Publicidad

En el segundo embarazo, los movimientos del bebé se perciben antes

En el segundo embarazo, los movimientos del bebé se perciben antes
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

La tan esperada primera patadita del bebé dentro del vientre materno se percibe antes en el segundo embarazo. Al comienzo se siente como una especie de burbujeo o mariposeo y más tarde, las pataditas o las manitas chocando con las paredes del útero.

No siempre sucede así, ya que depende de cada mujer y de su propia condición física. Pero, en general, la percepción del movimiento del bebé durante el primer embarazo se produce aproximadamente entre la semana 18 y la semana 20, mientras que en el segundo se produce entre la semana 16 y la semana 18.

Si el embarazo es múltiple o la fecha de embarazo es errónea y en realidad estamos embarazadas de más tiempo, también es posible que los movimientos se noten antes.

¿Por qué se suelen sentir antes?

Se debe a que en el segundo embarazo, tanto los músculos de la pared abdominal como del útero, que se han dilatado durante el primer embarazo, están menos tonificados. Al tener los músculos del abdomen más distendidos tras un embarazo previo, es más fácil que cedan a los primeros movimientos (desplazar un músculo prieto o notar que es empujado es más difícil).

Ese es el motivo por el cual la madre puede apreciar más fácilmente hasta los más débiles movimientos del feto. Los notarás de forma muy leve al principio, pero a medida que pasen las semanas serán más enérgicos.

Es normal percibir sus movimientos cuando estás relajada y con más intensidad cuando vayas a dormir. También es habitual que se mueva más por la tarde y cuando has comido.

También, la experiencia cuenta. La primera vez es posible que se confundan los primeros movimientos con gases o vibraciones digestivas. En cambio, en el segundo embarazo la madre ya sabe identificarlos y distinguir que se trata efectivamente de los movimientos del bebé dentro del útero.

Lo cierto es que notar que el bebé se mueve dentro de ti es algo maravilloso y tranquilizador, ya que los movimientos del bebé son una señal de bienestar fetal.

En Bebés y más | Los increíbles movimientos de un bebé dentro de la barriga de su madre, Los cinco miedos más habituales en el segundo embarazo (y qué puedes hacer para neutralizarlos)

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir