Publicidad

"Se ha creado un hueco en mi corazón": Chrissy Teigen se sincera sobre la pérdida de su bebé en una emotiva carta

"Se ha creado un hueco en mi corazón": Chrissy Teigen se sincera sobre la pérdida de su bebé en una emotiva carta
Sin comentarios

La pérdida de un bebé es un momento muy duro del que poco se habla y que muchas parejas sufren en silencio. Hace algunas semanas compartíamos la triste noticia de Chrissy Teigen y John Legend, quienes perdieron el tercer bebé que estaban esperando.

Ahora, Chrissy finalmente se siente lista para hablar y además de compatir por qué su embarazo no pudo continuar, agradece el apoyo recibido, explicando por qué decidió tomar y compartir las fotografías, así como la importancia de hablar más sobre estos temas.

A través de su cuenta de Instagram, la modelo y madre de dos hijos ha compartido un escrito que publicó en Medium, donde habla por primera vez de la pérdida de su bebé Jack, ocurrida hace casi un mes.

"Hola. No tenía idea de cuándo estaría lista para escribir esto", comienza diciendo Chrissy en su escrito, explicando que aunque no sabía realmente como empezaría, sentía que lo correcto era iniciar dando las gracias.

"Durante semanas, nuestro piso se ha visto cubierto de flores de amabilidad. Notas nos han inundado y cada una de ellas ha sido leída con lágrimas en los ojos. Los mensajes de extraños en redes sociales han consumido mis días, la mayoría comenzando con un 'sé que probablemente no leas esto, pero...'. Puedo asegurarles, que sí lo he hecho."

"Pero también les diré, que los mejores mensajes comenzaban con un 'No tienes que responder a esto, pero...'. Después de perder a Jack, me encontraba preocupada al pensar que no podría responder a todos los que me mostraron su extrema amabilidad. Muchos compartieron increíbles experiencias personales conmigo, otros compartieron libros y poemas. Quería darle las gracias a todos, compartir nuestra historia con cada persona. Pero sabía que no estaba en condiciones de hacerlo. Para mí, ese 'no necesitas responder' fue un verdadero alivio. Gracias por todas y cada una de ellas".

Entonces, procede a explicar qué fue lo que sucedió ese trágico día, en el que recorrían el hospital tristes, mientras escuchaban a otras familias celebrar el nacimiento de sus bebés, algo que sin duda fue terriblemente doloroso en el momento.

"En este punto ya había aceptado lo que sucedería: me pondrían una epidural y me inducirían el parto de nuestro bebé a las 20 semanas, un bebé que jamás habría sobrevivido en mi barriga (por favor disculpen estos términos tan simples)."

Chrissy cuenta que previo a esto, estuvo un mes en reposo absoluto, haciendo lo posible por llevar su embarazo de forma segura hasta las 28 semanas. Pero los médicos le diagnosticaron desprendimiento de placenta. Esperaban que las cosas mejoraran, pero diariamente ella sangraba ligeramente durante todo el día.

Si bien esta no es la primera vez que tenía complicaciones relacionadas con su placenta (su hijo Miles debió nacer un mes antes debido a que no recibía los nutrientes suficientes), sí era la primera vez que ésta se desprendía, poniendo en riesgo su vida y la de su bebé.

"Podía haber pasado esos días en el hospital, pero no hubiera hecho mucha difeencia. Me visitaban médicos en casa, mientras yo intentaba convertir silencionsamente sus palabras negativas en positivas, pensando que al final todo saldría bien. Finalmente, tuve una mala noche en cama y una ecografía no muy buena, mientras sangraba más y más.
[...]
Después de algunas noches en el hospital, mi doctor me dijo exactamente lo que yo sabía que venía: era momento de decir adiós. Él simplemente no sobreviviría a esto, y si continuábamos por más tiempo, posiblemente yo tampoco lo haría. Tratamos con bolsas y bolsas de transfusiones, cada una de ellas pasando por mi como si no hubiéramos hecho nada. Una noche, ya tarde, me dijeron que era tiempo de dejarlo ir a la mañana siguiente. Lloré un poco al inicio, pero después el llanto aumentó, dificultándome respirar debido a mi increíblemente profunda tristeza. Aún al escribir esto, puedo sentir nuevamente todo ese dolor.

Chrissy comparte que cuando la preparaban, pidió a John que tomara las fotografías que ahora todos hemos visto, en las que es palpable el increíble dolor que ella estaba viviendo. Él no estaba seguro de hacerlo, y se sentía muy incómodo tomándole fotografías mientras ella sufría tanto, pero ella insistió.

"Él lo odió. Podía notarlo. No tenía sentido para él en ese momento. Pero sabía que yo necesitaba este momento para siempre, de la misma forma en la que necesito recordarnos a nosotros besándonos en nuestra boda, de la misma forma en la que recuerdo nuestras lágrimas de felicidad después de recibir a Luna y Miles. Y absolutamente sabía que necesitaba compartir esta historia".

"No puedo expresar lo poco que me importa que algunos odien las fotos. Lo poco que me importa que no es algo que ustedes hubiesen hecho. Yo lo viví, yo elegí hacerlo, y más que nada, esas fotografías no son para nadie más que para las personas que han vivido esto, o tienen la curiosidad de saber cómo es algo como esto. Estas fotografías son para las personas que las necesiten. Lo que piensen otros no me importa".

Después de varias horas tras recibir la epidural, Chrissy dio a luz a su bebé que nació sin vida, quien posteriormente fue sostenido por ella, John y la madre de Chrissy, que les acompañó durante este difícil momento. Cada uno se despidió de él por separado y Chrissy besó sus manitas y pies cientos de veces.

"Las personas dicen que una experiencia como esta crea un hueco en tu corazón. Ciertamente se ha creado un hueco, pero fue llenado con el amor de algo que quise muchísimo. No se siente vacío, este espacio. Se siente lleno".

"Tal vez demasiado lleno, de hecho. A veces me encuentro llorando repentinamente, pensando en lo feliz que soy de tener dos maravillosos niños pequeños que llenan esta casa de amor. A quienes lleno de amor mientras me gritan mamá. No me importa".

Por un lado, Chrissy lamenta que su dolor haya sido sufrido por otras personas al haber hecho tan público todo, pero al final, todo ha valido la pena:

"Los momentos de amabilidad han sido hermosos. Fui a la tienda y la dependienta agregó flores en secreto a mi carrito. A veces algunas personas se acercan y me dan una nota. Lo peor de esto es saber que muchas mujeres no recibirán estos tranquilos momentos de alegría de personas extrañas. Les ruego que compartan sus historias y que sean amables con aquellos que abran sus corazones. Sean amables en general, pues no todos podrán abrirlos".

Chrissy termina su carta diciendo que ha decidido compartir este escrito porque necesitaba decir algo antes de seguir adelante y volver a su vida, agradeciendo la oportunidad que le han dado de hablar abiertamente de esto y el increíble apoyo recibido durante estos difíciles momentos.

Foto | Chrissy Teigen
Vía | Today
En Bebés y más | "Nadie te prepara para vivir ese momento tan doloroso": una madre ante la difícil decisión de interrumpir el embarazo y dar a luz a su bebé sin vida, El emotivo proyecto que sensibiliza y hace visibles las pérdidas gestacionales y neonatales

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios