Publicidad

Una enfermera da a luz a su segundo bebé sin saber que estaba embarazada, y tras intentar aliviar los dolores de parto con paracetamol

Una enfermera da a luz a su segundo bebé sin saber que estaba embarazada, y tras intentar aliviar los dolores de parto con paracetamol
Sin comentarios

¿Es posible estar embarazada de tu segundo hijo pero no saberlo hasta el momento de dar a luz? ¿Se pueden padecer dolores de parto durante horas pero no darte cuenta de que vas a tener un bebé hasta que rompes aguas?

Por increíble que resulte, esto es lo que le ha ocurrido a una enfermera de Sunderland (Inglaterra), que tras aguantar los dolores durante su turno de trabajo en una unidad de cuidados intensivos, regresó a su casa donde acabó dando a luz a su hija con ayuda de su marido, ante la sorpresa mayúscula de ambos.

Creía que los kilos que había engordado se debían al confinamiento

Emma Hindmarsh tiene 31 años y un hijo de tres años. Trabaja como enfermera en una unidad mental de un hospital, donde el pasado 2 de mayo le tocó realizar un turno de 12 horas.

Según explican diversos medios británicos, la mujer comenzó a sentir dolores durante su turno, pero inicialmente no le dio importancia. Solo después de acabar su jornada laboral, decidió tomarse un paracetamol porque las molestias iban en aumento, llegando incluso a pensar que podía tratarse de un apendicitis.

Cuando llegó a casa alertó a su marido de que no se encontraba bien, y decidieron llamar a los servicios de emergencia para que les informaran sobre cómo proceder, ya que debido al coronavirus no quería ir al hospital a no ser que fuera necesario.

Pero los dolores eran cada vez más intensos y Emma tuvo que tumbarse en la cama, momento en el que rompió aguas y se dio cuenta de que lo que le ocurría era que estaba de parto. Ya no daba tiempo a marcharse al hospital, así que fue su pareja fue quien la atendió, dando la bienvenida a su segunda hija.

La niña nació con algo más de dos kilos y medio de peso, e inmediatamente fueron trasladadas al hospital en una ambulancia, donde han permanecido ingresadas unos días. Allí, los médicos constataron que la pequeña había nacido unas semanas antes de lo previsto, pero que su estado de salud era perfecto.

La mujer cuenta que en ningún momento presentó síntomas de embarazo como las náuseas, y que aunque en las últimas semanas había notado un ligero aumento de peso, lo achacaba al hecho de haber estado comiendo más durante el confinamiento.

En cuanto a si es posible no sentir los movimientos y patadas del bebé, especialmente en una madre que no es primeriza, los médicos creen que la posición en la que estaba colocada la placenta pudo haber contribuido a que esas sensaciones no fueran tan notorias, pasando desapercibidas con el ajetreo del día a día.

Madre y bebé se encuentran perfectamente, aunque la familia aún sigue en estado de shock por lo ocurrido. El padre ha afirmado al diario Daily Mail que la situación es "totalmente surrealista", si bien se encuentran especialmente felices y pletóricos por el nacimiento de la pequeña.

¿Pero es posible estar embarazada sin saberlo?

embarazo

Aunque no pongo en duda el hecho de que esta mujer afirmara no saber que estaba embarazada, personalmente me cuesta mucho entenderlo, más aún cuando no eres madre primeriza y el recuerdo del último embarazado es bastante cercano.

Es cierto que hay embarazadas que tienen la suerte de vivir los nueve meses sin un sólo síntoma, que no padecen náuseas y que incluso el volumen de la tripa pasa desapercibido. Pero, ¿realmente es posible no notar en ningún momento las patadas y movimientos del bebé y las contracciones de Braxton Hicks?

Cuando somos primerizas, los primeros movimientos de nuestro bebé -que se suelen sentir en torno a la semana 18 o 20-, es probable que pasen desapercibidos al principio. No sabemos lo que son ni lo que deberíamos sentir, por lo que esas burbujitas que notamos de inicio puede que las achaquemos a gases o molestias intestinales. Pero a medida que el embarazo avanza, las patadas del bebé pasan a ser claramente identificables e inconfundibles.

Lo mismo puede ocurrir con el endurecimiento de la tripa a causa de las contracciones de Braxton Hicks, que aunque no son dolorosas, sí pueden resultar molestas y fácilmente identificables a medida que la gestación avanza.

Por otro lado estaría el tema de la ausencia de menstruación durante el embarazo, pero desconocemos ese dato en la noticia. Quizá la mujer no tuviera la regla aún cuando se quedó embaraza porque estaba dando el pecho a su hijo. No lo sabemos.

Sin duda este tipo de noticias no dejan de sorprendernos, y en Bebés y Más nos hemos hecho eco de ellas en más de una ocasión. ¿Qué os parece a vosotras?

Foto | iStock

Vía | Metro UK

En Bebés y Más | Una mujer se entera de que está embarazada tres horas antes de parir, ¿Se puede llegar al parto sin saber que estás embarazada?

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios