completamente desconocido para ti, y que sin duda es una de las revelaciones más preciosas de las que puedes ser testigo como hijo.

En mi caso, ver a mis padres transformarse en abuelos cuando me convertí en madre, fue algo que no solamente me dio alegría, sino que me hizo apreciarlos aún más. Por eso hoy, quiero decirle a ellos, y a todos los abuelos del mundo: gracias.

Gracias papás, por ser los mejores abuelos

Abuelos Nieta

Ahora que tenemos nuestros propios hijos, finalmente podemos comprender todas esas cosas que en su momento hicieron por nosotros cuando éramos pequeños. Siempre velaron por nosotros, nos cuidaron, alimentaron, vistieron, educaron y criaron, hasta que llegamos a una edad y madurez en la que fuimos capaces de hacerlo por nosotros mismos.

Ahora que son abuelos y sabemos lo que representa tener hijos, reconocemos y valoramos aún más cada cosa que hacen por ellos. Porque aunque aquellos tiempos en los que dependíamos de ustedes han quedado en nuestra propia infancia, nunca nos han abandonado. Al contrario, siguen al pendiente de nosotros, y ahora también, de nuestros hijos. Y por eso les damos gracias.

Gracias, por mostrarnos que el cariño de la familia es algo que no tiene fin, y que no se va dividiendo conforme ésta va aumentando, sino que se va multiplicando. El amor que dan a sus nietos, es único y especial, como ningún otro.

Gracias, por seguir las ocurrencias de nuestros hijos, permitiéndonos ver que dentro de ustedes aún vive un niño, que vuelve a salir cuando nuestros hijos juegan y tienen conversaciones acerca de la vida con ustedes. Ver ese brillo en sus ojos al estar con ellos, es algo que nada en el mundo puede igualar.

Abuelos Nieta Burbujas

Gracias por ser la alegría de sus nietos. Escuchar que les llaman abu, abuelito, abuelita, yayo, yaya, nana, tata, nono y nona, con una voz llena de cariño y la mirada llena de felicidad, es uno de los sentimientos más bonitos que nos regala ver esa mágica relación que existe entre ustedes.

Gracias, porque aunque los nietos no son su responsabilidad, en ocasiones nos los piden "prestados" y nos regalan a nosotros pequeños momentos de descanso. Pero lo que realmente agradecemos de eso, es que dediquen espacios para ellos, pues ese tiempo que pasan con ellos vale oro, ya que es tiempo de cariño que anida en el recuerdo y permanecerá para siempre en sus corazones y su memoria.

Gracias también, por sus consejos de crianza. Porque ahora entendemos que nadie nace sabiendo ser padre, y en su momento ustedes también hicieron lo mejor que pudieron. Ahora nos comparten valiosas lecciones acerca de la vida y nos tratan de enseñar con su experiencia lo que es verdaderamente importante: que nuestros hijos sean felices y amados.

Y finalmente, ahora que hablamos del amor hacia los hijos, queremos agradecerles por ese amor incondicional que continúan regalando cada día. Por enseñarnos que nunca se deja de ser padres, y por mostrarnos que el cariño entre generaciones es uno de los más hermosos que existen.

Gracias papás, por ser los mejores abuelos que nuestros hijos pueden tener.

Fotos | iStock

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio