Carta a mis tres hijos: "Todos sois mis favoritos y mi amor por vosotros crece cada día"

Carta a mis tres hijos: "Todos sois mis favoritos y mi amor por vosotros crece cada día"
Sin comentarios

"Todos sois mis favoritos", del escritor Sam McBratney es uno de los cuentos imprescindibles en nuestra biblioteca de casa. Si no lo habéis leído con vuestros peques os lo recomiendo, sobre todo si tenéis más de un hijo y en algún momento alguno os ha preguntado aquello de: "Mamá, ¿a quién quieres más?".

Explicar a un niño el amor que siente una madre no es nada fácil, pues cuesta encontrar las palabras exactas que describan un sentimiento tan profundo, salvaje y único como el amor maternal. Aún así, he querido intentarlo a través de esta íntima y sincera carta dirigida a mis tres hijos.

En ella les cuento que el amor de un padre o una madre no se divide, sino que se multiplica, y que tiene una peculiaridad fascinante, y es que nunca tocará techo, y crecerá y crecerá conforme ellos sigan creciendo.

Queridos hijos:

Parece que fue ayer cuando escuché el latido de vuestro corazón en aquel pequeño monitor. Recuerdo la punzada tan brutal que sentí en mi pecho en aquellos momentos y cómo, sin saber muy bien por qué, las lágrimas empezaron a resbalar por mis mejillas sin control.

Esta escena, que viví por primera vez hace 12 años, volvió a repetirse con la misma intensidad años después, y luego otra vez, y otra, y otra, y otra más. En total han sido seis corazones (tres aquí, y tres que dejaron de latir demasiado pronto) los que hicieron estallar el mío cuando los escuché por primera vez.

"¿Y sabéis cómo se llama aquello que sentí, hijos míos? Se llama AMOR. Un amor infinito, profundo, potente, único, incondicional... Un amor totalmente diferente a todo lo vivido hasta el momento".

Ese amor es el que hace que a pesar de las circunstancias que nos mande la vida, una madre siempre permanezca al lado de sus hijos, entregando lo mejor de sí misma y luchando como una leona cuando las cosas se ponen difíciles.

¿Pero queréis que os cuente que es lo mejor de todo? Pues que este amor tan increíble no se divide ni se estanca, sino que crece y se multiplica hasta hacerse tan inmenso como el mismísimo universo. Aunque, una vez más, esto es algo que las madres descubrimos con el tiempo.

Y es que todavía me recuerdo embarazada de tí, mi segunda niña, dubitativa y temerosa por no saber si sería capaz de amarte tanto como amaba a tu hermano. "¿Y si no te quiero igual?", "¿y si en mi corazón no hay sitio para tanto amor?", "¿y si no logro estar a la altura que te mereces?"... me preguntaba con frecuencia.

"Pero todas estas dudas se disiparon en cuanto naciste, y por segunda vez me volví a enamorar locamente de un diminuto ser al que no podía dejar de besar, oler y admirar"

Y después de ti, mi princesa arcoiris, llegaste tú, mi tercer y último bebé, aunque contigo partía con ventaja porque ya sabía que el botón del amor se encendería en el mismo momento en que empezara a notar tus movimientos dentro de mí.

Así que cuando me preguntáis si es posible amaros a todos por igual la respuesta es SÍ. Un amor igual aunque diferente, que os acepta de manera única e incondicional, sabiendo sacar lo mejor de cada uno de vosotros, admirando vuestras cualidades y dándoos lo que necesitáis de manera exclusiva.

Y esto es así ahora, como lo fue cuando erais bebés y cómo lo será cuando toque soltar vuestra mano y echarme a un lado para que emprendáis vuestro propio camino. Pero a pesar del tiempo y de lo que nos depare el destino, tened por seguro que mi amor por vosotros seguirá creciendo cada día, sin topes ni metas.

En Bebés y Más | "¿En qué momento creciste tanto, bebé?", 21 canciones en español para dedicar a tus hijos que te emocionarán por su sensibilidad

Temas
Comentarios cerrados
Inicio